DESFILADERO DE JABUNKLA, ¿LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL EMPEZÓ EL 26 DE AGOSTO?

                                                                                                     #ElAnaqueldeEsaú
Hoy Esaú nos lleva a agosto de 1939 justo unos días antes del comienzo oficial de la Segunda Guerra Mundial para conocer una operación de “comandos” previa al famoso 1 de septiembre y al Incidente de Glewitz.  
- “¡Descender!” -gritó el teniente coronel Albrecht Herzner, y con estas palabras tropas del denominado Cuerpo Franco de los Sudetes alemanes entraban en la guerra el 26 de agosto de 1939, día X establecido por la OKW (Oberkommando der Wehrmacht, Alto Mando de las Fuerzas Armadas) para la invasión de Polonia.


Su misión era ocupar y defender el desfiladero de Jablunka el acceso meridional más importante a Polonia (actualmente en la Republica Checa, pero que por aquel entonces era polaca ya que por el tratado de Munich había sido ocupada por Polonia a Chequia cuando esta desapareció anexionada por el Reich), hasta ser relevados por las vanguardias del ejército alemán que a las 4:15 horas habían iniciado la invasión de todo el territorio polaco… pero nada de lo anterior había ocurrido, y los 70 hombres que formaban el comando de Herzner estaban invadiendo Polonia en solitario (según otras fuentes solo eran 30, lo que daría mayor brillo a la acción si fuese así). [Nota BHM: al parecer iban vestidos con ropas civiles y uniformes polacos lo que iría en contra de la Convención de Ginebra por lo que podrían ser ejecutados como espias].
Imagen de Herzner con sus nombres, agosto de 1939. Crédito: Dobroni
Lo que había ocurrido es que a las 16:30 del 25 de agosto, Hitler había sido informado de la alianza que Francia y Gran Bretaña habían firmado con Polonia a lo largo de la mañana, y tras reunirse con el OKW, decidieron cancelar la orden de invadir Polonia, que previamente había sido dada a las 15:00 horas. Todas las tropas fueron avisadas, ya fuese por radio, o mensajeros, pero Hernzer se encontraba en Sillein (actualmente Zîlina en Eslovaquia) en una zona montañosa donde las comunicaciones por onda apenas funcionaban, y los mensajeros se extraviaron, por lo que el comando se dispuso a afrontar su misión tal y como se le había ordenado.

Los Brandenburgueses

Cuando en 1940 el teniente David Stirling planeó la creación de una unidad altamente entrenados, con mucha movilidad y la sorpresa como aliada, podría atacar, destruir o tomar una posición en apoyo de las fuerzas convencionales, estaba copiando una idea que previamente los alemanes ya habían desarrollado. Fue el Almirante Wilhem Canaris, dentro de su Abwehr (Servicio de Inteligencia del ejército) el que desarrolló la idea de unidades destinadas al sabotaje y a operaciones de espionaje, formadas por nativos de otros países, pero de ascendencia alemana, lo que les permitiría integrarse y pasar más desapercibidos. De estos grupos surgirían posteriormente los Brandenburgueses, de los que hablaremos otro día.  

Ocupar el túnel

La misión que tenía Herzner era ocupar la estación de ferrocarril de Mosty, y sobretodo evitar que los polacos destruyesen el túnel que hay cerca, apoderándose de él y retirando los explosivos que se sospechaban habían colocado para activarlos en caso de invasión.
Tte de Reserva Dr. Hans-Albrecht Herzner
El ataque funcionó tal y como estaba previsto, la estación fue tomada porque no había soldados en las posiciones defensivas (lo que no les extrañó) la aseguró y ocupó ambos lados del túnel sin encontrar explosivos y unos pocos guardias. Posteriormente fueron llegando a la estación trenes y soldados polacos que no entendían lo que pasaba, y que ese grupo de soldados les dijesen que estaban en guerra y que tenían que rendirse. Llego a haber 2000 prisioneros polacos (recordemos que eran 70/30 brandenburgueses) ya que cada vez que un tren con tropas entraba en la estación eran sorprendidos por ametralladoras que les apuntaban anunciando que eran más de los que aparentaban.
A las 9:30 de la mañana, Herzner sospecha que algo no funciona, los últimos oficiales polacos le han dicho que por lo que ellos sabían, no había aun un estado de guerra entre ambas naciones, y las tropas de la 7ª División de Infantería que debía ocupar el túnel, aun no habían llegado. Para las 12:00, las tropas polacas de las cercanías empiezan a acercarse a la estación, y a establecer artillería, si bien no disparan por miedo a que se tomen represalias contra los prisioneros. En ese momento, el radiotelegrafista consigue contactar con la división, algo que lleva horas intentando, y desde la división le dicen a Herzner que ha iniciado una invasión por su cuenta, y que no pueden ayudarle de ninguna manera, ni darle instrucciones, y evidentemente, no puede rendirse. Establecido una posición defensiva, al llegar la oscuridad las tropas de Herzner se escabulleron por el bosque de vuelta a Eslovenia, despegándose de los polacos que no sospechaban nada y pensaban que aun estaban en la estación. Era el fin de esta “guerra en la paz”.
Tres días después la guerra comenzó “oficialmente” cuando los “polacos” atacaron la estación de radio de Gleiwitz, pero los 70 hombres de Herzner descansaban de su particular guerra, y posteriormente se integrarían en la “Compañía de Instrucción 800” en Brandenburgo (de ahí su nombre posterior). Como curiosidad, Canaris recomendó la Cruz de Hierro para el teniente Herzner, pero le fue denegada por Keitel porque oficialmente no estaban ese 26 de agosto en guerra, y no eran pues una “acción bélica” per se.



La Fuente
Libro "Comandos Secretos de la
Segunda Guerra Mundial
"
Esta información y todo lo que tenga que ver con los Brandenburgueses lo podéis encontrar en Comandos secretos de la II Guerra Mundial de Wener Brockdorff (seudónimo, pues su verdadero nombre era Alfred Jarschel, jefe de las juventudes Hitlerianas y por ello algunos de sus escritos son muy cuestionados) y que en España fue editado por Luis Caralt (que en su momento publicó obras como las memorias de Rommel, o Manstein, y otros clásicos que hoy en día se han reeditado por otras empresas, si bien como en este caso, solo podemos encontrarlo en la versión de 1972) Del autor poco se puede decir, se mezcla la realidad con la ficción, como le ocurrió a muchos jerarcas nazis que tras la guerra jugaron al despiste. En el caso de las fuentes para el libro, el autor se basa en memorias de miembros de las diversas unidades (aunque como se ve en el título también trata a los comandos británicos, rangers norteamericanos y servicio secreto soviético) y achaca que la mayoría de las fuentes originales se encuentran en el Pentágono (en ese momento).
El tema de Jablunka ha sido tratado por otros autores, que han llegado a la conclusión que la misión no fue tan impecable; el túnel no fue ocupado; no hubo tantos prisioneros; el ataque no llegó a sobrepasar las 7 horas y encima, al día siguiente una delegación de oficiales alemanes tuvo que pedir perdón a las 21ª División de Infantería polaca por el incidente, que arguyeron fue obra de una unidad dirigida por un loco. Y como colofón, el túnel fue volado por los polacos el día 1 de septiembre.
Tunel de Jabunkla destruido por los polacos
Quiere esto decir que todo lo que se dice en el libro sea mentira (como las obras de Sven Hassel) pues no se podría llegar a su nivel de imaginación, porque las acciones ocurrieron, pero quizás habría que tomarlas con pinzas, y si queremos ampliar la información, lo mejor es buscar en la red.

Desfiladero de Jabunkla, ¿la Segunda Guerra Mundial empezó el 26 de agosto?” Esaú Rodríguez Delgado - Bellumartis Historia Militar

Comentarios

SÍGUENOS

  Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos por RSS Siguenos en YouTube Siguenos en Pinterest Siguenos en Blogger