LA ARMADA COREANA EN EL SIGLO XVI: LOS BARCOS TORTUGA

LA ARMADA COREANA EN EL SIGLO XVI: LOS BARCOS TORTUGA
         A finales del siglo XVI en el otro extremo del mundo se produjo una guerra entre dos potencias territoriales en la península de Corea, como sucedería siglos más tarde y cuyas consecuencias siguen sacudiendo la estabilidad del Lejano Oriente.
Corea pese a poseer un ejército en tierra con un tamaño considerable para lo que seria los estándares europeos de la época, unos 600.000 hombres de los cuales estarían desplegados 200.000 y el resto como reservistas, precisaba de la protección de China para poder hacer frente a los ataques japoneses. Debemos recordar que Corea era un reino súbdito del Emperador chino por lo que este le debía protección en caso de ataque como sucedería el 23 de mayo de 1592 cuando el recen unificado Japón decide dar comienzo a la Invasión de Corea en la llamada Guerra Imjin.

El regente japonés Toyotomi Hideyoshi,​ uno de los “grandes pacificadores de Japón”, en su plan de conquistar China necesitaba la península de Corea como cabeza de playa para su ataque. Ante la negativa de los gobernantes de la dinastía Joseon de permitir el paso a los enemigos de sus protectores chinos, los daimyōs y el regente decidieron ocupar la península. El avance por tierra fue rápido con la captura de Hanseong (actual Seúl) y Pyongyang,  gracias en parte a la falta de respuesta coreana por las disputas internas y sobre todo al uso de armas de fuego portuguesas por las tropas niponas.
Pero cuando todo parecía perdido surgió en el mar la última esperanza coreana, la magnífica flota del almirante Yi Sun-Sin.

EL ALMIRANTE YI SUN-SIN
LA ARMADA COREANA EN EL SIGLO XVI: LOS BARCOS TORTUGA
Estatua de Yi Sun Sin en Busan
Yi Sun Sin (hangul: 이순신, hanja: 李舜) nació en Seúl el 28 de abril de 1545 en el seno de una familia cortesana caída en desgracia. Tras vivir exiliado en Asan, a la edad de 28 años trató de entrar en el ejercito pero fue rechazado por fallar la prueba hípica. En su segundo intento fue admitido y con 32 años comenzó a servir como soldado raso en la frontera norte, en lo que se conocería posteriormente como Manchuria. Por méritos de guerra contra los belicosos pueblos jurchen ascendió a oficial y se ganó un nombre en la corte.
Fue propuesto por el alto funcionario Yu Seong-ryong al cargo de comandante naval de Jeolla en el extremo suroccidental de la península y donde destaca la isla de Jeju con una gran importancia estratégica al ser la puerta del mar de Corea.
Al tomar el mando de la armada tomo como primera medida mejorar la instrucción de la marinería y de los infantes embarcados. Además de establecer guarniciones permanentes en los puertos tomo la sabia decisión de mejorar las murallas como también fijar cables metálicos bajo el agua para evitar el desembarco japonés en ellos.

LOS BARCOS DE GUERRA COREANOS
Como consecuecia de la constante amenaza de los piratas japoneses (wakō), yurchenes y mongoles, el desarrollo de barcos de guerra fue una necesidad para el país desde tiempos de la dinastía Goryeo. Pero sería con la Dinastía Joseon cuando la armada coreana llegaría a su máximo esplendor, gracias a barcos que ganaban en calidad a sus oponentes nipones y por supuesto a los de sus aliados chinos.
Como era habitual en esos tiempos la mayor parte de la flota eran embarcaciones civiles que se militarizaban. En Corea se conocía como Hyepson a los rápidos barcos pesqueros armados que junto a los llamados “orejas de mar” componían lo que sería las extremos de la famosa formación de “alas de Grulla” que el almirante Yi emplearía durante la batalla de Hansando.
LA ARMADA COREANA EN EL SIGLO XVI: LOS BARCOS TORTUGA
Pintura de 1946d recreando como fue una
batalla naval en la época Imjin
En el centro de esta formación naval en “U” se encontrarían los barcos pesados, diseñados para la guerra y fuertemente armados. Las joyas de la armada eran los barcos a remos de la clase panokson y kobukson que con su protección y armamento se debían enfrentar a los colosos japoneses como los, seki bune (90 tripulantes y dos cañones), ataka bune de 33 metros de eslora (170 tripulantes y tres cañones) o el gigantesco Nihon Maru, una fortaleza flotante.  Ambas armadas tienen dos concepciones de la lucha naval antagónicas: los japoneses confiaban más en el combate de cercanía y en el abordaje, mientras que la táctica coreana era mantenerse alejados de sus enemigos y acribillarles con su superior artillería.

Clase Panokson (en Hangul:판옥선, en Hanja:板屋船)

LA ARMADA COREANA EN EL SIGLO XVI: LOS BARCOS TORTUGA
Panekson. Pintura de la época
El panokseon era un barco desarrollado exclusivamente para la guerra  en el año de 1555, el décimo año del reinado de Myeongjong. Con unos 25 metros de media de eslora con dos niveles y en el inferior se encontraban siete hileras de remos protegidos por los costados con madera. En la plataforma superior dotada de una torre se situaban los cañones y los infantes.

Kobukson o Geobukseon (거북선) o barco Tortuga

Kobukson. Grabado de la época
Yi Sun Sin según su diario personal, el Nanjung Ilgi, decidió resucitar el barco tortuga en 1591, basado en diseños anteriores a los que aportó una serie de mejoras. De hecho es habitual leer que fue el su inventor pero está demostrado que no fue así.
El barco tortuga recibí su nombre de su forma, ya que estaba de una especie de caparazón hecho de madera recubierto de tejas que daban una protección total a los remeros e infantes que se protegían bajo ella. Para impedir un posible abordaje japonés cuyos barcos eran más años se situraron estacas como si fueran espinas de un puercoespín.
En los 28 metros de eslora y los nueve metros de alto se situaban aparte de los remeros unas 15 piezas de artillería: seis a babor, seis a estribor y tres en la proa. Además por la cabeza de dragón situada en la proa se liberaban vapores y humos para ocultar al barco del enemigo aportando adema de cierto elemento sorpresa le convertiría en un arma psicológica.


Si os gustó este artículo os aconsejo leer el libro La Guerra Imjinde Rubén Villamor, único monográfico en español que yo sepa sobre este conflicto.

Visita al interior de la replica de un Kobukson
Documental en inglés sobre el Kobukson


La armada coreana en el siglo XVI: los barcos tortuga” Francisco Garcia Campa

Comentarios

SÍGUENOS

  Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos por RSS Siguenos en YouTube Siguenos en Pinterest Siguenos en Blogger