GRÁFICOS DE VULNERABILIDAD DE LOS PANZER


Este lunes Esaú nos trae un estudio sobre la vulnerabilidad de los panzer a los proyectiles de los carros norteamericanos. La información esta extraída del Archivo “Vulnerability Charts of German Tanks”.
A primeros de enero de 1945, la ofensiva alemana de las Ardenas estaba ya condenada al fracaso, pero a los aliados aún les esperaba unos meses (ellos pensaban que años) muy duros de enfrentamiento con las tropas alemanas, y habían descubierto que el ejército alemán no estaba tan debilitado ni era tan sencillo de vencer como había sido la campaña de Normandía y la posterior carrera por Francia (en Market Garden alguno ya pudo percatarse).


Desde el principio del conflicto los tanquistas norteamericanos habían descubierto las desventajas de muchas de sus armas contra los blindados del eje, ya sea en los enfrentamientos en Túnez, Sicilia, Italia o el frente Occidental. Los aliados apostaron por la producción en serie de carros que pensaron superiores al enemigo, por su ventaja numérica, y que presentaban muchas desventajas en un combate contra la mayoría de carros alemanes, cuando no se cumplían una serie de ventajas y proporciones. Estos problemas muchas veces no eran puestos en conocimientos a sus superiores, o pensándose que a guerra sería corta, y que no merecía la pena cambiar lo que “hasta ahora ha funcionado” se seguía produciendo el mismo armamento, con ligeras modificaciones.
Así, cuando una unidad blindada recién desembarcada en el frente occidental llegaba, se encontraba conque todo lo aprendido hasta el momento servía muy relativamente y que a partir de entonces tendrían que aprender de las observaciones y experiencias de los “viejos” de la unidad, lo cual no es la forma mejor para preparar a unos soldados para la guerra. Tal fue el quebranto que supuso la ofensiva de las Ardenas, y las escenas que se vivieron, que desde el Cuartel general del Ejército de los Estados Unidos en el Teatro de Operaciones Europeo (ETOUSA) se decidió solicitar (12 de enero de 1945) a la oficina del Oficial Jefe de Artillería en EEUU unos “Gráficos de vulnerabilidad de los tanques alemanes frente a los cañones americanos”. Se trataba de que se dejase de improvisar y ya en “casa” se preparase mejor a los equipos de blindados para saber a qué se enfrentaban.
Esta solicitud fue trasladada a la División Técnica del Servicio de Inteligencia sobre Equipo Enemigo (EEIS) con el fin de reproducirlo y distribuirlo y así nos ha llegado este documento, de interés para la persona que quiera saber cómo detener o destruir un carro alemán, teniendo en cuenta qué cañón y que carro blindado poseo (muy útil hoy en día, sí señor)
Los cañones que se usaron fueron los más frecuentes entre los blindados norteamericanos del momento (no vamos a entrar a analizar dichos cañones, para ello hay multitud de páginas donde ya se encargan, solamente mostraremos en qué carros era más común encontrarlos)
- El 37 mm., presente en los tanques ligeros M3 Stuart, y como armamento secundario en el M3 Lee/Grant, así como en multitud de vehículos blindados como el M8, semiorugas y vehículos varios. 
Carro “M5A1 Stuart” con cañón de 37 mm. Wikicommons
- El 75 mm. ampliamente utilizado en el Lee/Grant como arma primaria, o en el Sherman y más tardíamente en el M24 Chafee. 
Un M4 Sherman con un cañón de 75 mm. Wikicommons
- El 76 mm. que se montó en una versión posterior del Sherman, con una torreta de mayor dimensión para poder dar cabida a un cañón de alta velocidad como era este (M4A1) y en el cazacarros Hellcat M18.
Un M-18 con su cañón de 76 mm. Wikicommons
- Y por último el cañón de 90 mm., como arma primaria del cazacarros M36 y del M26 Pershing.
Imagen extraída del Manual Técnico del cañón de 90 mm M3 montado en un vehículo (T26E1)

Como blancos se tomaron los carros (Panzerwagen) más “comunes” en ese momento por el ejército Alemán: el Panzer IV, el Panzer V Panther, el Panzer VI Tiger I modelo E, y el Panzer Tiger variante B (conocido como Tiger II) A estos carros se les disparó desde diferentes distancias marcadas en yardas (para mejor comprensión los he transformado a metros) y se marcaron a qué distancia se producía una penetración en las placas (en aquellos casos en que no fue posible no se indica distancia) En todos los casos, los cañones estaban graduados en 0 de ángulo de disparo.
 
Perfil de los carros analizados.
 La munición también fue tenida en cuenta:

- En el 37 mm. se utilizó el “proyectil antiblindaje cubierto” (APC) M51.
- En el 75 mm. se hizo uso del APC M61.
- En el 76 mm. el modelo APC M62
- Por último, en el 90 mm. el modelo APC M82.

PANZER IV:
En el primero de los Carros, el Pánzer IV, se disparó tanto contra el lateral del casco, como de la torreta, y en el frontal de la torre, casco y parte inferior del casco (ver imagen) En el lateral, todas las armas la atravesaron a máxima distancia 5000 yardas (4572 metros) con lo que estaba claro que había que buscar los lados del carro. El 90 mm., lógicamente, no tuvo problemas a la misma distancia en todas las partes del carro. La peor actuación la tuvo la 37 mm. en la parte frontal inferior del casco, que pudo atravesarlo a unos 730 metros (distancia apreciable)
Gráfico del 75 mm. con munición APC M61

PANTHER V:
El Panther fue alcanzado en el lateral de la torreta y del casco superior así como la zona del casco lateral inferior (cadenas), mientras que en el frontal, se atacó la torre y el casco inferior (ver imagen) El lateral fue atravesado por todas las armas a distintas distancias, desde un mínimo de 640 metros en el lateral superior del casco con el 37 mm. a un máximo de 4570 metros con el 76 mm. o el 90 mm. Peor resultado tuvieron las armas en la parte frontal. El 90 mm fue efectivo a un mínimo de 1200 metros, el 76 mm. solo pudo atravesar el frontal del casco a 91 metros (demasiado cerca) mientras que el 75 y 37 mm. no fueron capaces en absoluto. Resumen, atacar siempre de lado, y dejar el frontal para un carro con un cañón de 90 mm.
Gráfico del 76 mm. con munición APC M62

TIGER I
El Tiger I fue disparado en el lateral de su torreta y parte superior e inferior lateral del casco (zona de la cadena), y en el frontal de torreta, casco superior e inferior (ver imagen) En este caso, se repiten muchos de los resultados vistos anteriormente. El 90 mm. atravesó todo el blindaje, a distancias desde 2377 metros (frontal casco inferior) a los laterales (3931 metros) El 76 mm. también pudo atacar el casco lateral inferior a 3472 metros, y el frontal inferior a 1100 metros. El 75 mm.  pudo atravesar el lateral del casco inferior (1645 metros) y el lateral de la torreta superior, pero en este caso a medio kilómetro (poco recomendable). Por último, el 37 mm. pudo hacer algo contra el casco lateral inferior a 730 metros, y el lateral de la torreta a ¡¡91 metros!! (no apto para artilleros nerviosos) Por lo demás, ni la 75 ni 37 pudieron atravesar el frontal del Tiger.
Gráfico del 37 mm. con munición APC M51

TIGER II
En el último caso, el carro más moderno, los resultados son desalentadores. Se hizo fuego sobre el lateral de la torreta y parte superior del casco, así como el casco inferior. En el frontal, se disparó contra la torreta y casco superior e inferior (ver imagen) El 90 mm. pudo atravesar el casco en su lateral a un mínimo de 3291 metros, y un máximo de 4114 metros (lateral inferior) El 76 mm. también pudo a 2100 metros, pero el frontal se resistió. El 75 mm. pudo atravesar la torreta a 365 metros, y un mínimo de 137 metros en el lateral superior del casco. De frente, imposible. El 37 mm. le hizo “cosquillas” en todos lados.
Gráfico del 90 mm con munición APC M82

CONCLUSIONES
Como vemos, la mayoría de los carros es vulnerable lateralmente, siendo siempre preferible ir en un Pershing. El Panzer IV estaba desfasado en cuanto a blindaje, y era vulnerable a grandes distancias, pero es un carro que ya llevaba varios años en la guerra y si se mantenía era debido a la gran producción que había tenido. Frontalmente era una locura disparar a un carro a menos que se dispusiese del moderno (en aquellos tiempos) 90 mm. con su potente munición. Y en cuanto al 37 mm., mejor que un artillero en un carro armado con esta arma no se encontrase con algo más fuerte que un semiorugas alemán.



Gráficos de Vulnerabilidad de los Panzer” Esaú Rodríguez Delgado – Bellumartis Historia Militar

Comentarios

SÍGUENOS

  Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos por RSS Siguenos en YouTube Siguenos en Pinterest Siguenos en Blogger