DECRETO Nº 58: PREPARATIVOS PARA LA DEFENSA DEL REICH


una transcripción y análisis de la directiva Nº58 “Preparativos para la defensa del Reich”,  Weisung Nr. 58 für die Kriegführung BELLUMARTIS HISTORIA MILITAR
Hoy Esaú nos ofrece un artículo complementario a “Deutscher Volksstrum, la última defensa del III Reich” con una transcripción y análisis de la directiva Nº58.

El 18 de julio de 1944, desde el Cuartel General del Führer en Forst Görlitz (lugar más comúnmente conocido como Guarida del Lobo) y dos días antes del intento de magnicidio del coronel von Stauffenberg (sí, el de la película Walkiria) se emitía la directiva Nª 58 sobre la guerra (WFSt/Qu. 2/ Verw. 1/No. 007715/44) bajo el críptico título de “Preparativos para la defensa del Reich”,  Weisung Nr. 58 für die Kriegführung.

(Es interesante o a mí me lo parece que en internet todos los sitios donde se busque aparezcan que esta orden se emite el 19, cuando si nos vamos a la fuente, aparece claramente el 18 de julio de 1944, otra cuestión por la que hay que poner en duda muchas cosas que leemos en la Red)
Primera Página Decreto 58, comienza con el tradicional “Puesto de mando Secreto”
 y debajo “Borrador” con los datos de lugar y fecha y organismo que dirige.
A continuación, se resumían las directivas sobre los preparativos para la defensa de las fronteras y costas del Reich (estamos hablando de defensa contra invasiones por tierra/mar, ya que las incursiones aéreas se venían produciendo desde el principio del conflicto) Así, quedaba claro desde un principio que las Fuerzas Armadas (Wehrmacht) debían limitarse a tareas puramente militares, mientras que, por ejemplo, la movilización de todas las fuerzas en la región, el “liderazgo del pueblo” y, todo lo relacionado con la necesidad de evacuar a la población civil alemana (si llegara el caso), era responsabilidad exclusiva del partido (tras el atentado del 20, la Wehrmacht perdería también muchas de sus responsabilidades militares) En cuanto a la evacuación de los civiles, los mandos del partido fueron culpables de muchos de los desmanes que cometieron los soviéticos en su avance, pues no permitieron, o retrasaron cuanto pudieron, los movimientos de la población (para al final salir corriendo estos mismos líderes del pueblo).
 Se dejaba claro que todo lo relacionado con las cuestiones económicas eran responsabilidad de las “más altas autoridades del Reich”, es decir, la centralización y compartimentación entre sectores que tanto gustaba en la Alemania nazi. Eso sí, se pedía a los militares, el máximo de cooperación con las autoridades civiles y del partido.
El mando recaería de la siguiente manera:
1)    La preparación de la defensa de las diversas zonas y todos aquellos asuntos relacionados con la Wehrmacht es tarea del Jefe del Armamento del Ejército y comandante del Ejército de Reserva (hasta el 20 de julio era el Coronel General Friedrich Fromm que fue fusilado por su participación en el famoso intento de matar a Hitler; y a partir del 21 de julio, el Reichsführer SS Heinrich Himmler)  y, según sus instrucciones , de los  comandantes de cada distrito militar, mientras que para las área navales o aéreas en que estaba dividido el Reich, de los comandantes en jefe de la Kriegsmarine (Marina de Guerra) o Luftwaffe (Fuerzas Aéreas)
2)    Las directrices para la preparación de la Defensa del Reich serían emitidas por Estado Mayor de las Fuerzas Armadas (mandado por Alfred Jodl), así como por los Servicios de OKW (Alto Mando de la Wehrmacht), y las directrices para la gestión de los suministros eran dictadas por el Intendente General del Estado Mayor del Ejército Alemán (hasta el 20 de julio era el General de Artillería Eduard Wagner, que se suicidó el 23 de julio, siendo sustituido por el Mayor General Alfred Toppe)
3)    Como se ha dicho, las zonas costeras eran responsabilidad de los Comandantes Almirantes, cuya función era preparar y llevar a cabo la defensa de las costas contra posibles desembarcos dele enemigo, todo ello de acuerdo con la Directiva 40, que seguía en plena vigencia.
4)    Se publicaban anexos con Órdenes para:
a.     Luchar contra los paracaidistas y las posibles tropas aerotransportadas en territorio nacional.
b.     Luchar contra los paracaidistas individuales (espías, pilotos derribados)
c.      Luchar contra las minas aéreas y fluviales que se lanzaban en las vías navegables del Reich.
d.     Proteger los edificios e instalaciones militares y de importancia bélica.

Está claro que se ha establecido ya cómo se prepararía la defensa de los territorios ANTES de la segura invasión, es decir, ya se tenía claro que los territorios del Reich serían invadidos y claro está, cuando eso se produjese, el mando no podía seguir recayendo en el Ejército de la Reserva, pues las tropas estarían retrocediendo y tienen su propia estructura, por lo que se ordena:
5)    Cuando los combates se extiendan por el territorio nacional, todas las cuestiones de gestión de combate en tierra serían excluidos de la subordinación del comandante del Ejército de Reserva y serían subordinadas a los servicios del ejército de campo. Así, y visto los avances de los soviéticos, la primera zona afectada por el decreto era el Distrito Militar I (la zona de Prusia Oriental con capital de Konisberg) y así se advertía.
DISTRITOS MILITARES. I PRUSIA ORIENTAL

6)    No podía faltar la propaganda de cara al pueblo, y al partido, y se declaraba que la defensa se basa “en la voluntad de todos los sectores de la población”, que encuentra su cima en el Reichsgau, el Gauleiter y el Comisionado de Defensa del Reich (a partir del 25 de julio Gobbels le llamó Plenipotenciario del Reich para el esfuerzo total de la guerra). Estos miembros del partido serían informados de este decreto y sus tareas especiales por parte del jefe de la cancillería del partido.

7)    Debía haber buena sintonía entre los diversos organismos, por lo que se establece la necesidad de que los comandantes de los Distritos Militares tenían que apoyar y promover las iniciativas de los Gauleiter y del Comisionado de Defensa del Reich en todos los sentidos, coordinar las medidas que soliciten los comandantes de Wehrmacht y sus necesidades de los distintos servicios públicos y ser portavoces de las órdenes dictadas por la Wehrmacht.

Aclarada la cuestión de quién se encargaba de cada función, pasa el decreto a dictaminar las tareas que recaen en cada mando o sujeto:
-          Todos los comandantes de la Wehrmacht, de la Waffen-SS, las autoridades, tropas, servicios e instalaciones tanto de la Wehrmacht como de Waffen-SS, así como las fuerzas adicionales puestas a disposición por el Gauleiter y los Dirigentes de las SS Superiores y los Jefes de policía (HSSPF), deben ser incluidos en el distrito militar. Sus tareas serán:  
1.     El alojamiento de las fuerzas, mejoras de la maniobrabilidad y el armamento disponible para uso militar.
2.     Planes para estas fuerzas, estructuras de mando, posibles planes de emergencia, planes de equipo y de transporte.
3.     Planes para entrenamiento de las reservas de las fuerzas civiles alemanas puestos a disposición por los líderes del partido, así como armamento.
4.     Se establecía la exención del servicio militar a las principales fuerzas del Partido, fuerzas estatales que estén en cooperación con el Gauleiter y el Comisionado de Defensa del Reich.
5.     Se debía preparar los trabajos de fortificación previstos, así como otras tareas defensivas y de primer combate.
Las labores de fortificación eran responsabilidad de los comandantes militares de los distritos militares, pero su realización era obra de los Comisarios de Defensa del Reich como supervisores.
6.     A) Los preparativos para la repatriación de prisioneros de guerra se realizarán en cooperación con los Comisionados de Defensa del Reich.
B) Las medidas para la repatriación de trabajadores extranjeros, tarea del Reichsführer SS.
C) Información sobre las medidas de evacuación de la población civil alemana será función del Gauleiter como ya habíamos visto.
7.     Como posible zona de combate, se debían realizar funciones de defensa:
A) Preparación del terreno (trincheras, despeje de obstáculos), evacuación, paralización y destrucción de estructuras civiles, todo ello dentro del ámbito militar.
B) La realización de las anteriores cuestiones son funciones de los Comisionados de Defensa del Reich, y debían pedir ayuda a las autoridades militares en la aplicación de tales medidas.
8.     Deberán informar a los comisionados de defensa del Reich y a los líderes del partido -en los distritos inmediatamente amenazado hasta el líder del distrito - sobre el estado de los preparativos militares y, si es necesario, sobre la situación militar.

Así y todo, debe quedar claro que:
1)    Las directrices anteriores sólo pueden servir de guía. En cualquier caso, sin embargo, los “preparativos deben limitarse al círculo más cercano de personas para evitar cualquier excitación innecesaria en la población. Si estos preparados no pueden llevarse a cabo sin efectos indeseables para la población, deben omitirse en primer lugar”. 
Es decir, si estas medidas pueden asustar a la población civil, no se realizan, una actitud muy poco profesional porque deja al albur de los Gauleiters el hacer o no lo anteriormente dicho, no vaya a ser que la gente se percate que están perdiendo la guerra. Como se vio, esta disposición fue clave para que muchas cosas no se realizasen a tiempo.
2)    Por último, para que no se produjesen actuaciones arbitrarias o contraproducentes, todas las medidas debían ser presentadas al Estado mayor de las Fuerzas Armadas antes de su adopción.
Parte de la lista de distribución del documento, arriba del todo la división de Información Naval Norte (1./SKL (m.N.A. MOK Nord) unidad subordinada al Mando de Grupo naval Norte, y División de Información Naval Este (Copias 8-12)
Estaba claro que el III Reich sabía que su fin estaba cerca, o por lo menos que no podrían impedir una invasión de su territorio, y aunque el 18 de julio de 1944 ni siquiera París había sido liberado, y en el frente Oriental, los soviéticos estaban en la antigua frontera polaco-soviética, los decretos del Führer preparaban a los mandos para lo que se antojaba una realidad (pero eso sí, sin que la población se alarmase, por si no eran capaces de leer un mapa al oír los victoriosos partes diarios). 
PARA SABER MÁS LEER "DEUSTCHER VOLKSSTRUM"
En la próxima entrega, decreto 57 de 13 de julio del Führer sobre el poder de mando en un área operativa dentro del Reich.

Decreto nº 58: Preparativos para la defensa del Reich” Esaú Rodríguez Delgado – Bellumartis Historia Militar

Comentarios

SÍGUENOS

  Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos por RSS Siguenos en YouTube Siguenos en Pinterest Siguenos en Blogger