publicidad

24 de julio de 2017

LAS IMAGO DE LAS LEGIONES ROMANAS

Imaginifer. Ludota.ru
Hoy Enol Alonso Capín nos muestra el empleo por parte de las legiones romanas de imágenes de los emperadores en sus estandartes.
Antes de nada se ha de decir que esta enseña era un pequeño retrato del emperador en cuestión, o del pretendiente al púrpura imperial, o de algún miembro muy cercano a este, integrado en una especie de platillo de metal precioso, generalmente plata. Una vez dicho esto, en cuanto a este estandarte existe la discusión en torno a los dos tipos de imago que nos han llegado: la unida a otros símbolos en un mismo astil, y la que se presenta rematando un astil y sin acompañar por otros elementos. En el presente trabajo, al tratarse de elementos que pudieron ser claves o al menos de cierta importancia en los combates, debemos prestar atención al primero, al ser entendido como un estandarte militar más que los que se integrarían en el otro grupo.
El encargado de portar este estandarte recibía el nombre de imaginifer (portador de la imagen/el que lleva la imagen), lo cual era un gran honor al igual que con los otros símbolos...

Imaginifer I a.C. Amati Miniatures Collection
El origen de este estandarte estaría en la República con las imagines maiorum, que tras prestar atención a lo referido por Quesada Sanz en relación a este hecho como algo sin confirmar y orientado a Augusto como introductor de este símbolo, aunque ya admite que no es algo verdaderamente confirmado y asentado, podría verse como una probable costumbre de algunas legiones de contar entre sus enseñas militares con los retratos de mandos o personajes que pudieron ser sumamente importantes para estas, algo que no deja de ser una suposición propia.
Llegados a este punto cabe preguntarse cómo se podría identificar esta enseña como elemento que pudiera destacar en el campo de batalla del mismo modo que el aquila o los estandartes zoomorfos. Entonces habría que analizar si estos estandartes contaban con un patrón distinto en cada legión a la hora de elaborar el estandarte con la imago, pues nos encontramos con ejemplos como el del emperador Tiberio, pues fueron sólo las legiones sirias las que no incluyeron el retrato de Sejano entre las insignias que eran guardadas en los principia del campamento.
Si bien el retrato de este, que se custodiaría en el lugar en cuestión, sería una imago exenta, no deberíamos descartar la opción, bastante probable, de que una vez una figura como la del emperador era incluida entre las enseñas simbólicas de la legión, a mi entender tendría que tener también otra que fuera de carácter militar, es decir, que de esta forma podríamos pensar que en batalla este emblema podría ser una forma de diferenciar entre amigo o enemigo en tanto y cuanto los soldados buscaran su defensa o el intentar arrebatarla, siempre contando con que los símbolos tácticos legionarios debían ser protegidos con la vida de los propios hombres, especialmente el aquila:
Lucio Petrosidio, aquilifer, que, siendo acosado de un gran tropel de enemigos, tiró dentro del recinto la insignia del águila, defendiendo a viva fuerza la entrada, hasta que cayó muerto. Los otros a duras penas sostuvieron el asalto hasta la noche, durante la cual todos, desesperados, se dieron a sí mismos la muerte. Los pocos que de la batalla se escaparon, metidos entre los bosques, por caminos extraviados, llegan a los cuarteles de Tito Labieno y le cuentan la tragedia. (Julio César, De Bello Gallico: V, XXXVII).
Imaginafer VII Cohors Raetorum. www.zinnfigur.com 


Para saber más:
-         RODRÍGUEZ GONZÁLEZ, Julio. “Historia de las legiones romanas”. Madrid: Signifer Libros, 2001.
-         LE BOHEC, Yann. “Enciclopedia of the Roman Army”. Hoboken: John Wiley & Sons, 2015.


Imago” Enol Alonso Capín – Bellumartis Historia Militar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR