18 de mayo de 2017

“COME ON CANADA”. Cartel Propagandístico

         A mediados de 1940, tras la rendición francesa y la retirada británica en Dunquerque, “el reino pacífico”, como algunos llaman a Canadá, era la segunda nación en tamaño en guerra contra la Alemania de Hitler. ¿Pero había un país menos preparado para la guerra?
         El 10 de septiembre de 1939, tras la invasión alemana de  Polonia, el inmenso país con unos 11 millones de habitantes tenía unas Fuerzas Armadas profesionales de solo 8.000 hombres. En caso de necesidad se les podía sumar la milicia voluntaria y los reservistas que sumaban entre ambos unos 70.000 efectivos. Además a esta carencia de efectivos se le suma una falta de armas modernas, todas una colección de armas de la primera guerra mundial y anteriores, e incluso carencian de medios blindados.

El Regimiento British Columbia,
marchando en New Westminster, 1940
         Los canadienses parecían desconocer la máxima de Vegecios Sic pacem para Bellum, algo lógico al vivir aislados del mundo y en contacto físico solo con los EE.UU., desde hacia tiempo eran un ejemplo de convivencia pacífica.  Pero ahora los canadienses tenían que acudir en defensa de su madre patria, el Reino Unido necesitaba la ayuda de toda la Commonwealth.     
     Este cartel propagandístico de 1942, obra de Albert Edward Cloutier (1902–1965) y Eric Aldwinckle (1909 –1980), trata de dar moral a esta pacifica nación en su hercúlea misión de luchar contra los nazis. Con un pie en Canadá y otro en Gran Bretaña, un soldado con uniforme británico grita “LICK THEM. Over there”, “Golpearlos. Por ahí”, a la vez que señala con su dedo hacia una nube de esvásticas que simbolizan la batalla de Inglaterra (fijaros en los cañones antiaéreos en la costa inglesa). Su rostro de veterano, y por el hecho de llevar un rifle Enfield (en vez del anticuado Ross canadiense) posiblemente el No. 4 Mk I y correajes de lona tipo 37, puede que sea un sargento. Un dato interesante el emblema del brazo que pone Canadá, era hasta 1942 recto y el del cartel es curvo lo que nos da un dato de la fecha (en el caso de que no la supieramos, jeje).
        Con el lema de COME ON CANADA”, “vamos Canadá”, el gobierno trataba de lograr el reclutamiento de voluntarios y el apoyo de los votantes a un cambio en las leyes de reclutamiento obligatorio. Ya en 1940 con la aprobación de la Ley de Movilización de Recursos Naturales se logró el reclutamiento obligatorio para prestar servicios en Norteamérica. La negativa de la población francófona (ya que el ejército profesional era claramente angloparlante) hizo necesario la convocatoria de un referéndum en1 942, pese a ganar el sí. No sería hasta 1944 cuando 63.000 reclutas, conocidos como los zombies, podrían ser enviados a ultramar pero debido al poco afán combativo se siguió basando las fuerzas expedicionarias en Europa en los voluntarios.
         Pese a todos los problemas y falta de experiencia, Canadá logró reclutar a más de 1 millón de hombres a lo largo de la guerra. Soportando unas 98.000 bajas de las que más de 38.000 fueron mortales. Como ejemplo de la militarización de esta nación es el presupuesto en defensa pasó de 118 millones de dólares en 1939 a 4 billones de dólares.
         Para acabar os dejo este cartel de los mismos artistas, en el que apelan a la memoria colectiva. Los canadienses como orgullosos descendientes de Europa se les llama a ser los nuevos caballeros de la guerra moderna, donde la tecnología sustituye a la bestia pero al igual que antes se "necesita hombres como tu".


Come on Canadá. Cartel propagandístico” Francisco García Campa – Bellumartis Historia Militar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

publicidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR