14 de octubre de 2016

GRADO Y EMPLEO EFECTIVO EN EL EJÉRCITO ESPAÑOL DEL XIX



Hace un tiempo en el grupo de Facebook de BHM tuvimos un interesante debate sobre los distintos galones que portaban un militar español del siglo XIX. El amigo y administrador del grupo Manuel Mata nos explicó que se debía al complejo tema de los Grados y Empleos Efectivos. En  este breve artículo nos introducirá  a este complejo tema:
En el siglo XIX en el ejército español se desato una polémica con los ascensos por méritos de guerra, científicos, literarios o por profesorado que se realizaban en la “Armas Generales” como eran la Infantería y la Caballería y entre las “Cuerpos Facultativos” como eran la Artillería, Ingenieros, Sanidad y Estado Mayor, en estos las escalas eran cerradas y sólo se podía ascender por antigüedad  (cosa que firmaban respetar al salir de las respectivas Academias)...

¿Cómo se solucionó el tema, para que los facultativos pudieran ascender sin romper su promesa? Muy fácil, se los daba un rango en las Armas Generales de tal manera que un comandante de Estado Mayor (empleo efectivo) como era Valeriano Wayler llegó a tener el empleo de Tte. Coronel y el grado de Coronel en Infantería (un caso único en el mundo al tener “un grado y dos empleos ” diferentes). Todo un galimatías en los ejércitos de aquella época.
Como se diferenciaban los tres casos en el uniforme: Tres galones (coronel) y dos estrellas (Tte. Coronel) en la bocamanga. Divisa de Comandante en Ros.
Estas ascenso de los Cuerpos Facultativos y “su pase” a las Armas Generales llevaron  la crítica de estas ultimas pues decía que aquellos no había pasado por las respectivas Academias de Infantería y Caballería, por lo que no podías no podía apellidarse como con el rango Comandante de Infantería (divisa de comandante en la bocamanga) y Teniente de Ingenieros (Divisas de teniente en el Ros). Esto lo solucionó otra Real Orden de 31 de Diciembre de 1867 en que se decía que deberían denominarse con un escueto “del Ejército”.
Así por ejemplo un Teniente Coronel del Ejército llevaría la divisa de Teniente coronel en la bocamanga y las de Capitán de Ingenieros en el Ros.
Para mayor explicación de las divisas de los diferentes empleos os pongo un resumen de las Reales Órdenes promulgadas por el Gobierno de SM la Reina Isabel II de Entonces.
 Real orden de 2 de julio de 1860
Estableciendo las divisas que han de usarse en todas las armas e institutos del Ejercito.
Deseando la reina uniformar las divisas de las clases de jefes y oficiales de las diferentes armas e institutos del Ejército, así́ en la península como en ultramar, con presencia de lo manifestado por la Junta consultiva de Guerra en 5 de septiembre de 1856, se ha servido disponer se observen las reglas siguientes:
Artículo 1.° Los coroneles usarán tres galones de cinco hilos con el intervalo de dos milímetros, llevándolos en el sombrero, chacó o ros y en la bocamanga de la casaca, levita o abrigo con tres estrellas de ocho puntas y tres centímetros de diámetro bordadas por bajo de los referidos galones en la bocamanga, y debiendo ser de oro o plata según lo fuesen los demás cabos del uniforme.
Artículo 2.° Los tenientes coroneles usaran del mismo modo dos galones con dos estrellas, y en igual forma, con la diferencia de ser un galón de oro y otro de plata, y lo mismo las estrellas las llevaran los primeros comandantes o comandantes en las armas que no se conozca más que una sola clase de ellos: los segundos comandantes usaran los mismos galones que los primeros, pero llevando una sola estrella.
Articulo 3.° Los capitanes llevaran tres galones en la parte superior de cada brazo, formando un ángulo de 60° y abierto hacia la parte inferior con igual intervalo y clase que los jefes, y además tres estrellas colocadas en el interior del ángulo, una bajo del vértice y las otras dos simétricamente a los lados.
Articulo 4.° Los tenientes usarán dos galones en igual forma que los capitanes con las estrellas en lo interior del ángulo junto a los lados de el, y los subtenientes o alféreces un solo galón y una estrella bajo el vértice.
Articulo 5.° Debiendo significar las estrellas la efectividad de los empleos, los que tuviesen grado superior los marcaran usando los galones correspondientes a dicho grado, y en el caso de ser un capitán o subalterno el que tuviese el grado de jefe, lo marcará llevando tan solo en la bocamanga los galones del grado que tuviese.
Articulo 6.° Las divisas en sombrero, chacó o ros, serán para los capitanes tres trencillas, dos los tenientes y una los subtenientes o alféreces, del ancho de cinco milímetros y de diez el intervalo de cada uno.
Articulo 7.° Los jefes y oficiales de los cuerpos facultativos usaran las divisas correspondientes a los grados y empleos superiores que tuviesen, con excepción del sombrero, chacó o ros, en que no debiendo marcarse en ello más que efectividades, solo llevaran las correspondientes a su empleo efectivo del cuerpo.
Articulo 8.o Se prefija el termino de dos meses en la península e islas adyacentes y el de cuatro en las provincias de Ultramar para llevarse a efecto las anteriores disposiciones.
Ramon y Cajal en Cuba
Real orden de 5 de agosto de 1860 
Aclaratoria de la de 2 de julio sobre divisas.

Deseando la reina que las divisas mandadas usar por real orden de 2 de julio último tengan la debida uniformidad, se ha servido disponer:
1.° El uso de las estrellas como divisa de los empleos, no comprende a los generales y brigadieres, que continuarán llevando galones en los uniformes especiales que estén autorizados a usar.
 2.° Los brigadieres que desempeñen destino de coronel, llevarán los galones de este empleo en el sombrero, chacó o ros.
3.° El galón de las divisas de los jefes y oficiales tendrán de ancho un centímetro, y diez las bocamangas, conservando estas los mismos colores o vivos que tienen actualmente.
4.°Los jefes efectivos y graduados llevarán en los ponchos y gabanes divisas enteramente iguales a las de las bocamangas de las casacas y levitas, formando los galones un ángulo recto delante de la costura exterior.
5.° En los grados de capitán y subalterno, el galón inferior terminará a la altura del codo en las dos costuras de la manga de la casaca, levita o gabán, quedando en los ponchos a la indicada altura del codo el vértice del ángulo formado por dicho galón inferior.
6.° Las estrellas serán en su totalidad de canutillo mate, y el intervalo entre ellas de un centímetro para los coroneles, tenientes coroneles y primeros comandantes, y de tres centímetros para los capitanes y tenientes, distando todas un centímetro del galón más inmediato. Los segundos comandantes llevaran solo la más próxima al botón de la bocamanga, debiendo ser esta estrella para los primeros comandantes del color correspondiente a los cabos del uniforme.
8.° La distancia de las trencillas, señalada por la regla 6.a de la real orden de 2 de julio último, se entenderá de centro á centro de trencilla, quedando de consiguiente entre ellas un intervalo de cinco milímetros.
9.° Las divisas en las presillas de los sombreros apuntados serán dobles, dando la vuelta al botón y dejando en el medio un intervalo de cinco milímetros en la presilla de galones, y de diez en la de trencillas, sin ningún adorno exterior.
10. Los jefes y oficiales de los cuerpos que usan capote de montar, llevarán, dando la vuelta al cuello de este, los mismos galones o trencillas que deben usar en el sombrero, chacó o ros, poniendo la bomba, cifra o numero del regimiento dentro del ángulo recto que formará dicha divisa detrás de los botones de la cartera.

Angulos de Consideración de Suboficial
Wikicommons


Actualmente como reminiscencias de este sistema,  algunos Guardias Civiles llevan unos ángulos en el brazo izquierdo ya que tienen consideración de suboficiales, tras 6 años de servicio ininterrumpido en la tropa y los cabos desde que adquieren el empleo, aunque realmente no lo son, esta consideración se reguló por un el Real Decreto 1970/1983 de 22 de Junio. Este reconocimiento no conlleva beneficios económicos ni jerárquicos.

Bibliografía:
-         “Los Ingenieros Militares”  (Antonio Prieto Barrio). 
-         “El dualismo en la oficialidad española del XIX” (Francisco Ángel Cañete)

“Grado y empleo efectivo en el ejército español del XIX” Manuel Mata – Bellumartis Historia Militar

1 comentario:

  1. A mí difunto padre le afectó ese reconocimiento de condición de suboficial ya en situación de retiro en la Guardia Civil.

    ResponderEliminar

publicidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR