14 de marzo de 2015

BATALLA DE PELUSIUM. 525.a.C.

BATALLA DE PELUSIUM. 525.a.C.
        
Mi reino por unos gatos” debió gritar el Faraón Psamético III cuando fue derrotado por los persas Aquemenidas en la Batalla de Pelusium en el año 525 a.C. ¿Por qué este lamento?
         Un año antes tras la muerte del faraón Amasis II su hijo y heredero Psamético III llega al poder en un próspero y extenso reino que levanta la envidia de sus vecinos, especialmente de la dinastía Aqueménide que gobernaba en Persia. El rey Cambises conocía la debilidad egipcia y que la alianza del país del Nilo con los mercenarios griegos era muy débil por lo que si se ganaba a estos los egipcios quedaban aislados.
         El objetivo del ataque era la estratégica ciudad de Pelusio, situada en al  nordeste del Delta del Nilo vigilando la entrada de Egipto desde el desierto de Sinai. La ciudad se haya a unos 30 kilómetros de la actual Port Said comienzo del canal de Suez...

         Cambises actuó como un gran estratega y aplico la célebre frase “conoce a tu enemigo” usando contra los egipcios sus propias creencias religiosas para tomar la ciudad.
         Los egipcios conocían de sobra que uno de los mayores peligros para su supervivencia eran las plagas de roedores que podían asolar sus graneros por lo que la lógica les llevo a cuidar a los gatos. Por lo que para ello se les llego a divinizar como reencarnación de la diosa Bastet. Se representaba bajo la forma de un gato doméstico, o bien como una mujer con cabeza de gato, que siempre lleva un sistro (instrumento musical).
BATALLA DE PELUSIUM. 525.a.C.
Diosa Baet, en sus dos representaciones.
Sobreegipto.com
         Cambises mando a sus hombres poner en sus escudos, según relató el historiador griego Ctesias, una imagen de la diosas Bastet. Por lo que los egipcios superiores en número pero temerosos de profanar a la diosa combatieron desmoralizados. En la batalla campal se cree que murieron más de 50.000 egipcios y solo 7.000 persas.  Los supervivientes se refugiaron tras las murallas de Pelusio en espera de que el tiempo hicieses desistir a los persas.
        
BATALLA DE PELUSIUM. 525.a.C.
Caricatura de la batalla
Pero no fue así ya que Cambises tenía otro As en la manga, mando a sus soldados que lanzasen todos los gatos que habían recogido en su avance hasta Egipto, obre las murallas de la ciudad. Los egipcios desmoralizados por la derrota y por la actuación sacrílega de los persas y temeros de dañar a los felinos con sus flechas huyeron de la ciudad y no pararon de correr hasta llegar a Menfis.
         El faraón vivió poco tiempo para contarlo, tras ser derrotado en Menfis fue traicionado por el sacerdote Uadjorrense y capturado por los persas. Tras ser enviado a Susa, durante un periodo fue bien tratado por el rey persa pero un intento de revuelta encabezada por el prisionero fue condenado a muerte. Según el relato Cambises lo ejecutó obligándolo a beber sangre de toro hasta morir.
BATALLA DE PELUSIUM. 525.a.C.
Psamético III ante Cambises II por Adrien Guignet. Louvre.

Batalla de Pelusium. 525.a.C.” Francisco García Campa - Bellumartis Historia Militar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

publicidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR