10 de junio de 2012

HISTORIA DEL HIMNO DE ESPAÑA.


marcha de granaderos
Tambor y pifano de Carlos III


         Recientemente hemos vivido la polémica en España de los pitidos al himno nacional durante una celebración deportiva, como siempre la ignorancia de los políticos y algunos medios de comunicación justificaron ese acto basándose en su carácter monárquico.

         Nuestro himno es uno de los pocos no creados exprofeso para este fin sino que fue adaptado de una marcha militar del SºXVIII, y gracias al pueblo madrileño fue  reconocido como símbolo real y posteriormente como himno nacional tras la Guerra de Independencia, aunque oficialmente seria el himno real como proclamó la Reina Isabel II....







         Los antecedentes remotos los encontramos en el reinado de  Fernando el Católico, cuando se compuso la Glosa sobre la pavana real. Compuesta por Enrique Valderrábano en 1547 para vihuela, que coincide con los 18 acordes de la futura marcha real. El origen de la pavana real nos es desconocido salvo que fue encargado por el capitán Gonzalo de Ayora, con el fin de que la guardia personal del rey desfilase orgullosa, paso del pavo.

          Aunque algún autor como el arabista Julián Ribera, encontró coincidencias en la segunda frase de la Cantiga XLII de Alfonso X el Sabio, en el SXIII, defiende que esta y otras muchas cantigas son el origen de diversos toques de trompeta españoles.


         Pero será en el SXVIII cuando debido a la necesidad de unificar los distintos toques de guerra, dentro del proceso de restructuración del ejército llevado a cabo durante el reinado de Carlos III, el encargado de la redacción de estas  Reales Ordenanzas era el Conde de Aranda que fueron aprobadas en 1768. Tradicionalmente La Marcha Granadera se ha atribuido a Federico el Grande de Prusia. Esta teoría surge en 1861 debido a la publicación de un articulo en el  periódico "La España Militar", que sentó el origen prusiano de la partitura y la leyenda de unas conversaciones mantenidas entre Federico de Prusia y el conde de Aranda, en las que el monarca germano entrega una marcha al dignatario español cuando éste deja de ser embajador en aquella corte (1765), para que la haga llegar, como presente  a Carlos III.

         Esta teoría fue refutada por el descubrimiento de Ricardo Fernández de Latorre de una publicación manuscrita en 1970, durante una investigación en la Biblioteca Nacional. El manuscrito titulado “Libro de la ordenanza de los toques de pífanos y tambores que se tocan en la Infantería Española” obra de Manuel de Espinosa y publicado en 1761, y entre las distintas partituras se encontraba la marcha de granaderos. Tras la promulgación de las Reales Ordenanzas en 1768, se publica al año siguiente un Cuaderno de Toques de la  Guerra que deberán observar uniformademente los pífanos, clarinetes y tambores de su S.M., donde reaparece la Marcha de Granaderos.

         Espinosa se vio claramente influenciado en su obra por el final melódico de la Marcha de los Jenízaros de Luis XIV y la británica Yorkshire Militia. Este cierre fue añadido en su versión para pífanos de la Glosa de la Pavana Real, compuesta para vihuela.

         Al ser los granaderos una fuerza de elite del ejército era frecuente que escoltasen al Rey o guardasen el Palacio Real por lo que los madrileños y visitantes asociaban esta composición con la monarquía. Durante la ocupación francesa la marcha se convirtió en expresión popular de la nación española. En 1815, el 3 de febrero se promulgo como Marcha Española, y como toque de honor exclusivo.


          Ya que se asociaba al antiguo régimen a la Marcha de granaderos. En el Trienio Liberal fue sustituido por el Himno de Riego, con el nombre oficial de Marcha Nacional de Ordenanza. En 1846, con motivo del enlace real de Isabel II, se volvió a emplear la Marcha de Granaderos con el nombre de Marcha Real. En el periodo del general Prim se ordeno una Marcha Nacional, elaborada por el compositor italiano Squadrani.

 Durante el reinado de Amadeo I de Saboya se trato de realizar un nuevo himno, debido al presunto carácter Borbónico de la Marcha Real y olvidando su antiguo origen. Tras un frustrado concurso nacional de himnos, se tomó la idea de convertir la Marcha Real en el la Marcha Nacional de España, el 8 de enero de 1871. Esta versión de la marcha fue arreglada por Pérez Casas en 1908 por orden de Alfonso XIII.

En la II Republica se sustituyo por El Himno de Riego.  Durante la Guerra Civil, el 27 de noviembre de 1937 el general Franco repone la Marcha de Granaderos como Himno Nacional. En 1997 el Estado Español compró todos los derechos del Himno a los herederos de Pérez Casas. Se encargó al teniente coronel Francisco Grau Vegara un nuevo arreglo del himno, que se publicó en el BOE de 11 octubre  1997.

Video resumen de la Historia del Himno de España


"Historia del Himno de España" por Francisco Garcia Campa- Bellumartis Blog de Historia Militar

5 comentarios:

  1. Si se pita al himno de España ¿no será igualmente ofensivo pitar a "Els segadors", por ejemplo? Ya es estúpido pretender ofender a una parte de la población pitando a un himno, duando los que pitan -en buena medida- son de la misma clase que los pretendidos pitados...

    ResponderEliminar
  2. Qué cojones tiene que ver el ruido ese aquí?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, la entrada sobre la marcha de granaderos actual himno nacional espanol se debe a su origen militar y por otra parte es preciso conocer la historia del himno y su evolucion. Ademas es preciso recordar que tanto las banderas como los himnos son ademas de simbolos una parte de los sentimientos de un pueblo por lo que siempre deben ser respetados y para ello es necesario el conocimiento ya que desde el desconocimiento jamas se comprende la realidad

      Eliminar
  3. Hay gente que no se da cuenta lo que hace; lo cual lo sitúa entre los frustrados, pues quieren que el mundo circule en torno a sí. Quienes renuncian a parte de su Historia y sus ancestros, por el mero hecho de haber nacido en un sitio, se es de ahí; lo contrario es ser un descastado. Y cuando no se tiene casta, poca cosa puede ser. Uno puede no desear a un determinado gobierno, pero los símbolos nos representan a todos y los que reparten títulos de demócratas deben empezar por dar ejemplo respetando a las tendencias y pensamientos diferentes. Destruir, sólo trae ruinas. Los insultos califican a quienes los lanzan.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo con jpvalencianos , es vomitivo escudarse en el anonimato para descalificar algo o a alguien , es un acto de cobardía claro y diáfano.

    ResponderEliminar

publicidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR