19 de abril de 2012

LAS MALVINAS ESPAÑOLAS. 1770

malvinas 1770, Bellumartis
Grabado de la epoca

                  Recientemente se ha cumplido el 30º aniversario de la Guerra de las Malvinas entre la República de Argentina y el Reino Unido. Esta operación militar tiene un antecedente remoto en el Sº XVII entre el Reino de España contra los británicos.
           Existe una gran polémica sobre quien fue su descubridor. Las fuentes portuguesas defienden que fue Américo Vespucio en 1502. Según los españoles, las islas Malvinas fueron descubiertas en 1520 por los tripulantes del buque español San Antonio tras desertar de la expedición de Hernando de Magallanes. Posteriormente las fuentes españolas acreditan que una nave de la expedición comandada por fray Francisco de Ribera, cuya expedición había sido armada por el obispo católico de Plasencia, Gutierre de Vargas y Carvajal, hizo toma de posesión del archipiélago para España el 4 de febrero de 1540. Afirman que invernó en las islas para finalmente partir de regreso a España en diciembre del mismo año....




El Reino Unido sostiene que el inglés John Davis las descubrió el 14 de agosto de 1592, después de que con el barco Desire desertara de la segunda expedición corsaria de Thomas Cavendish.
El único de los descubrimientos que no tiene objeciones y que fue fehacientemente acreditado en la cartografía inmediatamente posterior, fue realizado por el capitán holandés Sebald de Weer, quien avistara las islas Sebaldes, denominación que conservó este archipiélago en los mapas holandeses.
Debido a la importancia estratégica de las islas como un excelente punto de escala para largos viajes, además de su cercanía al Estrecho de Magallanes, España reclamó su titularidad. Esta solicitud se basaba no en su descubrimiento debido a las escasas pruebas de este hecho, ni por el poblamiento: alegaron sus derechos sobre las islas a partir de la bula papal Inter Caetera de 1493 de Alejandro VI donde repartía el mundo entre España y Portugal, posteriormente ratificado en el Tratado de Tordesillas. Por este motivo, España no consideró necesaria una ocupación efectiva en esos territorios sobre los cuales ya tenía derechos.
 En 1730, los comerciantes británicos subieron el tono de las quejas frente al monopolio español en sus colonias. En Londres, comenzaron a considerar romper con esta exclusividad mediante la posesión de algún punto estratégico cercano a las costas del sur que les permitiese competir con el comercio español.
En 1764 Louis Antoine de Bougainville tomó posesión de las islas en nombre del Rey Luis XV de Francia, las llamó Malouines  en honor de su ciudad natal Saint-Malo. Fundó una población que bautizó como  Port-Louis.
El  gobierno español protesto por este acto colonizador y Francia reconoció los derechos hispanos sobre el archipiélago. Bougainville viajó a Buenos Aires, de donde partió el 28 de febrero de 1767 el primer gobernador del archipiélago, el capitán de navío Felipe Ruiz Puente. El 1° de abril, el pabellón español relevó al francés en Puerto Soledad, antigua Port-Louis.
Port Egmont, Bellumartis
Port Egmont
                  El 23 de enero de 1765 el comodoro Britanico John Byron, había desembarcado en la pequeña isla Trinidad, al norte de la Gran Malvina, donde tomó posesión en nombre del rey Jorge III, fundando Fort George, en Puerto Egmont. España al enterarse de la presencia inglesa protesto sin obtener la respuesta deseada de Londres.
                  En 1768 España decidió enviar una escuadra al Río de la Plata para expulsar a los ingleses. Una fuerza de exploración integrada por un chambequín y una fragata, reconoció las posiciones enemigas el 20 de febrero de 1770.
                   El 11 de marzo de 1770 zarpó de Montevideo la expedición comandada por el capitán de navío Juan Ignacio de Madariaga. Compuesta por 1075 tripulantes y los siguientes buques:
 Fragata “Industria”, de 28 cañones, nave capitana.
 Fragata “Santa Catalina”, de 26 cañones, capitán de fragata Francisco Rubalcava.
Fragata “Santa Bárbara”, de 26 cañones, capitán de fragata José Díaz Veanez.
Fragata “Santa Rosa”, de 20 cañones, teniente de navío Francisco Gil y Lemos.
Chambequín “Andaluz”, de 30 cañones, capitán de fragata Domingo Perler.
Bergantín “San Rafael”, piloto Crispín Francisco Díaz.
                  En ella embarcaron 260 granaderos del Regimiento de Infantería Mallorca, bajo el mando del coronel Antonio Gutiérrez. También se dispuso de una batería de artilleria con 2 cañones de 8 libras, 5 cañones de montaña y 2 obuses.
                 Un fuerte temporal separó a la nave capitana del resto de la escuadra. La fragata “Industria” arribó sola a Puerto Egmont, donde fondeó el 3 de junio. En dicho puerto se encontraba la fragata inglesa “Favourite”, bajo el mando del capitán William Malby con 16 cañones. Fort George estaba dotado de 4 cañones de 12 libras y 6 ligeros.
                  Madariaga optó por esperar la llegada del resto de la expedición y trato de negociar con los ingleses. El 6 de junio llegaron finalmente el resto de los navíos españoles. El siguiente día, la nave inglesa intentó salir del puerto, pero el ataque por parte de la “Santa Catalina  se lo impidieron.  Durante 2 días más, Madariaga continuo con las conversaciones, esperando que mejoraran las condiciones meteorológicas para lanzar su ataque.
                  El 10 de junio a las 10 de la mañana comenzó el ataque. Se abrió fuego sobre las posiciones inglesas y desembarcaron las tropas. Los defensores respondieron brevemente al ataque para salvar el honor e izaron la bandera blanca. En el breve combate, la única baja fue el jefe de la artillería, teniente coronel Vicente de Reyna Vázquez, que resultó herido. A continuación se firmó la capitulación. El personal inglés fue evacuado en la fragata “Favourite” y la soberanía española quedó restablecida en todo el archipiélago.
                  Pero cuando la noticia llegó a Londres, el gobierno inglés no aceptó la acción española y exigió la devolución de Puerto Egmont en caso contrario iría a la guerra. España no podía enfrentarse en solitario a una guerra, esperaba que Francia la que estaba unidad por el “Pacto de familia” le ayudase. Pero Luis XV no quería la guerra y aconsejó  a Carlos III de España que se sacrificase por la paz. Entonces, el monarca desautorizó la expedición y aceptó discutir la permanencia inglesa en las islas pero no la soberanía: “el compromiso de devolver a S.M. Británica el puerto y el fuerte Egmont no puede ni debe afectar, de ninguna forma, la cuestión del derecho anterior a la soberanía.” España devolvió Port Egmont a Inglaterra la que acabó reconociendo el tan criticado derecho español de navegación exclusiva en la zona.
                 El teniente de artillería Francisco de Orduña El 16 de septiembre de 1771, entregó al capitán inglés Scott  la población. Los ingleses permanecieron hasta el 20 de mayo de 1774, cuando el teniente Samuel W. Clayton evacuó definitivamente la isla. Las Malvinas quedaron entonces en tranquila posesión del Rey de España hasta 1811.
Las Malvinas Españolas 1770” por Francisco García Campa- Bellumartis Blog de Historia Militar.

2 comentarios:

  1. Quepasacon ladiada, prohibida por los independentistas o se caido sola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue culpa mía ya que modifique la URL sin querer, jaja aunque ganas alguno tuvo seguro. si quieres leerlo es este http://bellumartis.blogspot.com.es/2012/09/la-diada-1714-engano-o-ignorancia.html

      Eliminar

publicidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR