publicidad

30 de abril de 2017

BOMBARDEAR BOMBARDEROS, Heinz Knoke

BOMBARDEAR BOMBARDEROS, Heinz Knoike BELLUMARTIS HISTORIA MILITAR
Hoy  Esaú Rodríguez Delgado nos muestra una extraña táctica de combate aéreo:
El 22 de marzo de 1943 una agrupación de bombarderos Boeing B-17 vuela a 8000 metros en regreso a su base tras soltar su carga sobre la ciudad de Wilhelmshaven cuando de repente, un solitario Me-109G Gustav-1 los sorprende por encima suya a una altitud de 9000 metros. Tras realizar varios disparos desde las ametralladoras superiores, lo que vieron a continuación los miembros de las tripulaciones fue algo para lo que no les habían preparado en los cursos de vuelo: el pájaro alemán dejó caer una bomba de 250 kg que al llegar a su altura estalló, lanzando metralla para todos lados, y provocando que uno de los Boeing pierda un ala, y otros dos caigan en vertical asustados por algo que no se esperaban. ¿quién era este piloto y de dónde surgía esta nueva forma de derribar bombarderos?...

BOMBARDEAR BOMBARDEROS, Heinz Knoike BELLUMARTIS HISTORIA MILITAR
B-17 Flying Fortress sobrevolando Alemania
Esta aventura la cuenta su protagonista, Heinz Knoke, en su memorias “Volando para el Führer” donde relata que la idea se le ocurrió a su compañero Dieter, si bien al morir al poco en combate aéreo contra otros bombarderos, fue Heinz el que lo llevó a la práctica. Todo surgió cuando ambos, con alguna copa de más, estaban recordando los éxitos que habían obtenido cuando volaban apoyando a la infantería durante la Operación Barbarroja, antes de ser enviados a las defensas del Reich en la zona del mar del Norte. Durante el apoyo a las tropas de tierra, los Messerschmitt arrojaban bombas de 50 Kg., de 250 Kg. de metralla, o las A-250 (104 pequeñas bombas de 2 kilos) contra vehículos, instalaciones o columnas. Se les ocurrió que eso mismo se podría utilizar contra aquellas nuevas formaciones de fortalezas volantes que estaban empezando a atacar Alemania. Para ello hicieron varios entrenamientos intentando alcanzar un objetivo arrastrado por un Ju-88 al que le lanzaron todo tipo de bombas sin mucho éxito, por cierto. Pero el mejor campo de prueba es el mismo combate, y así, tras el éxito del 22 de marzo, el alto mando alemán autorizó a la 5ª Escuadrilla, comandada por Knoke, para seguir probando esta estrategia para atacar a las cerradas formaciones, que volando de forma compacta, se apoyaban mutuamente con sus 13 ametralladoras, y hacían casi imposible atacarlas por cualquier espacio.
BOMBARDEAR BOMBARDEROS, Heinz Knoike BELLUMARTIS HISTORIA MILITAR
El Me-109G1, con la bomba de 250 kg. En soporte central.
Pronto esta escuadrilla se hará famosa por hacer uso de esta estrategia, si bien los norteamericanos aprendieron pronto a vencer a esta nueva arma, así al principio comenzaron a volar más separados, o a distintas alturas para minimizar los efectos devastadores de la metralla, hasta que por fin, el 27 de agosto hacen acto de presencia los primeros cazas de apoyo que se encuentra esta escuadrilla, los P-38 Lightning, que con su característico diseño, eran fácilmente identificable por los pilotos alemanes. Con la llegada de la protección de caza, los Me-109 dejaron de llevar las bombas que les hacían perder velocidad y optaron por hacer uso de un nuevo arma, unos “tubos de chimenea” colocados debajo de cada ala y que disparaban granadas de 21 cm. y que debían disparar a una distancia máxima de 800 metros, así como la colocación de tanques de combustibles externos para mantenerse más tiempo en el aire, o nuevas armas, como cañones automáticos de 30 mm. Pero como en toda guerra, el enemigo respondió con la aparición del poderoso P-51 Mustang que terminó por decantar la guerra aérea del lado aliado, donde, salvo en contadas ocasiones, como los primeros caza a reacción Me-262, nunca lo perderían.
BOMBARDEAR BOMBARDEROS, Heinz Knoike BELLUMARTIS HISTORIA MILITAR
Messermicht de Heinz Knoke con los "tubos de Chimenea"
Nuestro protagonista terminó la guerra con el cargo de Capitán, con 33 victorias confirmadas (19 bombarderos cuatrimotor) y más de 2000 vuelos, habiendo participando en el frente oriental y occidental desde principios de 1941 hasta el fin de la guerra.  Sus memorias en español son difíciles de encontrar, aunque si buscáis, en alguna librería podréis hallarlas, siendo muy amenas de leer por estar escritas en forma de diario y con entradas cortas pero intensas.
                           UN INTERESANTE DOCUMENTAL



Bombardeando bombarderos, Heinz Knoke”Esaú Rodríguez Delgado– Bellumartis Historia Militar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR