publicidad

22 de marzo de 2017

EL SOL DE AUSTERLITZ; LA GRAN VICTORIA DE NAPOLEÓN.




El general Mack entrega la ciudad de Ulm a Napoleón. Óleo de Charles Thévenin

        Hoy en BHM se estrena Ricardo Sánchez Calvo como colaborador del Blog. Espero os guste su relato sobre la batalla de Austerlitz:
         En la noche del 1 de diciembre de 1805, en el campamento francés junto a la pequeña población de Austerlitz, Napoleón Bonaparte caminaba junto al mariscal Berthier entre sus soldados, para conocer la moral de sus hombres horas antes del combate. Los franceses estaban superados en número y tenían una línea de suministros larga a través de Europa. Por ello, el emperador se movía entre los soldados ya que el estado de ánimo era primordial.
         Tras un largo paseo entre ellos, los soldados sorprendidos por ver a su comandante en jefe, y con la preocupación de que se perdiese de regreso al cuartel general; desmontaron los vivaques que habían levantado con ramas y pajas, y les prendieron fuego a modo de antorchas improvisadas. En poco tiempo, todo el campamento ardía en honor de Napoleón, ya que ese mismo día se cumplía el primer aniversario de la coronación como emperador. Los soldados gritaban: Vive l'empereur! Poco después el propio Napoleón afirmó: “Esta noche ha sido la más feliz de mi vida”...

         Sin embargo, Austerlitz solo sería el final a una campaña magistral por parte del emperador. Tras su salida de las costas de Boulogne, realizó una rápida marcha por toda Europa hasta llegar a territorio austríaco. Allí viéndose en la retaguardia del general austríaco Mack decidió envolverlo, y el 20 de octubre el general se rindió con más de 20.000 hombres en la población de Ulm. Lo mismo sucedió con otros destacamentos, por lo que la gran parte del ejército austriaco fue derrotado sin apenas combates en pocos días.
Grabado de Napoleón con la Vieja Guardia
         El 25 de noviembre, el general francés Savary fue enviado al cuartel general aliado, con el deseo por parte de Bonaparte de evitar la batalla y examinar a su vez las fuerzas enemigas. Dos días más tarde, el emperador Francisco I ofreció a los franceses un armisticio, lo que fue acogido por Napoleón con alegría y entusiasmo. A su vez, retiró a sus tropas de la posición elevada que poseían en los Altos de Pratzen y se retiraron también del pueblo de Austerlitz. Napoleón había ordenado que estas maniobras se realizasen de una manera desordenada y caótica. El día 28, el emperador francés pidió una entrevista personal con el zar Alejandro I, pero fue recibido por Dolgorouki, uno de los ayudantes del zar que más despreciaba a los franceses. Para esta ocasión Bonaparte se mostró nervioso y dubitativo. Cuando el ruso informó a sus superiores, todos en el campamento aliado estaban seguros de la debilidad del ejército francés. La noche del 1 de diciembre, el encendido de las antorchas fue mal interpretado por los aliados debido a que estaban ya influenciados por los acontecimientos previos, y quisieron ver en ello otra muestra más de debilidad y una retirada francesa. El único que no creyó en la debilidad de los franceses fue el veterano general ruso Kutuzov que conocía ya a Napoleón, y sospechaba de una trampa, no obstante, tanto el zar como sus ayudantes creían que lo mejor era atacar inmediatamente.
         En el campo de batalla, los franceses ocupaban los pueblos de Telnitz, Sokolnitz en la zona sur y el de Bosenitz en la zona norte. En el centro, estaba situada la colina de Pratzen, una pequeña elevación de 12 metros aprox. que había sido abandonada por los franceses el día 27, dejándosela a los aliados.
         El plan de batalla de los aliados consistía en un ataque sobre el flanco derecho francés en los pueblos de Telnitz y Sokolnitz, ya que era el lugar más débil del despliegue francés. Después las tropas girarían y atacarían al resto del ejército francés desde el flanco. En el resto del campo de batalla, las tropas harían ataques para anclar a los franceses y que no pudiesen desplegarse en la zona del ataque principal.
         Por su parte, Napoleón basándose en el engaño, dejó deliberadamente el flanco derecho débil para incitar a los aliados. Sin embargo, había ordenado varios días antes al mariscal Davout que se reuniese con él desde Viena a marchas forzadas, para defender las poblaciones de Telnitz y Sokolnitz. Esto haría que los rusos tuviesen que destinar más tropas a su plan y dejar libres los Altos de Pratzen. Napoleón lo sabía, y afirmó: “Si la fuerza abandona los Altos de Pratzen, será derrotada sin duda.”
Situación de la batalla a las 18:00 del 1 de diciembre. US Military Academy
         Soult con su IV Cuerpo fue el elegido para tomar los altos y dividir así a la fuerza aliada en dos grupos separados.
         La batalla comenzó sobre las 8 de la mañana bajo una espesa niebla que ocupaba casi todo el lado francés. Los aliados decidieron avanzar hacia el flanco derecho enemigo para tomar los pueblos de Telnitz y Sokolnitz, siguiendo sus propios planes. El pueblo de Telnitz, estaba defendido por el 3º de Línea que aguantó las acometidas aliadas durante un tiempo; pero finalmente se vieron obligados a abandonar el pueblo. Pocos instantes después, el cuerpo de Davout llegó al campo de batalla y entró en escena para ayudar a sus camaradas a recuperar el poblado.
         En Sokolnitz la situación fue similar, las columnas aliadas procedentes de los Altos de Pratzen descendieron la colina para tomar el pueblo, defendido por el 26º Regimiento de Línea y hostigadores franceses. Ambos pueblos aguantaron gran parte del peso de la batalla y cambiaron de manos varias veces a lo largo del día.
         Por otra parte, Kutuzov, viendo lo desprotegido que había quedado el centro aliado, y aún preocupado por las posibles estratagemas napoleónicas, puso a su IV Cuerpo a lo largo de los Altos de Pratzen, pero el zar de Rusia creyó que era mejor destinar ese cuerpo a otros cometidos retirándolo inmediatamente.
         Alrededor de las 8:45, Napoleón creía que era el momento de atacar el centro aliado, y asestar un golpe definitivo al ejército enemigo. Para ello ordenó el avance de Soult, que oculto por la espesa niebla, pudo sorprender a los pocos soldados y oficiales que estaban sobre los altos. A medida que avanzaron, la espesa niebla fue desapareciendo, lo que fue tomado por los soldados franceses como un buen presagio del resultado de la batalla, y que después la propaganda imperial usaría para hablar del legendario sol de Austerlitz. Como dijo Napoleón: “La niebla para la trampa, el Sol para la victoria”.
Situación de la batalla a las 9 del día 2 de diciembre. US Military Academy
          Tras la conquista francesa del centro, los aliados se vieron obligados a contraatacar y durante una hora, Pratzen estuvo en disputa. La llegada de la división francesa de Vandamme, decantó la lucha del bando francés. En ese momento, los aliados solo tenían disponible la Guardia Imperial rusa, que fue enviada al combate junto a su caballería. Los franceses contraatacaron enviando a su caballería y refuerzos para poder frenar a las tropas de élite rusas. De hecho, el propio Napoleón había trasladado su  cuartel de operaciones a lo alto de la colina, para tener un mejor conocimiento de la situación en ese sector.
          La batalla estaba llegando a su final. En el norte Murat y Lannes se enfrentaron al comandante ruso Bagration que quiso atacar el flanco izquierdo francés, pero que se vio obligado a retroceder tras combates de caballería. Por su parte, en el flanco sur los franceses y los aliados seguían combatiendo por los pueblos de Telnitz y Sokolnitz. En un movimiento de pinza, las columnas rusas se vieron rodeadas desde  los pueblos y desde los altos, por lo que el pánico comenzó a adueñarse del campo de batalla. Con la huida de los rusos, se produjo uno de los incidentes más famosos y discutidos del día. Los soldados aliados intentaron escapar hacia unos estanques helados y se convirtieron en el objetivo de la artillería francesa, que al disparar; rompió el hielo e hizo que muchos de los soldados, caballos y artillería cayesen al agua. Según las crónicas francesas, entre 200 y 2000 rusos murieron ahogados, junto con gran parte de la artillería; no obstante según otras investigaciones y documentos de los pueblos cercanos, apenas fueron encontrados unos  pocos hombres y algunos caballos.
Situación al final de la batalla, a la 14:00 del día 2. US Military Academy
          Tras el enfrentamiento, quedaba la tarea desagradable de contabilizar las bajas, un trabajo mucho peor en el campo de los aliados, que contaron unas 20.000 bajas, frente a los 8.000 de los franceses. La batalla había significado el completo final de la Tercera Coalición. Rusia aun poseía una gran cantidad de tropas, pero el desánimo general hizo que se comenzasen enseguida las negociaciones de paz. La primera consecuencia fue que Prusia decidió no intervenir por el momento en los acontecimientos, ya que había estado pendiente del resultado para decidir si entraba en la coalición o no. También supuso que Napoleón se convertía en dueño de gran parte de Europa. Austria era obligada a convertirse en un estado aliado y perdía parte de sus posesiones territoriales.
La batalla fue una muestra de estrategia perfecta, al nivel de Cannas o Gaugamela y ponía a Napoleón a nivel de Anibal, Alejandro Magno o Julio Cesar. El emperador francés supo explotar el exceso de confianza que había en el campo aliado, especialmente la del zar Alejandro I, principal causante de la derrota, ya que el deseaba ser conocido como el hombre que había derrotado a Napoleón, por ello mostró la debilidad que tanto deseaba ver Alejandro I para hacerle caer en la trampa. Hasta día de hoy sigue siendo estudiada en las academias militares.
Al final del día, Napoleón agradeció el trabajo de sus soldados con un mensaje que comenzaba: “Soldados, estoy orgulloso de vosotros...” Para terminar con su famoso: “Bastará con que digáis: Yo estuve en Austerlitz, para que os respondan: Ahí va un valiente”.

Para saber más puedes leer estos libros

El sol de Austerlitz, La gran victoria de Napoleón” Ricardo Sánchez Calvo – Bellumartis Historia Militar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR