publicidad

22 de febrero de 2017

“LAS 28 REGLAS DE LOS RANGER” DE ROBERT ROGERS



Supuesto retrato de Robert Rogers
Anne S. K. Brown Military Collection


         En marzo de 1756 en plena guerra de los siete años y tras demostrar su valía al mando de unidades de exploradores o Rangers se le encomendó la creación de una compañía independiente.
         Esta unidad formada por sesenta soldados rasos, tres sargentos, un alférez y un teniente fue creada rápidamente y “sin alistar a nadie que no estuviese a acostumbrado a viajar y a cazar y contando solo con aquellos en cuyo coraje y fidelidad se pudiese confiar”.
         Cada recluta recibió diez dólares Españoles, el famoso real de a ocho que dio origen al símbolo $ (la columna de hércules y la cinta de Plus Ultra) para la compra de su material: armas, ropa y munición. Debemos destacar que no sería hasta 1958 cuando Rogers' Rangers adoptasen su característica uniformidad en color verde para ser exacto la chaquetilla. Como nota pintoresca solían adornar sus ropas con colgante de pieles y pelo de animales y abalorios indios. Los oficiales al parecer portaban un sombrero de ala delantera doblada hacia arriba como el que lleva Robert Rogers en la portada del libro “Con los Rangers”...

Painting of Rogers Rangers, "To Range the Woods", New York, 1760
U.S. ARMY CENTER OF MILITARY HISTORY, Army Artist Team XXII
En cuanto al armamento cada hombre tenía un mosquete de entre 3 o cuatro kilos muchos de ellos de caza par lograr mejor puntería que los estándar del ejército. Para lograr una gran capacidad de tiro, teniendo en cuenta una cadencia de 3 disparos por minuto, portaban la pólvora para 60 rondas en un cuerno y los proyectiles en una bandolera. Según un relato del oficial inglés John Knox estos hombres cargaban sus mosquetes con una bala y entre seis o siete postas pequeñas a la vez, por lo que lograban gran efectividad tanto a corto como a larga distancia. ¿Os preguntareis el por qué lo hacían? la respuesta es sencilla, al no combatir en formación y al hacerlo en medio de los bosques el enemigo podía a parecer en cualquier momento y había que estar listo. También iban armados con armas blancas de los nativos como era el Tomahawk y el cuchillo de escalpelo.
Tal fue el éxito de Rogers y sus hombres que en 1757 se le encomendó la creación de otra compañía con 56 infantes. Esta vez tuvo que recurrir a voluntarios de regimientos de línea 22º,27º,42º y del 2º batallón de Americanos Reales entre otros. Debido a la disparidad de orígenes y sobre todo de sus conocimientos de la guerra en el bosque decidió crear una regla para la guerra irregular o asimétrica como se conoce ahora. Este plan de disciplina se resume en las conocidas como “REGLAS GENERALES PARA EL SERVICIO EN LOS RANGERS” que varios siglos después siguen regulando la vida del 75º Regimiento Ranger en la actualidad desde su creación por William Darby en 1942.
A continuación citaré las 28 reglas de Rogers junto con su versión actual adaptada a los nuevos tiempos, en cursiva la original y subrayada la moderna (puede coincidir si no se cambió).
Todos los Rangers están sujetos a las reglas y artículos de la Guerra: presentarse a cada atardecer con el toque de revista, en sus propias filas, equipado cada uno con mosquete, sesenta balas, la correspondiente pólvora y un hacha; antes de romper la formación se asignaran las guardias y las exploraciones del próximo día.
Cuando se os ordene ir hasta los fuerte enemigos o a la frontera para reconocerlos, si vuestro número es pequeño hacerlo en fila, a una distancia entre cada uno que evite que una bala mate a dos hombres. Si el terreno lo permite enviar un hombre al frente y a cada flanco para que avisen de enemigo.
Si la marcha es a través de pantanos o sobre suelo blando, cambiar vuestra posición y marchar en línea hasta que salgáis de ese terreno para dificultar el rastreo y luego retomar vuestra formación. Antes de acampar marchad hasta que este bastante oscuro y elegid una posición que dé a los centinelas la oportunidad de ver u oír al enemigo a considerable distancia, manteniendo alternativamente durante toda la noche a la mitad del grupo despierto.
4º Antes de llegar al lugar a reconocer, envía a uno o dos hombres de confianza para que busquen el mejor lugar para las observaciones. Antes de llegar a tu destino envía uno o dos hombres a explorar el área y descubrir las trampas.
Si tenéis la fortuna de coger prisioneros, examinadlos (interrogarlos) separadamente y al regresar tomad una ruta diferente de aquella por la que llegasteis. De esta manera descubriréis mejor cualquier partida que puede estar enfrente y tendréis una oportunidad, si su número es superior al vuestro, de alterar vuestra ruta o dispersaros, según las circunstancias.
Si marcháis en un cuerpo de 300 o 400 para atacar a un enemigo, dividid vuestra partida en tres columnas, cada una con un oficial al mando. Estas columnas irán en fila separadas entre sí veinte yardas. […] manteniendo alerta las partidas de los flancos y una reserva en vuestra retaguardia a fin de prevenir que os rodeen que es la táctica favorita de los salvajes.
7º Si os veis obligados a recibir fuego enemigo, tumbaos hasta que termine; incorporaos después y descargar vuestras armas sobre ellos apuntado bien. su cuerpo principal es igual al tuyo, extiéndase ocasionalmente; Pero si es superior, ten cuidado de sostener y fortalecer tus partidas de los flancos, hacerlos iguales a los suyos, que si es posible los puedes repeler a su cuerpo principal, en cuyo caso empujarlos con la mayor resolución con igual fuerza en cada flanco y en el centro, observando mantener a una distancia apropiada el uno del otro, y avanzar de árbol en árbol, con una mitad de la partida antes de las diez o doce yardas. Si el enemigo empuja sobre ti, cesa tu fuego delantero, y luego deja que tu retaguardia avance hacia ellos y dispare, para lo cual los que antes estaban delante estarán listos para descargar de nuevo, y repetirán alternativamente, Según lo requiera la ocasión; Por este medio usted mantendrá un fuego tan constante, que el enemigo no podrá fácilmente romper vuestro orden, o ganar vuestro terreno. Mantén tus flancos tan fuertes como la del enemigo y si la retirada es necesaria mantén el fuego de cobertura.
Si obligas al enemigo a retirarse, tenga cuidado, persíguelos de cerca, manteniendo partidas en los flancos, y evitar que ellos ganan promontorios, o terreno en elevación, en cuyo caso tal vez serían capaces de reunirse y haceros retroceder. Cuando persigas al enemigo, mantén tus flancos fuertes y evita que ganen terreno elevado donde pueden volverse y combatir.
Miembros del 75º Reg. Ranger. Pinterest
Si usted está obligado a retirarse, que la parte delantera cese el fuego y replegaos hasta que la parte trasera ha hecho lo mismo, haciendo con el mejor terreno que puedas; Por este medio obligarás al enemigo a perseguirte, si lo hacen en absoluto, soportando un fuego constante. Al retroceder, la fila que enfrenta al enemigo debe disparar y retirarse por el segundo rango, haciendo así que el enemigo avance en el fuego constante.
10. Si el enemigo es tan superior que estás en peligro de ser rodeado por ellos, que todo el cuerpo se dispersa, y cada uno tome un camino diferente al lugar de encuentro designado para esa noche, que debe ser alterado y fijado cada mañana para el  fin de reunir a todo la partida, o al mayor número posible de ellos, después de cualquier separación que pueda ocurrir en el día; Pero si por casualidad te rodean, formaos en un cuadrado, o si en el bosque un círculo es mejor y, si es posible, haced una parada hasta que la oscuridad de la noche favorezca vuestra huida. Si el enemigo es muy superior, todo el equipo debe dispersarse y reunirse de nuevo en un lugar designado. Esto dispersa la búsqueda y permite la resistencia organizada.
11º Si vuestra vanguardia es atacada, el cuerpo principal y los flancos deben colocarse mirando a la derecha o a la izquierda, según lo requiera la ocasión, y formarse para oponerse al enemigo, como se ha indicado anteriormente; Y el mismo método debe ser observado, si se ataca en cualquiera de sus flancos, por lo que significa que siempre hará una parte trasera de uno de sus flancos. Si se atacan desde la parte frontal, las filas de orden inverso, por lo que el rango trasero ahora se convierte en el frente. Si es atacado desde el flanco, el flanco opuesto ahora sirve como el retaguardia.
12º Si decides reunirte después de un retiro, para hacerte una nueva posición contra el enemigo, intenta por todos los medios hacerlo en el terreno más elevado que encuentres, lo que te dará gran ventaja en el punto de la situación y permitirá Para repulsar números superiores. Si os reunís después de un retirada, lo hareis en el terreno alto para frenar el avance enemigo
13º En general, cuando os empujen el enemigo, reserven vuestro fuego hasta que se acerquen muy cerca, lo cual los pondrá en la mayor sorpresa y consternación, y les dará la oportunidad de correr sobre ellos con vuestro hachas y cuchillos. Al hagais una emboscada, esperar a que el enemigo se acerque lo suficiente para que su fuego sea doblemente aterrador, y después de disparar, el enemigo puede ser apresurado con hachas.
14º Cuando acampeis de la noche, arreglen sus centinelas de tal manera que no se liberen del cuerpo principal hasta la mañana, el secreto profundo y el silencio son a menudo de la última importancia en estos casos. Por lo tanto, cada centinela debe estar formada por seis hombres, dos de los cuales deben estar constantemente alertas, y cuando sean relevados por sus compañeros, debe hacerse sin ruido; Y en caso de que los que están de servicio vean o oigan cualquier cosa que los alarma, no hablen, pero uno de ellos se retira en silencio y le informa al oficial al mando de que se pueden hacer las disposiciones apropiadas; Y todos las guardias ocasionales deben ser fijados de la misma manera. En un campamento, los centinelas deben ser colocados a una distancia para proteger el campamento sin revelar su ubicación. Cada centinela consistirá de 6 hombres con dos constantemente despiertos a la vez.
15º Al amanecer, despierta todo tu destacamento; pues es el momento en que los salvajes eligen caer sobre sus enemigos, debe por todos los medios estar en disposición de recibirlos. Todo el destacamento debe estar despierto antes del amanecer cada mañana, ya que este es el momento habitual del ataque enemigo.
16º Si el enemigo fuese descubierto por vuestros destacamentos por la mañana, y fuesen superiores a vosotros, y la victoria fuera dudosa, no debéis atacarlos hasta la tarde, pues entonces no sabrán vuestros números, y si os rechazan, vuestra retirada será favorecida por la oscuridad de la noche. Al descubrir un enemigo superior por la mañana, debe esperar hasta que oscurezca para atacar, ocultando así vuestra inferiroidad y usando la noche para ayudar a la retirada.
17º Antes de salir de su campamento, envíe exploradores a explorar alrededor de él, para ver si hay algún indicio o pista de un enemigo que podría haber estado cerca de usted durante la noche. Antes de salir de un campamento, envíe pequeñas fiestas para ver si ha sido observado durante la noche.
Rangers en Mogadiscio "Black Hawk derribado". Pinterest
18º Cuando te detienes a refrescarte, escoge un manantial o riachuelo, si puedes, y distribuye tu partida para que no os sorprendan, poniendo guardias y centinelas adecuados a la distancia apropiada, y deja que un pequeña partida camine por el camino por el que entraste a fin de interceptar al enemigo. Cuando os ddetengais por  agua, coloque guardias adecuadas alrededor del lugar, asegurándose de que el camino que utilizó está cubierto para evitar la sorpresa de una unidad perseguidora.
19º Si, en tu regreso, tienes que cruzar ríos, evita los habituales vados tanto como sea posible, para que el enemigo no lo haya descubierto, y esté ahí esperándote. Evite el uso de vados habituales para cruzar ríos ya que éstos suelen ser observados por el enemigo.
20º Si tienes que pasar por lagos, manténgase a cierta distancia de la orilla, no sea que, en caso de una emboscada o un ataque del enemigo, cuando en esa situación vuestra retirada sea cortada. Evite pasar lagos demasiado cerca de la orilla, ya que el enemigo podría atraparlo contra el borde del agua.
21º Si el enemigo persigue su retaguardia, tome un desvio en circulo hasta que volváis a vuestras huellas, y allí forman una emboscada para recibirlos, y darles el primer fuego. Si un enemigo está siguiendo su retaguardia, haga un círculo hacia atrás y ataque a él por el mismo camino.

Rangers en Point du Hoc, DiaD 1944
dday-overlord
22º Cuando regreses de un exploración y te acerques a nuestros fuertes, evita los caminos habituales y las avenidas, para que el enemigo no te haya emboscado, cuando estas casi agotado de las fatigas. Cuando regrese de una exploración, use un camino diferente ya que el enemigo puede haberte visto salir y esperará vuestro regreso cuando estés cansado.
23º Cuando persigues cualquier partida que haya estado cerca de nuestros fuertes o campamentos, no sigas directamente sus huellas, para que no sean descubiertos por sus retaguardia, que, en tal momento, estarían más alertas; tomad un camino distinto, y asaltarlos en algún estrecho paso, o tumbaros para recibirlos cuando y donde menos lo esperan. Al seguir a una fuerza enemiga, trate de no usar su camino, sino más bien planea cortarlos y emboscarlos en un lugar estrecho o cuando menos lo esperan.
24º Si vas a embarcar en canoas, botes o por cualquier otro medio, , escoge la tarde para vuestro embarque, ya que tendrás toda la noche delante de ti, para pasar sin descubrir por ninguna parte del enemigo, en las colinas, u otros lugares, que dominan el lago o el río en el que esteis. Cuando viajes por el agua, salga por la noche para evitar la detección.
25º Ordena que el bote o la canoa esperen unos por otros: el tercero por el segundo, y el cuarto por el tercero, y así sucesivamente, para evitar la separación, y que estés listo para ayudar. En caso de emergencia. En el remo en una cadena de barcos, el que está en la parte delantera debe mantener el contacto con el que está directamente a popa de la misma. De esta manera pueden ayudarse mutuamente y los barcos no se perderán en la noche.
26º Designa a un hombre en cada bote para que vigile las hogueras en las orillas cercanas. Gracias a su número y el tamaño de los cuales puedes formar un juicio sobre las fuerzas enemigas y decidir si puedes atacarlos o no. Un hombre en cada barco será asignado para mirar la orilla para los fuegos o el movimiento.
27º Si encuentras al enemigo acampado cerca de las riberas de un río o de un lago, que imaginas intentará cruzar por su seguridad al ser atacado, deja un destacamento de tu partido en la orilla opuesta para recibirlos, mientras que con el resto, los sorprenderás, los tendras entre usted y el lago o el río. Si usted está preparando una emboscada cerca de un río o lago, deje una fuerza en el lado opuesto del agua para que la huida del enemigo los lleve a su destacamento.
28º Si no puede usted convencerse del número y la fuerza del enemigo, de su fuego, ocultar sus barcos a cierta distancia, y averiguar su número por una partida de reconocimiento, cuando se embarcan o marchan por la mañana, dejando marcando el camino, Cuando persigáis, embosqueis y ataqueis, ó dejeis pasar, que sea la prudencia quien os diriga. En general, sin embargo, para que no sea descubierto por el enemigo sobre los lagos y los ríos a gran distancia, es más seguro quedarse con los barcos y el grupo oculto todo el día, sin ruido ni señal; Y seguir la ruta prevista por la noche; en cualquier caso establecer contraseñas de palabras y signos, para reconoceros en la oscuridad, y también nombra un punto de reunión a cada hombre para que en caso de cualquier accidente pueda regresar a la formación. Al localizar a una partida enemiga de fuerza indeterminada, envíe una pequeña unidad de exploración para verlos. Puedes tomar todo el día para decidir sobre su ataque o retirada, por lo que deben establecerse signos y firmas para determinar a sus amigos en la oscuridad.
Rangers en la provincia de Wardak en Afganistán. Loadoutroom.com
Como podéis ver estas normas siguen siendo validad 200 años después de su creación y a día de hoy los Ranger estadounidenses siguen empleándolas en sus misiones en Afganistán y otros escenarios.


Las 28 reglas de los Ranger” Francisco García Campa – Bellumartis Historia Militar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR