publicidad

8 de enero de 2017

STIRLING Y EL ORIGEN DE LOS SAS, Parte II. Las primeras misiones.



         Los extraños entrenamientos de los hombres de Stirling eran objeto de burla por parte de los oficiales más conservadores  destinados en el Cairo. De hecho sería una apuesta con un oficial de la RAF la causa de la primera incursión del SAS.
         Aunque parezca una broma el primer asalto de los SAS fue la base más importante de la RAF en Egipto, Heliópolis. Tras una marcha por el desierto de 140 kilómetros a bordo de sus vehículos modificados para el desierto, los 40 hombres del SAS se adentraron en la base. En plena noche de forma sigilosa pegaron etiquetas en los aviones estacionados, simulando que eran cargas explosivas, sin ser detectados. Stirling ganó la apuesta y lo más importante demostró la eficacia de su idea...

Fundador del SAS, David Stirling izquierda con Jock Lewes Foto Pena and Sword
         En espera de su ansiada primera misión de combate real dentro de la futura ofensiva de Auchinleck, prevista para noviembre, se dedicaron a estudiar los posibles objetivos además de perfeccionar sus tácticas especiales. Entre las innovaciones desarrolladas  para esta nueva forma de guerra, destaca la bomba Lewis (lewes bomb), creada por el teniente Jock Lewes para destruir los aviones enemigos estacionados en tierra. Gracias a su capacidad tanto destructiva,  gracias al explosivo plástico Nobel 808, como incendiaria, debido al termithe (producto incendiario elaborad con polvos metálicos) y combustible diésel, era ideal en acciones de sabotaje. Además su peso, solo 450 gramos, permitía que cada hombre portase varias de ellas y con solo una adosada a los depósitos de los aviones era suficiente para destruirlos.
         Sería el 16 de noviembre cuando tuvieron su bautizo de fuego en un ataque a cinco aeródromos alemanes, la Operación Squatter. El plan era lanzar 62 hombres desde varios Bristol Bombay y tras destruir los objetivos se encontrarían con los hombres del LRDG, Long Range Desert Group (más adelante escribiremos sobre ellos), que les levaría de regreso a Egipto. Pero todo salió mal ya que los fuertes vientos y la oscuridad al no verse la luna, hicieron que los hombres cayesen lejos de los objetivo y son se pudiesen reunir ni para atacar ni para retirase. De todos los hombres enviados solo regresaron 22 entre ellos el propio Stirling.
Supervivientes de la primera mision del SAS. Daily.co.uk
          La lección que extrajeron de este varapalo fue el abandono de los saltos desde aviones. ¿Cómo iban a llegar? La respuesta es sencilla, igual que tenían previsto retirarse, es decir gracias al LRDG.
         El Destacamento L del SAS fue enviado por orden del general Ritchie (comandante en jefe del 8º Ejército)  al oasis de Jalo para unirse con un escuadrón del LRDG que serían su unidad de trasporte. Los nuevos taxis serían  los Ford F30 4x4 de 30 cwt, que desde marzo de 1941 habían sustituido a los Chevrolet 1533x2 30 cwt. Los Ford daban movilidad y potencia de fuego ya que estaban dotados de ametralladoras pesadas y ligeras.
         El cambio fue un verdadero éxito y en diciembre, los ataques a los aeródromos de Agedabia, Agheila y Sirte destruyeron con sus bombas Lewes 61 aviones y 3º vehículos. En el periodo navideño no se dio tregua y se realizó un doble ataque: a Nofilia por Lewes que pese al éxito de su misión moriría en el regreso por un ataque aéreo (31 de diciembre); Stirling comandó el ataque a Sirte. Este destacamento llegó tarde y no pudo aprovechar la oscuridad de la noche para poner las bombas por lo que decidieron improvisar, y eso que no son españoles. Decidieron adentrarse en las pistas y disparar a los aviones con sus ametralladoras a la vez que lanzaban granada de mano, todo un éxito. Pese a la perdida de Lewes esta misio se consideró un éxito ya que destruyeron 90 aeronaves enemigas.
         En enero de 1942 Stirling fue ascendido a comandante y se le autorizo a fortalecer su Destacamento L. entre las nuevas incorporaciones destaca la Compagnie de Chasseurs Parachutistes de la Francia Libre y la Sección Especial de Botes del Comando 8 para una posible incursión contra el puerto de Bouerat en Libia. En este periodo también Stirling consolido la imagen de los SAS con su insignia y boina de la que hablaremos otro día. Durante el resto del año nuevos hombres se unen al SAS: el Escuadron Sagrado Griego, Helios Lokos; el Grupo Especial de Interrogatorio (Special Interrogation Group, SIG) formada por alemanes antinazis. Gracias a estos hombres Stirling diseñaría una misión muy especial…
Ford 30 cwt 30 del LRGD. lrgd.dehttp://www.lrdg.de/vehicles1.htm

Fuentes y créditos fotográficos:
-         El Special Air Service” Shortt J. Osprey Publishing
-         Los comandos y otras fuerzas británicas en Europa” Brayley M.
-         Wikicommons

STIRLING Y EL ORIGEN DE LOS SAS, Parte II. Las primeras misiones” Francisco García Campa – Bellumartis Historia Militar

        

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR