publicidad

31 de enero de 2017

LOS CARROS DE COMBATE FRANCESES EN 1940 ¿UNA MALA ESTRATEGIA?

Carros B1 llevados como trofeos a Alemania. 1940
         Lo primero que nos viene a la mente al oír hablar de la Invasión de Francia por la Alemania Nazi, es la Blitzkrieg y las unidades panzer alemanas. La sorprendente victoria de las divisiones de carros alemanas junto con una visión mitificada hace que muchos piensen que todo se debe a la mejor calidad de la ingeniería alemana y al mayor número de vehículos acorazados germanos. Pero esta visión no es del todo exacta.
         En primer lugar si analizamos el total de carros desplegados en la zona de combate, nos llevamos la primera de las sorpresas. Según Alan Shepperd en su obra “Hitler en Paris” los aliados desplegaron unos 3.000 frente a los 2.400 panzer alemanes. En estas cifras no se contaban ni con los vehículos sobre rueda, ni los semiorugas que fue una de las piezas claves de la movilidad de las unidades blindadas alemanas...

         En segundo lugar, la calidad de los Charts de Combats franceses eran mayoritariamente de mejores prestaciones que sus homólogos alemanes tanto en blindaje como en potencia de fuego. Su talón de Aquiles era la velocidad, ya que como veremos fueron creados como tanques de apoyo a la infantería, os recomiendo leer el artículo sobre el Churchill británico.
     
Un Somua S35 saliendo de la fabrica
   
Entre los carros galos se deben destacar los
Somua de veinte toneladas y los Char B1 de treinta toneladas. El primero armado con un cañon de alta velocidad de 47 mm y el segundo con dos, uno en la torre de 47 mm y otro en el casco de 75 mm.  Los franceses desplegaron unas 800 unidades que superaban a los PzKpfw III y IV en todos los aspectos salvo la velocidad (40 el III frente a los 20 del B1), lo que permitía a los panzer flanquearles fácilmente. Se debe destacar que el grueso de las míticas divisiones acorazada alemanes estaban formada por los PzKpfw I y II con los desfasados cañones de 20 mm muy inferiores a los de los carros Renault-35 y Hotchkiss-35 de 37 mm.
Carros franceses 1940. TanksEncicplopedia
         Pero los carros franceses tenían unos fallos que solo se descubrieron en pleno combate, además de la velocidad se puede destacar el hecho que algunos carros solo tenían un hombre en la torreta, el comandante, lo que implicaba que en combate se estresase rápidamente al tener que cargar y disparar en solitario; la ausencia de radios en la mayor parte de las compañías; los depósitos de poca capacidad que junto a carecer de un medio sencillo de repostaje (os invito a leer “El secreto de la BlitzKrieg, WermachtKanister) limitaba la movilidad. ¿Por qué esta escasa movilidad en las unidades de carros frente a la gran velocidad de las divisiones Panzer?
         La respuesta es sencilla, la total confianza en la Linea Maginot. Francia había gastado millones de francos en la más poderosa red de fortalezas de la época por lo que sería un absurdo según su Estado Mayor crear “divisiones móviles”. De hecho la mayor parte de los carros franceses eran de apoyo cercano, según Alan Sheppard entre 1500 y 1700 estaban dispersos entre las divisiones de infantería; otros 700 o 800 en las unidades de caballería o DLM (Division Légére Mécanique) con funciones de reconocimiento y exploración. ¿y el resto?
Char B1 en Stonne. Wikipedia
         Cosas de la Historia, Francia fue uno de los pioneros en la creación de un arma propia separada de la artillería. Ya en 1916 el general Estienne había concebido un cuerpo de 10.000 hombres con Chars de Combats que avanzaría a través de las trincheras, de ahí la preocupación por el tamaño de las orugas más que la velocidad de alguno de los modelos. Pero en los años veinte debido a la obsesión por la estrategia defensiva esta idea quedó en nada y se repartieron los carros por las unidades de infantería. 
          En 1929 el general Doumenc volvería a insistir en la creación de unidades de carros con gran movilidad y apoyo de artillería e infantería motorizada. También el teniente general De Gaulle en 1934 propuso crear una unidad de elite de carristas de seis divisiones de línea y una ligera,  pero los políticos no deseaban que se creasen unidades de soldados profesionales además de ir en contra de concepto de defensa estática.   
Charles De Gaulle de carrista
         En 1936 al final se decidió crear dos Divisiones Cuirassée, DCR, conformadas por los Char B1 con el propósito de contraataque y ruptura. Pero las penurias presupuestarias harían que en 1940 solo estuviesen dotadas con la mitad de los efectivos además del hecho que la producción de carros se centró en el Renault R-35 de apoyo a la infantería. De hecho en plena batalla de mayo se crearía la 3º DCR comandada por De Gaulle.  Teóricamente estas divisiones contaban con dos batallones del Char B1 (68 carros) y dos más del Hotchkiss H-39 (unos 90).
         En resumen no siempre la calidad es lo importante en la guerra si no el buen empleo de los medios de los que dispones, para buen ejemplo un botón. El 16 de mayo un solo Char B1, apodado Eure, destruyó trece Panzer III y IV en Stonne, pero en conjunto la paliza alemana a Francia fue aún mayor, gracias al buen empleo de unas armas de menor calidad que se convirtieron en un mito
Los somuas S35 capturados por los alemanes fueron denominados Pzkpfw 35C 739
Bibliografía:

Los carros de combate franceses en 1940 ¿una mala estrategia?” Francisco García Campa – Bellumartis Historia Militar

1 comentario:

  1. Desmitifica la presunta superioridad de la ingeniería alemana durante la SGM sobre sus oponentes franceses o británicos pero entonces volvemos al punto de partida: por qué Francia resultó presa tan fácil de los alemanes en 1940?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR