publicidad

2 de enero de 2017

LA CONQUISTA DE GRANADA


"La Rendinción de Granada" de Francisco Pradilla. Wikicommons

         Desde la lejanía el rey Fernando II de Aragón a la cabeza de las tropas castellanas planea el asalto final a Granada, la capital del reino nazarí y último bastión musulmán en tierras hispanas. La estrategia para conquistar la Alhambra sería un largo asedio para lo que mandó construir la ciudad de Santa Fe en piedra y ladrillo para demostrar su deseo de “reconquistar” definitivamente para el cristianismo estas tierras andaluzas. 
A la izquierda del futuro Rey Católico, título concedido por el papa Inocencio VIII, uno de los mayores militares que dio nuestra tierra,  Gonzalo Fernández de Córdoba conocido años más tarde como el Gran Capitán que logró gran parte de su fama en la larga Guerra de Granada. Más de diez años de luchas en las que las tropas cristianas avanzaban tomando plazas fuertes y aislando a Granada,  a un ritmo lento influenciado por las campañas primaverales y los descansos invernales, en la que las batallas campales fueron inexistentes y se libró mediante incursiones, asedios, escaramuzas e incluso traiciones...

Mapa con las fechas de las conquistas. Wikicommons
La Primera Fase de la Guerra (1482-1487): tras la toma de Zahara por los granadinos en 1481 en venganza a un ataque cristiano, dio lugar a un casus belli que permitió la ruptura de la tregua con la toma de Alhama el 28 de febrero de 1482. Tras momentos de indecisión en 1485 comienzan las conquistas territoriales en las tierras de Málaga, Vega de Granada y Loja. En este año se produce un cambio en el objetivo de la guerra, ya no se persigue castigar al Reino Nazarí sino anexionarlo a la Corona Castellana, y para ello se emplearon tanto las armas como la Diplomacia aprovechando las luchas internas entre los partidarios de El Zagal y Muhammad XII Boabdil.
La Segunda Fase (1488-1490) pese a los problemas derivados de la peste en Andalucía, la ausencia del Rey Fernando por la convocatoria de Cortes de Aragón y los problemas internacionales en la cuestión sucesoria de Bretaña que afectaba al Reino de Navarra, se prosiguió con la conquista. Con el centro de operaciones en Murcia las tropas castellanas se apoderaron de la actual provincia de Almería y el resto del reino salvo Granada y además se impidió la llegada de refuerzos desde África controlando los puertos. La Toma de Granada  (1490-1492) tras un largo asedio y más por medio de negociaciones que mediante las armas, la ciudad se rindió antes del plazo de dos meses que establecía las Capitulaciones de Granada. El 2 de enero de 1492 se puso fin a la “Reconquista” tras ocho siglos, salpicados de períodos de convivencia y de enfrentamiento. 
Fernando "el Católico" y Fernando de Cordoba observan las defensas.
Obra de Antonio Navarro Menchón
 La Guerra de Granada para muchos autores fue la primera guerra Moderna tanto en cuanto a la concepción estratégica como en la organización del ejército.  Aunque persistía el empleo de las huestes medievales, formadas por los nobles y las órdenes religiosas, la Corona creó una verdadera Tropa Real de unos 20.000 hombres. Esta unidad profesional estaba creada a partir de la Santa Hermandad, que además de sus funciones policiales asumió un carácter militar en esta guerra. Entre los avances en el arte militar de los Ejércitos Reales en este conflicto destacan los siguientes: creación del primer hospital de campaña moderno; el uso de más de 1.000 mulas en funciones de logística especialmente para el suministro de la artillería. Esta arma aparecería por primera vez como un verdadero cuerpo de ejército, formado por más de 200 piezas comandado por Francisco Ramírez. Su papel fue tan vital para rendir la numerosas ciudades fortificadas que 6.000 zapadores construyeron una calzada para transportar las piezas hasta Cambil.
Aunque no está comprobada su certeza histórica, el relato de Antonio de Guevara, obispo de Guadix, a Isabel de Portugal en 1526  menciona  las duras palabras de la Sultana Aixa al-Horra a su hijo Boabdil cuando marchaban al destierro: "Llora, llora como mujer la pérdida de un reino por cuya defensa no has sabido morir como un hombre”. Estas palabras nos sirven para ver cómo se “reconquistó” Granada sin un último gran combate sino mediante la diplomacia basada en la fuerza, por eso Maquiavelo tenía al Rey Fernando como el paradigma del “Principe”.
PARA SABER MÁ PODEIS LEER ESTOS LIBROS
 
Grabado de la novela Los Monfíes de las Alpujarras (1859) de Manuel Fernández y González
Wikicommons

La Conquista de Granada” Francisco García Campa – Bellumartis Historia Militar
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR