publicidad

19 de enero de 2017

JUAN PONCE DE LEÓN



Grabado coloreado del XVII

         En 1513 Juan Ponce de León y Figueroa avistó un 27 de marzo la costa de Florida, pero no pisaría tierra hasta el 2 de abril, dando comienzo a la aventura norteamericana de nuestros bizarros antepasados.
         No existen pruebas de que los navegantes españoles supiesen de la existencia de tierra firme al norte de la isla Española salvo el hecho de que a 3.000 kilómetros, el navegante Juan Caboto por orden de la Corona Inglesa descubriese el cabo Bonavista en la actual Canadá (1497); además de las leyendas de los nativos de Cuba y Puerto Rico sobre las “Fuentes de Juvencia”, aunque para ser fieles a la realidad hasta 1575 no se identifico a Ponce con este mito...

         Entre los hombres que creyeron en la existencia de esas tierras destacó un noble vallisoletano que puso su fortuna en juego en busca de la inmortalidad (entiéndase en un sentido histórico). Nació en tierra de Campos el 8 de abril de 1460, en el seno de una familia de alcurnia entre cuyos parientes estaba el Marqués de Cádiz, Rodrigo Ponce de León y la familia Núñez de Guzmán, y ya de niño entró al servicio del rey Fernando el Católico como paje, años mas tarde como soldado participó en la campaña de Granada
 En 1493 viajaría a las Indias junto con Cristóbal Colón en su segundo viaje. En 1502 acompañaría a Ovando a La Española, se asentaría en Santo Domingo donde contrajo matrimonio. En 1505 se trasladó a Puerto Rico donde sea gobernador de Borinquen y fundaría Caparra, actual San Juan, gracias a su pacifica política con los indígenas especialmente con el cacique taino Agüeybaná. Todo parecía dispuesto para que tras la muerte de Colon el fuera elegido gobernador de los descubrimientos pero el juicio del hijo del genovés, hizo cambiar de opinión a la Corona que prefirió mandar a un peninsular.
Viéndose sin cargo pero rico” logró mediante capitulación el derecho para explorar la supuesta isla de Bimini  o Beniny, cerca de las Bahamas, asumiendo el propio Ponce de Léon los gastos para lo que recurrió a un préstamo. Con tres carabelas se dirigió a su destino pero en el camino, el Domingo de Resurrección en plena Pascua Florida se encontró una “muy linda vista de muchas frescas arboladas” a las que llamaría Florida. No se tiene certeza del lugar donde piso tierra pero se cree que fue al sur de cabo Cañaveral.    
Sección del mapa de Freducci que muestra la parte de La Florida y los Cayos
 «Carta Nautica Conte di Ottomanno Freducci d'Ancona», 1514-1515.
 Al creer que era una gran isla decidió dirigirse al Sur para rodearla descubriendo el 15 de mayo los Cayos de los Martires, debido a “que les parecían figuras humanas en posición de gran sufrimiento”. Gracias al excelente marinero Alaminos fueron capaces de navegar sin enfrentarse a la Corriente del Golfo que descubrieron en este viaje y sería crucial para las flotas españolas. En este viaje por la costa occidental puede que llegases cerca de la futura Pensacola.
Tras el largo viaje regresaron a Puerto Rico sin encontrar riquezas pero si una tierra agradable para vivir. Decidió regresar a España para solicitar al Rey la colonización de esas tierras. El rey Fernando le nombra el 27 de septiembre de 1514 Adelantado de la Isla Florida con el derecho de crear una ciudad.
Tras hipotecar sus bienes parte hacia la Florida el 26 de febrero de 1521 con doscientos hombres y cincuenta caballos. Despues de una dura tormenta llega a la actual Bahía de Tampa donde combate contra los nativos, los cuales estaban hartos de las incursiones para capturar esclavos, resulta herido Ponce de León por una flecha emponzoñada. Tras casi perder 80 hombres regresa a Cuba donde fallece a la edad de 61 años.
Perdió su fortuna y su vida en la empresa siendo en parte su gloria ocultada por el éxito de su contemporáneo Hernán Cortes. Pero nos debemos quedar con la frase que cubre su lapida como recuerdo de su personalidad “En este sepulcro descansan los huesos de un hombre que fue león por su nombre y aún más por su naturaleza”. 
Ponce de Léon combatiendo con los indios. Autor desconocido
Dentro de poco continuamos con la aventura de los Españoles en Norteamérica


Bibliografía:

Ponce de León” Francisco García Campa – Bellumartis Historia Militar

2 comentarios:

  1. Agradezco la posibilidad de conocer una de las tantisimas historias de hombres que en su mayoria(con errores y aciertos) colaboraron acercando a esta tierra la palabra de Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, estoy escribiendo una serie de artículos sobre el tema que ire publicando periodicamente.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR