publicidad

18 de diciembre de 2016

“TRAMAS OCULTAS DE LA GUERRA DEL 98”. LIBRO



         A la hora de analizar el Desastre del 98 la mayoría de los españoles caemos en el error de buscar la derrota solo en nuestros problemas internos, obviando el papel de las grandes potencias de la época.
         Hasta que leí este libro no me percaté en lo extraño de que una guerra iniciada por el apoyo estadounidense a los independentistas cubanos tuviese su inicio al otro lado del globo. ¿Por qué fue Cavite la primera gran batalla de la Guerra?
         La respuesta es Japón, ya que el Imperio del Sol Naciente en plena carrera naval y tras la ocupación de Manchuria y Formosa había puesto sus ojos en las posesiones españolas en oriente. Pero los deseos nipones también se enfrentaban al deseo de los norteamericanos sobre Hawái y varias islas en el Pacífico para instalar bases de repostaje de carbón...

Contraportada
         Ante esta amenaza amarilla, España trató de buscar aliados entre los franceses y rusos que también veían en peligro sus posesiones asiáticas. Eso si los diplomáticos españoles hacían todo lo posible para contentar a los británicos que nada se jugaban en esos lares salvo Hong Kong. Pero estos utilizaron un doble juego por un lado firmando tratados con Japón mientras que por otro lado comprometiéndose a construir los barcos que la Armada española precisaba para defender sus posesiones en el Indico y Pacífico.
         Pero en el 98 cuando todo parecía perdido para España en Filipinas, ya que el movimiento insurgente apoyado tanto por Japón como por EE.UU. haría imposible el control español del archipiélago era mejor que cayese en manos amigas ya fuese de Washington o Tokio. Para ello el gobierno británico impidió la entrega a tiempo de los navíos encargados por España.
         Pero además del análisis de las tramas diplomáticas y de espionaje el autor, Agustín Ramón Rodríguez, un experto en temas navales, no podía evitar escribir sobre la Armada Española obligada a combatir “una guerra imposible de ganar” a miles de kilómetros de la Península.
         Y descubrieréis que el Naval War College de la US Navy tenía planeado desde 1895 el ataque a Filipinas. El objetivo de este ataque era dividir las ya escasas fuerzas españolas, lo que consiguieron perfectamente tres años más tarde.
Agustín describe en la segunda parte del libro, el papel de la industria naval tanto española como extranjera, el intercambio tecnológico entre potencias, las distintas concepciones de guerra naval de la época. A mí me llamó mucho la atención que ante la necesidad de navíos el pueblo español sufragó mediante ayudas voluntarias la compra de varias unidades. Y también como ante la incapacidad de vencer en una batalla naval a gran escala se concedió una patente de corso a  Ramón de Carranza y Fernández de la Reguera  para asaltar embarcaciones mercantes estadounidenses en las aguas de la Costa Oeste norteamericana.
         Gracias a “Tramas Ocultas de la Guerra del 98” descubriréis como yo como se repartieron la tarta del Imperio Español entre las grandes potencias favoreciendo al nuevo imperio que dominaría el mundo en el futuro siglo, los Estados Unidos de América. De hecho cuatro décadas más tarde los nipones tomarían aquello que ya deseaban desde hacía tiempo Filipinas y las Islas Carolinas…
compra en Amazon

Ficha Técnica:
 ·         Autor: Agustín R. Rodríguez
 ·         Nº de páginas: 300 págs. + 8 de fotos
 ·         Encuadernación: Tapa blanda
·         Editorial:  Actas Editorial
 ·         ISBN: 978-84-9739-164-1

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR