publicidad

1 de noviembre de 2016

“LAS BRUJAS DE LA NOCHE”. LIBRO



          La guerra es cosa de hombres” una frase que a lo largo de los tiempos se repitió de ejército en ejército de un lado al otro del globo, pero en la Segunda Guerra Mundial miles de mujeres demostraron que el mundo estaba cambiando.
         En todos los los bandos enfrentados se enrolaron como auxiliares, oficinistas, enfermeras y personal de servicios pero sería en el Ejército Rojo, donde tendrían un verdadero papel de combatientes, tanto como tanquistas, francotiradoras, artilleras o en la más moderna de las armas, la aviación. En el ideario revolucionario soviético la igualdad de género era uno de los objetivos más difícil de lograr,  en una sociedad tan machista como la rusa una cosa era acabar con las clases sociales y otra que las mujeres fuesen igual que los hombres...

         Casi un millón de mujeres de todos los orígenes: campo, ciudad, universitarias, huérfanas sin estudios, acudieron a la llamada de Stalin de defender a la Revolución y a la Rodina, La Madre Rusia. En este excelente trabajo de la Lyuba Vinográdova, colaboradora habitual de Anthony Beavor, descubriremos a las heroínas soviéticas que a bordo de sus cazas y bombarderos demostraron que su valor era mayor que el de muchos hombres.
         Muchas de estas aviadoras se habían formado en los numerosos clubs aeronáuticos que se crearon a lo largo de la década de los treinta. Muchas jóvenes querían emular las gestas de las primeras pioneras soviéticas, siendo Marina Mijáilovna Raskova una de las más populares. Aprovechándose de su fama, la Heroína de la Unión Soviética propuso a Stalin la creación de una unidad de combate formado por mujeres, aunque no exclusivamente. La nueva unidad en su periodo de entrenamiento fue conocida como Grupo de Aviación 122, aunque en su despliegue se dividió en tres regimientos: el 586 Regimiento de Combate Aéreo (586 IAP/PVO); el 125º Regimiento de Bombarderos; mientras que el 588 Regimiento de Bombardeo Nocturno, comandada por Yevdokía Bershánskaya estaría formado en exclusiva por féminas.
         Sería este último regimiento el que recibiría el apodo de las Brujas de la Noche. Los alemanes les denominaron así debido a una de las  habilidades más destacada de sus sencillos biplanos,  Polikarpov Po-2, que era su silencioso planeo en ralentí que les hacía aparecer en plena oscuridad como si volasen en una escoba mágica.
Lídiya Litviak. Wikicommons
         Pero el relato de Lyuba Vinográdova no se centra en exclusiva en la vida y experiencias de esta unidad, sino que surca los distintos frentes de guerra en búsqueda de las unidades aéreas femeninas soviéticas. En la dura batalla de Stalingrado nos unimos al 586 Regimiento de Caza donde descubriremos a la bella heroína Lídiya Litviak, con sus doce victorias en solitario.
         En cuanto al estilo del libro, solo os digo que si os gusta Anthony Beevor no os va a defraudar. La autora se basa además de en los archivos militares soviéticos en los relatos de pilotos, mecánicos supervivientes que nos dan una visión más humana de esas heroínas que no olvidaban su feminidad ni en lo más duro de la guerra, haciéndose su ropa interior con la seda de los paracaidistas o maquillándose antes de salir hacia su posible última misión. 
COMPRALO YA EN AMAZON
 

Ficha técnica: 
      
 ·       Título: “Las Brujas de la Noche”
 ·         Autor: Lyuba Vinogradova
 ·         Nº de páginas:  448 págs.
 ·         Encuadernación: Tapa dura y digital
 ·         Editorial: Pasado&Presente  
 ·         ISBN: 9788494427299
“Brujas de la Noche. Defensoras de la Madre Rusia. Libro” Francisco García Campa – Bellumartis Historia Militar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR