publicidad

23 de octubre de 2016

PINCELADAS DE HISTORIA DE LA GUARDIA CIVIL



         Lejos de las ciudades y de las villas, los solitarios caminos eran las venas por las que recorrían las mercancías y las ideas desde la antigüedad y su control y seguridad fue vital en todas las épocas. En tiempos de Isabel la Católica se instituyó el primer cuerpo policial de nuestra historia, La Santa Hermandad. Creada en el Ordenamiento de Madrigal de 1476 obligando a los municipios a aportar infantes y caballeros a la Hermandad. Pese a su corta duración, hasta 1498, su ejemplo dio lugar a cuerpos regionales como: los Migueletes, escopeteros, somantens…
Tras la Guerra de Independencia la debilidad del Estado hizo aumentar el bandidaje,  por lo que en 1820 se había tratado de organizar la Legión de Salvaguardas Nacionales por el Marques de las Amarillas pero este proyecto fue rechazado por las Cortes.  Pese a este fracaso se creó en 1823 el cuerpo de Celadores Reales y diez años más tarde los Salvaguardias Reales pero con una vida efímera...

Primera foto de un Guardia Civil.
William Atkinson. Wikiocommons
Pero sería tras la Primera Guerra Carlista (1833-1840) cuando la inseguridad en las áreas rurales exigió la necesidad de crear un cuerpo de seguridad a nivel nacional. El gobierno de Luis González dispuso la creación de una fuerza policial al estilo de las gendarmerías europeas, es decir de doble dependencia, militar y sujeto a las órdenes del Ministerio de Gobernación (funciones de seguridad interior) encabezado por Marqués de Peñaflorida.
La Guardia Civil fue establecida por el Real Decreto del 28 de marzo de 1844 pero no sería hasta mayo cuando se organiza realmente el cuerpo gracias al trabajo de Don Javier Girón y Ezpeleta, segundo Duque de Ahumada. El nuevo cuerpo estaba sujeto al Ministerio de la Guerra para los temas organizativos, disciplina y de personal; mientras que en cuanto a la asignación de misiones y funciones dependía de Gobernación.
Emblema hasta 1931
menos en la 1ºRepublica
que se quito la corona
Wikicommons
La Guardia Civil en sus primeros años estaba organizada en 13 Tercios formados por 34 compañías de infantería y 9 escuadrones de caballería. El 1 de septiembre se presentó en Madrid el primer Tercio en la plaza de Atocha ante el pueblo de Madrid y el Gobierno, solo once días más tarde tuvo su primera intervención en Navalcarnero evitando un asalto a una diligencia.
Tras la muerte del primer Guardia en acto de servicio, el Duque de Ahumada creo una compañía de Guardias Jóvenes y un centro educativo para los huérfanos de la Institución. En la actualidad se les sigue llamando “polillas” a estos jóvenes ya que su primera sede se instaló en una antigua fábrica de mantas y paños.
Debido a su fidelidad al gobierno legalmente establecido tras la Vicalvarada, como se conoce el alzamiento de O´Donnell en 1854 se planteó su disolución, algo que sería una constante en todas las revoluciones o golpes de estado de la Historia Contemporánea Española. La Guardia Civil se convierte en la institución en la que se apoyan los gobiernos para asegurar el ordenamiento legal vigente en cada momento, realizando funciones no solo en áreas rurales sino también urbanas, como fue el caso de las revueltas de la Semana Trágica en Barcelona.
Guardia Civil en Filipinas, 1898.
 En estos primeros años del siglo XX se trata de modernizar el cuerpo, creando en 1902 la sección de ciclistas, y en 1922 el Parque de Máquinas de Locomoción. Ese mismo año se cambia la uniformidad sustituyendo el vistoso uniforme azul oscuro por el verde, más práctico para pasar desapercibido en la lejanía, este color ya era empleado en las capas y sobretodo en despoblados.
Emblema Guardia Civil
2ª Republica
Durante la Segunda República tras el alzamiento de Sanjurjo en 1932, en el que participaron efectivos de la Guardia Civil, la Dirección General de la G.C. dejo de depender del Ministerio de la Guerra y se trasfirió al Ministerio de Gobernación.   La institución velo por el orden legal republicano ante los intentos revolucionarios de anarquistas y socialistas, Casas Viejas en 1933 y La Revolución Asturiana de 1934. Tal fue su papel  que se le concedió la Corbata de la Orden de la República el 12 de febrero de 1935 “para premiar como recompensa colectiva los innumerables actos de heroísmo llevados a cabo por el personal del mismo y los relevantes servicios de carácter cívico y humanitario que ha rendido a España y a la República en el cumplimiento de sus deberes”.
Con el inicio de la Guerra Civil la institución armada formada por 33.500 hombres casi una tercera parte del Ejército, formado por profesionales que conocían a la perfección el terreno donde combatían, su elección de bando fue vital, y según muchos autores el Golpe triunfó donde la Guardia Civil se unió. El Inspector General de la Guardia Civil, el general Pozas Perea permaneció fiel a la República, la institución se convirtió en la Guardia Nacional Republicana el 29 de agosto de 1936, un año más tarde se uniría con la Guardia de Asalto en el Cuerpo de Seguridad Interior de la República. Mientras en el bando nacional la Guardia Civil participó en una de las mayores gestas de la Guerra, la Defensa del Monasterio de la Virgen de la Cabeza durante 9 meses, donde el capitán Cortes escribió un cartel que decía “La Guardia Civil muere pero no se rinde”.
Emblema actual. Wikicommons
Tras el fin de la Guerra surgió el fenómeno de los maquis, asignándole a la Guardia Civil la lucha contra estos guerrilleros. En 1940 se le sumó la vigilancia de costas y fronteras tras la desaparición del Real Cuerpo de Carabineros. En 1942 se aprobó el nuevo Reglamento Militar de la Guardia Civil y un año más tarde el Reglamento para el Servicio.
Con la Constitución de 1978 la Guardia Civil se adscribe a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, eso sí conservando su naturaleza militar, con la misión “defender el ordenamiento constitucional, proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana” (Ley de la Policía de 1978).
En la actualidad la Guardia Civil, compuesta por más de 82.000 mujeres y hombres, en una continua mejora para hacer frente a los nuevas amenazas a la Seguridad Ciudadana: crimen organizado, delitos informáticos, terrorismo…; sin perder su identidad heredera del legado del Duque de Ahumada.
Mi foto favorita. En la frontera francesa durante la SGM
Este texto y varios más del blog Bellumartis Historia Militar formarán parte de la exposición del pintor Antonio Navarro Menchón en el Museo Militar de la Coruña, del 18 de octubre al 20 de diciembre

“Pinceladas de Historia de La Guardia Civil” Francisco García Campa – Bellumartis Historia Militar  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR