publicidad

25 de octubre de 2016

CORBULÓN Y LA GUERRA CONTRA LOS PARTOS EN TIEMPOS DE NERÓN.



Detalle de la estatua de Corbulón en Voorburg, Holanda.
Obra de Albert Termote (1887-1978). Basado en el pseudo retrato
Wikicommons

         De nuevo de la mano de Marcos Uyá nos adentramos en las guerras más desconocidas de la Historia de Roma, como ya hicimos hace poco con la de los Catos.
Corría el año 54 d.C., cuando el emperador Nerón, adolescente aún, ascendió al poder tras al asesinato de Claudio, su predecesor, convirtiéndose en el nuevo soberano de Roma. Sin embargo, era un momento complicado para la política exterior romana ya que uno de sus estados dependientes, Armenia, había sido arrebatado por los partos al poner en el trono a uno de sus aspirantes al mismo, Tirídates, hermano del soberano parto Vologases I y romper el acuerdo de paz alcanzado con los romanos que llevaba vigente desde tiempos del emperador Augusto...

Pseudo retrato de Corbulo. Hasta hace poco
se creia que era el general romano.
Wikicommons
Nerón, a instancias de dos de sus más fervientes consejeros, Séneca y Burro, hispanos de nacimiento, pensó que debía de recuperar el control de Armenia y encargó a Cneo Domicio Corbulón, un experimentado general, dicha tarea. Corbulón, antiguo cuñado del emperador Calígula y cónsul, fue nombrado gobernador de las provincias de Capadocia y Galatia, situadas en Asia Menor.
Cuando Corbulón llegó, y además con poderes superiores a los de los demás gobernadores provinciales, vio que el estado de preparación de las cuatro legiones acantonadas en Siria, con las que pensaba iniciar la campaña, era prácticamente nulo,  desmoralizadas totalmente. Cogió a dos de ellas, la VI Ferrata y la X Fretensis, y dispuso de un duro programa de entrenamiento consistente en pasar el invierno en las heladas montañas de Capadocia para aclimatarlas a las nieves de Armenia imponiendo una severa disciplina, incluso castigando con la muerte a los desertores.
Mientras tanto, a la vez que Corbulón ponía en forma a sus tropas, él mismo y el gobernador de Siria, Umidio Quadrato, entablaron negociaciones con Vologases I con el fin de solucionar el conflicto de manera diplomática, máxime cuando el soberano parto se enfrentaba a una revuelta en su propio imperio hostigada por su hijo Vardanes. A pesar de que se llegó a un acuerdo, la tensión entre las dos potencias del momento aumentaba, ya que el rey parto no dejó de apoyar a su hermano Tirídates como rey de Armenia e incluso éste emprendió una persecución contra aquellos armenios que eran leales a Roma. Por tanto la guerra estaba garantizada.
Wikicommons
 Por fin, en el 58 d.C., el conflicto estalló. A las dos legiones entrenadas por Corbulon, se añadieron seis cohortes de la III Gallica, procedentes de Judea y también contingentes aliados, entre ellos el rey Antioco de Comagene o Polemón II del Ponto junto con la tribu de los moscos, que se asentaba en el noroeste de Armenia. El ataque fue lanzado en dos direcciones: los moscos se encargarían de atacar el norte de Armenia como maniobra de distracción mientras que las legiones de Corbulón y sus aliados penetrarían desde el oeste. La maniobra pilló a Tirídates por sorpresa y no pudo contar con la ayuda de su hermano ya que después de sofocar la revuelta de su hijo, tuvo que hacer frente a otra rebelión esta vez por parte de los hicarnios, situados en el sur del Mar Caspio. Esta ventaja fue hábilmente aprovechada por los romanos que en un solo día asaltaron y capturaron tres fortalezas distintas, ya que Tirídates rehusó batalla en campo abierto, entre ellas la de Volandum, “el más inexpugnable de todas la provincia”, según Tácito (An., XIII, 39).
Mapa de la Guerra Romano-Parta, campañas del 58-60. Wikicommons
 Desde allí, Corbulón y sus aliados  y junto con los moscos, se dirigieron a la capital septentrional de Armenia, Artaxata. Tirídates reaccionó llevando a su ejército en busca del romano, pero no llegó a entablar batalla alguna y su única maniobra fue la de hostigar al ejército romano camino de Artaxata. Finalmente las tropas del soberano armenio se retiraron hacia el este dejando vía libre a Corbulón que llegó a la capital, desalojó a sus habitantes y la incendió ya que no tenía suficientes fuerzas para establecer tropas de guarnición. Seguidamente, el ejército romano se dirigió a Tigranocerta, la capital meridional, que también cayó rápidamente al ejecutar el general romano a Vadando, un noble armenio que había hecho prisionero y lanzar, según Frontino en sus Estratagemas, su cabeza al interior de la ciudad, lo que provocó el pánico entre sus habitantes que enseguida se rindieron.
Con la toma de Triganocerta, la cuestión armenia parecía estar ya resuelta más cuando Nerón nombró a Tigranes como nuevo soberano de Armenia tras la retirada de Tirídates y tras dejar Corbulón al nuevo rey una guardia personal de mil legionarios, tres cohortes auxiliares y dos alas de caballería para apoyar al nuevo soberano. Tras esto, Corbulón se retiró a Siria para tomar el cargo de gobernador en sustitución del fallecido Umidio Quadrato.
Por desgracia para los romanos, el conflicto no había finalizado, ya que en el 62 d.C., Vologases I, después de aplacar la rebelión de los hicarnios, puso sus miras en Armenia. El pretexto fue el ataque del nuevo soberano armenio a la provincia parta de Adiabene, en donde el gobernador Monobazo solicitó ayuda al rey parto. Jugándose su prestigio, el rey parto mandó a su mejor general, Monaeses, a que recuperase Triganocerta como primer paso para recuperar Armenia y devolvérsela a su hermano Tirídates. Pero el asedio fracasó, ya que Corbulón, estando en Siria y enterado de la invasión, mandó a Verulano Severo con dos legiones, en auxilio de la ciudad además de solicitar a Roma a que enviase a un nuevo gobernador que se encargase de la cuestión armenia. El gobernador enviado era Gayo Cesenio Peto quién llegó en un momento en el que tanto Corbulón como Vologases habían llegado a un acuerdo de paz, en la que los partos enviarían una embajada a Roma que finalmente fracasó con lo que el rey Vologases reanudó las hostilidades.
Guerra Romano-Parta, campaña del 61-63. Wikicommons
 Peto, que no tenía la grandeza militar de Corbulón, creyó que con sólo dos legiones, la IV Scythica y la XII Fulminata, podría derrotar fácilmente a los partos. Mientras tanto Corbulón, temiendo una invasión parta en Siria, reforzó sus defensas con las legiones VI Ferrata, X Fretensis y las cohortes de la III Gallica, lo que obligó a los partos cambiar sus planes y penetrar por Armenia.
Este plan pilló de sorpresa a Peto, quien confiado, y esperando devolver la afrenta a los partos por el asedio de Tigranocerta, sufrió una emboscada cerca de Rhandeia y pese a enviar urgentes peticiones de auxilio a Corbulón (Tác., An., XV, 8), capituló antes de que éste se aprestara a socorrerle. Los términos de la capitulación fueron humillantes para Roma ya que estos debían abandonar Armenia y erigir un puente sobre el cercano río Arsanias para que Vologases pudiese cruzarlo en triunfo montado en un elefante. Afortunadamente la llegada de Corbulón revirtió la situación y a pesar de que Peto intentó convencerle de recuperar Armenia rechazando tal propuesta, pudo entablar unas duras negociaciones de paz con el soberano parto, en las que Corbulón reconocía a Tirídates como rey de Armenia pero se convertiría en aliado de Roma y sería reconocido por el emperador Nerón como tal.
Corbulón, pocos años después, en el 67, a pesar de su servicio a Roma y de la popularidad que gozaba entre los soldados, fue obligado a suicidarse mientras se encontraba en Grecia por estar supuestamente implicado, debido a la acusación promulgada por su yerno Lucio Anio Viciniano, en un complot contra el emperador Nerón.

BIBLIOGRAFÍA, si quieres comprar los libros en Amazon pincha en los titulos y ayudaras a BHM:
Goldsworthy, A.: “«Imperial legate: Corbulo and Armenia». In the name of Rome: The men who won the Roman Empire”. Phoenix, 2007.
Tácito, C.: Anales,Libros XI-XVI (30). Madrid: Gredos, 1980.

“Corbulón y la Guerra contra los Partos en tiempos de Nerón” Marcos Uyá Esteban – Bellumartis Historia Militar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR