publicidad

26 de septiembre de 2016

EL EJÉRCITO DEL AIRE A VISTA DE PÁJARO



"Patrulla Águila" de Antonio Navarro Menchón
         Carlos IV asistió junto con el Conde de Aranda, secretario interino de la Guerra, en el Escorial al primer vuelo de la Historia de un globo aerostático con finalidad militar. El químico francés Louis Proust, profesor del Real Colegio de Artillería de Segovia, junto con varios capitanes y cadetes probaron las posibilidades de esta invención como plataforma de observación de las defensas enemigas.
         Pero no sería hasta 1884 cuando se crearía el Servicio de Aerostación Militar, en el seno de la 4ª Compañía del Batallón de Telégrafos. En 1889 se adquirió en Francia un tren de campaña con dos globos, Venus (662 m2) y Marte (113 m2). El gran inventor Torres Quevedo con la ayuda del Capitán Alfredo Kindelán, futuro general, construyen en Guadalajara el dirigible España, el primero construido en España. Tal fue el éxito de este modelo que la compañía francesa Astra compró la patente internacional, el dirigible de 4000 m2  y una autonomía de 10 horas se conoció como el Astra-Torres...

Dirigible "España" con el emblema del Cuerpo de Ingenieros
         En 1909 Juan Olivert, el volaoret, realizó el primer vuelo en avión de España en Paterna, dentro del campo de maniobras del Regimiento de Artillería Montado nº11. El aeroplano diseñado por Gaspar Brunet Viadera perfeccionado por Olivert logró elevarse durante unos 40 metros. La creación de la Aviación Militar Española se realizaría mediante una Real Orden del 2 de abril de 1910 que decretaba “el estudio, por los servicios de Aerostación, aeronáutica y aviación del tipo de aeroplano más conveniente para el ejército, así como la creación del laboratorio de aerodinámica”. El encargado de la compra fue Alfredo Kindelan que adquirió en Paris dos aeroplanos de Henri Farman y otro a su hermano Maurice Farman, el cual sería devuelto posteriormente a cambio de otro Henri Farman. Pese a la intención inicial de enviarlos a Marruecos para acciones militares fueron enviados al primer aeródromo Militar español, el de Madrid-Cuatro Vientos.
         En el seno del Arma de Ingenieros se iniciaría en este aeródromo madrileño el primer curso de Aviación Militar en 1911, y dos años más tarde se organiza la rama de Aerostación y Aviación en el Servicio de Aeronáutica Militar. En Tetuán se crea la primera escuadrilla de aviones de combate del mundo que participó en una guerra, realizando el primer bombardeo planificado en una guerra empleando un aparato austriaco Lohner B1 Pfeilflieger. El 19 de noviembre de 1913 el piloto Julio Rios Angüeso y el capitán Manuel Barreiro Álvarez, como observador, a bordo de un M. Farman MF-7 nº1 resultaron heridos en el monte Cónico, Marruecos, concediéndoles las primeras Laureadas de San Fernando de la Aviación Militar Española.
Amerizaje del Hidroavión "Plus Ultra" en Buenos Aires
          Los años 20 fueron una verdadera Edad de Oro de la Aviación Española a pesar del nefasto año de 1921, en el conocido como Desastre de Anual, se perdieron doce aviones en Marruecos lo que supuso un duro golpe a la aeronáutica española. El gobierno de Primo de Rivera vio el papel fundamental de la aviación en la futura guerra de revancha contra las cábilas. El 8 de septiembre tropas españolas y francesas participaron en Alhucemas en el primer desembarco moderno de la historia donde 136 aviones, 18 hidroaviones de la Aeronáutica Naval, la mayoría de estos embarcados en el portaaviones Dédalo, junto con seis hidroaviones galos, y el 37º Regimiento de Bombardeo francés, dieron cobertura aérea a la operación anfibia. En 1926 dos aventuras aeronáuticas pasaron a los anales de la aviación mundial: el vuelo del Plus Ultra entre Palos de la Frontera y Buenos Aires y el de la Escuadrilla Elcano entre Cuatro Vientos y Manila. Pero tampoco podemos olvidar los avances en tecnología como los autogiros de Juan de la Cierva y la construcción nacional de aviones.
         En 1935 el gobierno de la República crea la Dirección General de Aeronáutica responsable de la Aeronáutica Militar, dependiente del Ejército de Tierra y la Naval. La Guerra Civil supuso, como era lógico la división de la Aviación Española y la creación de las Fuerzas Aéreas de la República Española (F.A.R.E.), y la Aviación Nacional en el bando sublevado. Por desgracia nuestra tierra fue el campo de prueba de tácticas de combate, bombardeo en alfombra o suministros aéreos, como de aparatos que pasarían a la Historia durante la Segunda Guerra Mundial, Stukas Junkers, Tupolev, Polikarpov. Tal seria el papel de este arma que en septiembre del 36 la República creo el Ministerio de Marina y Aire y la Subsecretaria del Aire, encabezado por Indalecio Prieto, mientras que los sublevados organizaron el arma en diferentes secretarias y subdirecciones hasta el final de la Guerra.
Parada aérea en Barajas de la aviación nacional y despedida de la Legión Condor en 1939.
          Sería en 1939 ya finalizada la Guerra, cuando se crea un 7 de octubre el Ejército del Aire y el Ministerio del Aire que tendría su sede en Moncloa en la parcela de la antigua Cárcel Modelo madrileña. Ese mismo año se creó la Escuela Superior del Aire, el Arma de Tropas de Aviación y la Academia del Arma de Aviación
         Durante la Segunda Guerra Mundial la Aviación Española participaría en la Escuadrilla Azul en el Frente Ruso además de en interceptaciones aéreas en las costas y en las fronteras del Protectorado de Marruecos. Tras finalizar el conflicto mundial y superar los años de bloqueo el régimen se acercó a los EE.UU. con la cesión de bases aéreas y la adquisición de material estadounidense. Una cláusula del tratado prohibía el uso de las nuevas aeronaves en los conflictos de Sidi-Ifn y el Sahara al ser consideradas guerras coloniales por Washington. Hay que destacar entre los logros nacionales el Hispano Aviación HA-200 Saeta que tuvo un largo empleo como aparato de entrenamiento y ataque a tierra desde mediados de los 50 hasta 1980.
         A partir de los años setenta se actualiza el arma aérea con la adquisición de los Mirages III y F-1 que modernizados y actualizados dieron un largo servicio, junto con varios F-4C Phantom, A-9 F-5 Freedom Fighter. Con la entrada de España en la OTAN se compran 84 F/A-18 a McDonnell Douglas que tendrían su bautizo de guerra en las guerras yugoslavas con el Destacamento Icaro.
         En la actualidad el Ejercito del Aire Español es uno de los más modernos del mundo gracias a la fuerte industria aeronáutica nacional y a la participación en el Consorcio Airbus. En el plan de modernización el Ejercito del Aire participa en los programas: Eurofighter Typhoon, avión de transporte A-400M, avión de reabastecimiento en vuelo Airbus A330 MRTT, y los helicópteros NH-90, como la modernización y actualización de la aviónica de la flota.
"Eurofighter Typhoon" Españoles

Este texto y varios más del blog Bellumartis Historia Militar formarán parte de la futura exposición del pintor Antonio Navarro Menchón en el Museo Militar de la Coruña, de la que ya seréis informados en un futuro cercano.

 VIDEO CON UNA BREVE
HISTORIA DEL EJERCITO DEL AIRE


“El Ejército del Aire a vista de pájaro” Francisco García Campa – Bellumartis Historia Militar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR