publicidad

27 de julio de 2016

ELEFANTES DE GUERRA HELENÍSTICOS


ELEFANTES DE GUERRA HELENÍSTICOS BELLUMARTIS HISTORIA MILITAR
Elefantes Helenísticos
Cabrera Peña. Desperta Ferro

          Si la sarissa fue la innovación militar más destacada de los ejércitos macedónicos de Alejandro Magno la de sus sucesores, Diadocos, fue la introducción del elefante de guerra en el área mediterránea. Este tanque de la antigüedad ya era habitual en las guerras del subcontinente indio desde el 1100 a.C.
         En su campaña contra Persia los ejércitos macedónicos se enfrentarían por primera vez a los 15 elefantes de Darío III en la batalla de Gaugamela, 315 a.C.. Por suerte o por desgracia no sabemos porque no se emplearon en una carga contra las falanges macedónicas y permanecieron en la retaguardia...

ELEFANTES DE GUERRA HELENÍSTICOS BELLUMARTIS HISTORIA MILITAR
Batalla de Hidaspes
André Castaigne, 1808
Sería en el 326 a.C.  en la batalla de Hidaspes, actual Punjab paquistaní, cuando el rey Poro empleó sus 200 elefantes contra la caballería macedónica. La clave del éxito de Alejandro se debía en parte a su habilidad para crear huecos en las líneas enemigas a través de los que poder cargar con los Hetairoi. Poro sabía que los caballos no habituados a los paquidermos serían incontrolables por sus dueños,  y decidió formarlos en línea delante de sus infantes.  Gracias a su espléndida infantería y una maniobra envolvente de la caballería de reserva, Alejandro logró vencer pero se dio cuenta de la extraordinaria arma que representaban los elefantes. 
Tanto Alejandro como “sus sucesores”, los Diadocos, como sus descendientes, epígonos (“los que viene después”), vieron la necesidad de incorporar a sus ejércitos estas bestias. Tenían una gran polivalencia debido a su envergadura, fuerza y resistencia, por lo que podían realizar las siguientes funciones: carga contra la infantería, lucha contra la caballería enemiga, plataforma de disparo de proyectiles, protección de la infantería aliada tras ellos, en los asedios transportando máquinas.
ELEFANTES DE GUERRA HELENÍSTICOS BELLUMARTIS HISTORIA MILITAR
Elefante sansanida con un clibanario
Angus McBride
La adquisición de los Elefantes Indios suponía una gran inversión que solo se veía superada por su difícil entrenamiento y mantenimiento. Como muestra de su valor, Seleuco negoció la entrega de sus territorios más orientales a cambio de 500 paquidermos.  Estos ejemplares indios, elephas maximus, tenían una alzada hasta la cruz (entre el cuello y la espalda) era de unos 2,5 a 3,5 y 5 ton. de media,  su gran tamaño permitía la instalación de una cesta o torre, houdah, sobre ellos. En ella se instalaban entre dos o tres lanceros o arqueros, eso sí cuando más delgados mejor, además del mahout, cuidador y conductor, sentado a horcajadas sobre el cuello. Para mejorar la protección de la tripulación la torre solía ir protegidas con cueros húmedos o escudos ya que la estructura de por si estaba formada por maderas livianas. Pese a la gruesa piel de los elefantes, como indica su nombre de paquidermo, para mejorar las defensas naturales se solía proteger con armaduras la frente y el comienzo de la trompa, junto a anillas en la patas.
Debido a la dificultad de conseguir elefantes asiáticos por parte de los Ptolomeos, acudieron a los endémicos del continente africano. En este relato de la batalla de Rafia en el 217 a.C. por Polibio seguro que os sonara algo extraño, si veis los documentales de la 2 sobre vida salvaje:

La mayoría de los elefantes de Ptolomeo se acobardaron ante la lucha, que es lo que suele ocurrir con los elefantes africanos. Pues no soportan ni el hedor ni el griterío, sino que, horrorizados ante la talla y la potencia, al menos yo pienso así, de los elefantes indios, huyen al instante, que es lo que entonces ocurrió.   

¿Cómo que más pequeños los africanos? Así era ya que no se trataba del actual elefante de la sabana africana sino del loxodanta africana pharaonensis, ahora extinto. Este elefante de bosque norteafricano o del Atlas tenía una talla de entre 2 y 2,5 por lo que no estarían dotados de torreta y serían montados por dos jinetes, uno lancero y otro el mahout. El hecho de que se mencione algún elefante ptolemaico con torre solo significa que perduro alguno por reproducción en cautividad.
ELEFANTES DE GUERRA HELENÍSTICOS BELLUMARTIS HISTORIA MILITAR
Elefantes de guerra africanos. El de la derecha es cartagines
Giuseppe Rava

Dentro de poco publicaremos un Video-BHM sobre los elefantes de guerra y las armas anti-elefantes. 

Elefantes de Guerra Helenisticos” Francisco García Campa – Bellumartis Historia Militar

5 comentarios:

  1. El elefante de bosque africano no está extinto. Basta con ojear Wikipedia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, la fuente que emplee debía referirse al norte de África ya modificó.

      Eliminar
  2. Hola, como te he dicho el error fue en el nombre cientifico en una de las fuentes que he consultado. Realmente es un elefante de bosque y como he dicho norteafricano que los cientificos denominan Loxodonta africana pharaonensis o elefante cartagines, también denominado elefante norteafricano, elefante del bosque norteafricano o elefante del Atlas. Supuestamente extinto en epoca romana pero del que no hay pruebas taxonómicas suficientes.

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, espero seguir escribiendo cosas interesantes

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR