publicidad

29 de abril de 2016

LOS REYES CATÓLICOS Y “EL GRAN CAPITÁN”: LAS GUERRAS DE ITALIA


Durante las guerras de remença Juan II tuvo que enajenar los condados del Rosellón y la Cerdaña a cambio de la ayuda del rey de Francia. En 1493 mediante el Tratado de Barcelona Carlos VIII restituía los condados a cambio de la neutralidad aragonesa en Italia, a no establecer alianzas matrimoniales con Inglaterra ni Borgoña sin el consentimiento del rey francés, y a no prestar ayuda a los enemigos de Carlos VIII. Comenzaba así la Primera Guerra Italiana entre 1494 y 1498. Durante varios meses los ejércitos franceses pasarían a través de Italia sin oposición, sin embargo la toma de Roma en diciembre y la marcha sobre Nápoles al año siguiente legitimaron a Fernando a no cumplir con su neutralidad.
Reinaba en Nápoles Alfonso II, primo de Fernando, que abdicó en su hijo Ferrante. Perdida la capital el rey se refugió en Sicilia, donde pidió ayuda a su tío, a cambio de correr con todos los gastos de la contienda y de ceder cinco plazas en el sur de Calabria el rey prestaría su ayuda...
"El Gran Capitán" de Augusto Ferrer Dalmau
Fernando inició negociaciones secretas para formar una coalición anti-francesa. En abril de 1495 se creó la Liga Santa o Liga de Venecia.
Los Reyes Católicos decidieron enviar un ejército expedicionario a Nápoles, y eligieron como comandante del mismo a Gonzalo Fernández de Córdoba El Gran Capitán, un capitán que había destacado en la Guerra de Granada. Él mismo reclutó hombres en Cartagena, la mayoría con experiencia en las recientes guerras contra Portugal y Granada. El 24 de mayo de 1495 Gonzalo Fernández de Córdoba llegó a Mesina y dos días después cruzó el Estrecho, desembarcando en Calabria con 2.000 infantes y 300 jinetes ligeros. Estableció su cuartel general en la fortaleza de Reggio, que gozaba de la protección de la potente flota aragonesa.
El joven Ferrante murió sin herederos el 7 de septiembre de 1496. El nuevo monarca Fadrique, francófilo y emparentado con Carlos VIII, quiso cambiar la política del reino. El 7 de abril de 1498 murió Carlos VIII. Le sucedió Luis XII quien comenzó conversaciones de paz con Fernando el Católico, que culminaron con la firma del Tratado de Marcoussis en 1498.
En 1500, Luís XII alcanzó un acuerdo con Fernando para dividir Nápoles, y marchó al sur de Milán. Los desacuerdos sobre los términos de la partición condujeron de nuevo a la guerra. En 1503, Luís fue derrotado en las batallas de Ceriñola y el Garellano por el Gran Capitán y fue obligado a abandonar Nápoles, quedando el reino bajo control español en 1505.

Para saber más sobre el Gran Capitán os invito a leer este monográfico gratuito escrito por Rafael Rodrigo.


“Los Reyes Católicos y El Gran Capitán: las guerras de Italia” Rafael Rodrigo – Bellumartis Historia Militar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR