publicidad

2 de marzo de 2016

EL CAÑÓN DE PARÍS

EL CAÑÓN DE PARÍS BELLUMARTIS HISTORIA MILITAR
Cañón de París disparando. Les canons
         Siguiendo con mi obsesión por las mega-armas, Freud pensaría muy mal sobre mí sí me conociera, hoy conoceremos el cañón más largo empleado en la primera Guerra Mundial.
       Tras frenar el avance alemán en la Batalla del Somme, la línea del frente se mantuvo hasta el fin de Guerra a unos 100 kilómetros de París. La aún en ciernes fuerza aérea no podía atacar con fuerza la capital gala (véase El Falso París) por lo que los ingenieros teutones pusieron sus neuronas a funcionar. La solución la encontraron en la fuerza de la gravedad y el giro de la tierra...

EL CAÑÓN DE PARÍS BELLUMARTIS HISTORIA MILITAR
Construcción del cañón, Ordnace
Para ello precisaban de un cañón de 36 metros, basándose en una pieza de ferrocarril de 38 cm (Schiffskanone L/35 Max E) cuyo cañón alargaron con dos piezas que se iban estrechando hasta la boca que era de 21 cm. Además para poder disparar precisaba de una plataforma de hormigón armado que soportara sus 750 toneladas de peso, lo que reducía su movilidad haciéndolo susceptible a ataques aéreos aliados. Construyeron cinco plataformas en las vías de ferrocarril para moverlo entre ellas y así disparar distintas zonas de París, además de para ocultarla de contraataques galos. 
Para disparar los proyectiles de 103 kilos de peso de media era necesario 145 kilos de pólvora que lograban un impulso de salida de alrededor de los 1.600 m/s. con un ángulo máximo de 55º alcanzando los 42 kilómetros de altura, llegando a la estratosfera. Con la ganancia de altura y el movimiento de la tierra el arma llegaba a obtener un alcance de unos 130 kilómetros.
EL CAÑÓN DE PARÍS BELLUMARTIS HISTORIA MILITAR
Dotación del cañón, Ordnance
Aunque tan mastodóntico cañón conocido oficialmente como “Kaiser Wilhelm Geschutz” tenía dos grandes problemas: el primero su mala puntería, ya que solo se obtenía disparos aleatorios en una diana tan grande como París; y en segundo lugar tras calentarse al disparar varias veces el calibre del cañón aumentaba, pero los artilleros alemanes encontraron una sencilla solución, prepararon proyectiles de distintos calibres (de 21 a 23 cm) para ir disparando sucesivamente.
EL CAÑÓN DE PARÍS BELLUMARTIS HISTORIA MILITAR
Disparo sobre París. Ordnance
De los 320 disparos a París, solo 180 alcanzaron la ciudad de las luces. Entre el 23 de marzo y el 9 de agosto de 1918, 256 personas (91 de ellas como resultado del impacto en la iglesia de Saint-Gervais el 29 de marzo de 1918) como consecuencia de su empleo. No tuvo ningún valor estratégico en una guerra ya perdida pero sí sirvió para dañar la moral francesa.
EL CAÑÓN DE PARÍS BELLUMARTIS HISTORIA MILITAR
Maqueta del cañón sobre una de las cinco plataformas de tiro.
Wikicommons
DOS VIDEOS EN INGLÉS SOBRE EL CAÑÓN DE PARÍS 


SI OS GUSTA ESTE TEMA DECÍDMELO EN LOS COMENTARIOS,
 VUESTRA OPINIÓN ES ESENCIAL PARA MEJORAR EL BLOG

“El cañón de parís” Francisco García Campa- Bellumartis Historia Militar

4 comentarios:

  1. Parece que a los alemanes les obsesionaban las armas grandes, aunque fueran más bien inútiles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que si en cuato a bombardeos estretgicos pero a nivel tactico la apuesta por la artilleria pesada frente a la ligera prmitio a los germanos destruir desde lejos las baterias aliadas. Como consecuencia Francia se vio forzado a una rápida carrera de creaccion de piezas artilleras.

      Eliminar
  2. Interesante articulo y muy completo; que ademas ilustra con un vídeo documental. Muy bueno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por tu apoyo. Tengo pensado seguir con una serie sobre armas de artilleria con este estilo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR