publicidad

12 de marzo de 2016

AMOR A PRUEBA DE ANTICARROS

Aleksandra Mitrofanovna Rashupkina y Aleksander Rashchupkinoy, fueron una pareja de carristas soviéticos que combatieron en el mismo carro de combate desde la batalla de Stalingrado hasta la toma de Polonia.
Aleksandra, de origen Uzbeko, era una trabajadora especializada en maquinaria agrícola que desempañaba su labor en Samarkanda (RSS de Uzbekistán). Contrajo matrimonio con Aleksander Rashchupkinoy con el que tuvo dos hijos que fallecieron.
Cuando las fuerzas del Eje invadieron la URSS, Aleksander fue llamado a las armas e ingresó en el Batallón Uzbeko del 23° Regimiento Acorazado del 62° Ejército soviético, famoso por participar en la defensa de Stalingrado entre otras campañas. Aleksandra, que tenía por entonces 27 años y quería participar en los combates del frente presentó su solicitud de reclutamiento que fue rechazada por las autoridades ya que los hombres tenían preferencia y su condición de experta en maquinaria agrícola le daba prioridad a la hora de participar en las labores que soportaban el enorme esfuerzo bélico...

T-34-85. Museo de Blindados de Samur, Wikicommons
Sin embargo, decidida a participar en el frente convenció al médico inspector de que la aprobase como varón y fue trasladada a Stalingrado con el 62º Ejército, presentandose como Aleksandroi Rashchupkinoy. Ella misma escribía en su diario: "La batalla dura noche y día. Muchos muertos y llegan tropas frescas, ropas, botas, todos del color de la tierra. Y yo, que sé lo mal que luzco. La mujer permanece mujer aún en vestimentas de varón. Por la memoria de mis ancestros y de lo que he sido. Por la Patria. Por Stalin. Estamos defendiendo nuestra tierra, por nuestras madres y hermanos."
Finalmente ingresó como mecánica de tanques en el 23º Regimiento Acorazado en el mismo T34/85 en el que combatía su marido, que era el único que conocía su secreto a parte de ella misma. Sus camaradas de batallón pensaban que se trataba del hermano pequeño de Aleksander.
Sabemos que el desempeño de la pareja fue ejemplar en la batalla de Stalingrado, aún dadas las condiciones durísimas del combate y la alta mortalidad sobre todo en los primeros estadios de la batalla. Los tanques T-34 jugaron un papel fundamental tanto en este episodio como en el resto de la guerra y muchos de sus carristas fueron condecorados con los más altos honores militares.
Tras la victoria en Stalingrado participaron en la toma de Polonia, siempre en el mismo vehículo. En febrero de 1945 su regimiento fue atacado por carros de combate alemanes (con varios "Tigres" entre ellos) en Buntslauy, Polonia, y a pesar de que el ataque fue repelido marido y mujer resultaron heridos y el tanque inutilizado. Fueron rescatados por el carrista polaco Victor Pozharsky, quien se percató de que era una mujer.
Aleksandra orgullosa con sus medallas.
Fuente desconocida
El descubrimiento supuso cierto escándalo, ya que la pareja era bastante conocida en el 62º ejército por su ejemplar desempeño. Cuando la noticia llegó a oídos del comandante Vasily Chujkov, éste, lejos de escandalizarse condecoró a Aleksandra con la Orden de la Guerra Patria y la Orden de la Estrella Roja (que se pueden apreciar en la foto de la izquierda, tomada pocos años antes del fallecimiento de Aleksandra).
Tras la guerra la pareja se reunió y se trasladaron a la ciudad de Samara, donde siguieron desempeñando sus labores previas al conflicto. Aleksandra se graduó en Ingeniería Mecánica.
Aleksandra comentaba ya en su vejez: "Los pequeños me preguntan sobre la salud, la cocina y la medicina. Ojalá me preguntaran sobre la guerra, que es de lo que conozco más."


Amor a prueba de anticarros” César Logares – Bellumartis Historia Militar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR