publicidad

12 de enero de 2016

NOBLE ESCITA Y EL TIRO PARTO

Escita de Johhny Shumate
       En esta obra conocernos la panoplia de los arqueros escitas gracias a la ilustración de Johnny Shumate. En ella se aprecia a unos de estos hombres de la estepa a lomos de uno de sus amados caballos realizando la maniobra de combate conocida como tiro parto.
Los escitas son de origen iranio y en su emigración llevaron a las estepas esta táctica militar, propia de las tribus nómadas del norte de Irán. Los escitas realizaban una retirada fingida de los arqueros a caballo. En un preciso momento y mientras los caballos galopan, el jinete da vuelta sobre si mismo para lanzar flechas hacia el ejército enemigo mientras su montura avanza en dirección contraria.
Ahora os dejo con el comentario de Cesar Logares sobre la panoplia de este arquero a caballo escita...

Destaca el típico carcaj ("gorytos") que contenía tanto flechas como arco, un arco compuesto, de pequeño tamaño pero potente, construido a base de madera, huesos, tendones y resinas.
Lleva una armadura de escamas de bronce, elemento típico de estos pueblos, tanto iranios como turco-mongólicos y urálicos, que se mantuvo durante toda la Antigüedad y la Edad Media (en algunas zonas hasta el siglo XX incluso). En este caso se denota un marcado estilo helénico, fruto de la ósmosis cultural con las colonias del Ponto. Helénico también es el casco, de tipo "calcídico", concretamente su modelo con carrilleras fijas y marcado nasal, una de las primeras evoluciones de este tipo de cascos, muy populares durante el siglo V a.C. y primera mitad del IV a.C. En este caso lo adorna con un penacho. Muchas veces los penachos eran de adición escita, que se incorporaban a cascos comprados, rapiñados o construidos por artesanos griegos.
Los ropajes son vistosos y coloridos: camisas de manga larga con colores brillantes y pantalones largos con calzas.
Peine Escita 430-390 a.C.
Museo Hermitage. Wikicommons
Destaca también el bocado del caballo, también de tradición helénica. Los escitas, a pesar de ser unos jinetes legendarios, apenas contaban con elementos de control del caballo. Solo la cabezada y el bocado y unas sillas vestigiales que se fueron desarrollando paralelamente (y tal vez en relación) a las sillas de cuernos que los romanos tomaron de los pueblos celtas (aunque algunos autores también sitúan su origen en otros pueblos iranios).
Los caballos eran pequeños pero robustos y ágiles, capaces de transportar sin problema a un guerrero pertrechado y efectuar poderosas cargas, en las que se empleaban lanzas de tipo "kontos", pesadas y asidas con las dos manos, con las que se cargaba mediante un paso que no llegaba al galope tendido.
Los escitas desarrollaron una riquísima orfebrería, influenciada y compartida con las colonias griegas, que se manifiesta muchas veces en los elementos de control del caballo, con motivos zoomórficos (entre los que destacan los peces y los venados).
Detalle del peine de oro escita.
 Museo Hermitage. Wikicommons
SI OS GUSTA ESTE TEMA DECÍRMELO EN LOS COMENTARIOS,
 VUESTRA OPINIÓN ES ESENCIAL PARA MEJORAR EL BLOG
“Noble escita y el tiro parto” Cesar Logares – Bellumartis Historia Militar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR