publicidad

2 de diciembre de 2015

LAS CUENTAS DEL GRAN CAPITÁN

El Gran Capitán observa el cadáver del Duque de Nemours tras la batalla de Ceriñola.
Obra de 
Federico MadrazoWikicommons 
(Al final del articulo teneis un magnifico Audio)
         Entre pitos y flautas, hoy es 2 de diciembre y se celebra el V aniversario de la muerte de un gran español, Gonzalo Fernández de Córdoba y Enríquez de Aguilar conocido como el Gran Capitán. Tanto ahora como en el día de su muerte su figura parece olvidada por el pueblo que tanto le debe.
         Desde su nacimiento en Montilla, en el año 1453, su vida estaba destinada a o bien a la milicia o el clero, como segundón que era. Para bien de Castilla y en el futuro de Aragón decidió coger la espada y no la sotana y entró al servicio de la pretendiente al trono de Castilla Alfonso que tras su muerte pasarían sus derechos a su hermana Isabel. En la batalla de Albuera, en 1479 durante la guerra contra la Beltraneja y sus aliados portugueses, ya aparece citado entre los mejores combatientes. Pero fue en la larga Guerra de Granada, donde sobresalió como soldado en el asalto de Antequera, Íllora, Montefrío y especialmente en  Loja donde hizo prisionero al monarca nazarí Boabdil...
Escultura del amigo Salvador Amaya
         Pero sería lejos de sus tierras castellanas donde su nombre se forjaría sangre y fuego. Un castellano, en nombre del Rey Fernando, liderando los intereses aragoneses en el sur de Italia. Durante dos duras campañas (Guerra italiana de 1494-1498; Guerra de Nápoles de 1501-1504) asentó la posición aragonesa en Sicilia y Calabria y creo un modelo de ejército que sería el padre de nuestros irrepetibles Tercios. Gonzalo creó la división con dos coronelías de 6000 infantes cada una, 800 hombres de armas, 800 caballos ligeros y 22 cañones. Esta organización daba prioridad a la infantería frente a la caballería pesada que era el arma predilecta del enemigo francés, lo que permitía una mayor adaptación a la orografía montañosa de Calabria y Nápoles.
         Gracias a sus éxitos militares el sur de Italia era Aragonesa finalmente y Fernando le proclamó Virrey. Hasta que por envidias de los cortesanos y en cierta parte del propio soberano, habiendo muerto la reina Isabel valedora del fiel castellano, decidió destituirlo en 1506. Tras duros avatares regreso a España donde murió años después en el más puro de los anonimatos olvidado por el Rey al que fielmente sirvió.
         Entre las mayores anécdotas sobre este gran hombre estas sus famosas cuentas. Además de gran militar era un magnífico administrador y realizó una perfecta contabilidad de todos sus gastos como así aparecen en los libros contables guardados en Simancas. Estos se refieren a las entregadas al Tesorero del reino mosen Luis Peixon, a la vuelta de la II Campaña de Nápoles, en total 924 hojas.
Pese a ser un hombre que había mostrado siempre gran responsabilidad con el dinero de la corona.   El Rey preocupado de los altos costes de la Guerra de Italia y creyendo las malas lenguas de los envidiosos, pidió al virrey que le aclarara los gastos de sus campañas le pidió en una reunión cara a cara en Nápoles. 
Las verdaderas Cuentas del gran Capitán en el Archivo de Simancas
 Y aquí es cuando comienza la leyenda, o no, ya que de un español como él todo se puede esperar. Espeto al monarca una retahíla de gastos de lo más variado, en la que ponía precio a la guerra y a todo lo que había conseguido para su rey. En el Museo Nacional de Artillería se conserva la que se cree que fue su ajuste de cuentas, contable por supuesto con el Rey:
Cien millones de ducados en picos, palas y azadones para enterrar a los muertos del enemigo. Ciento cincuenta mil ducados en frailes, monjas y pobres, para que rogasen a Dios por las almas de los soldados del rey caídos en combate. Cien mil ducados en guantes perfumados, para preservar a las tropas del hedor de los cadáveres del enemigo. Ciento sesenta mil ducados para reponer y arreglar las campanas destruidas de tanto repicar a victoria. Finalmente, por la paciencia al haber escuchado estas pequeñeces del rey, que pide cuentas a quien le ha regalado un reino, cien millones de ducados.
Os dejo con un magnífico audio del amigo del Blog, Javier Santamarta Del Pozo sobre el Gran Capitán.


SI OS GUSTA ESTE ARTÍCULO O NO DECÍRMELO,


ES LA ÚNICA FORMA DE MEJORAR EL BLOG BHM.
Las cuentas del Gran Capitán” Francisco García Campa – Bellumartis Historia Militar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR