publicidad

15 de junio de 2015

ENTREVISTA AL ILUSTRADOR RAFFAELE CARUSO


Hoy conoceremos a uno de los ilustradores gráficos más innovadores que he conocido. Gracia a su imaginativo de las nuevas tecnologías y el empleo de técnicas como el collage, logra recrear tiempos ya desaparecidos. El empleo de soldados de plomo junto con fotos reales de recreadores históricos sobre paisaje reales todo ello fotoeditado con un estilo personal inconfundible que se convirtió en su firma de autor.  
Os dejo sin más introducción con Raffaele Caruso:

-¿Podrías presentarte brevemente a nuestros lectores?
Soy natural de Frascati, una pequeña ciudad cerca de Roma, conocida por ser descendiente de la antigua Tusculum.  Tengo 53 años, soy arquitecto, entrenador de rugby, con pasión por la historia (especialmente antigua) y las artes visuales. Tengo una hija de 13 años.  Espero un día poder vivir en Andalucía, que es un lugar maravilloso y encantador aparte  de  tener  las mejores tapas y azulejos.
- ¿Podrías describirnos tu trabajo?
Respecto  a mi trabajo trató de dar visibilidad a la Historia, ya se trate de momentos épicos con grandes personajes que actúan como protagonistas, y momentos de la vida cotidiana, donde la gente común está reviviendo situaciones simples pero empapadas de historia y que se han  perdido para siempre, y que sólo la imaginación puede sacar a la luz.
-¿Cómo comenzaste a ilustrar?
Cuando era niño me encantaba dibujar, pero no era muy bueno y eso me limitaba mucho porque sentía el deseo de expresar muchas cosas en el  dibujo, pero me di cuenta que no tenía las habilidades para hacerlo. Me dí cuenta que podría hacerlo con mi ordenador personal, finalmente fue lo que me  dio el  medio técnico para expresar plenamente mi creatividad y hace unos 10 años, gracias a un programa de procesamiento de imágenes, comencé mi carrera como ilustrador. Los comienzos fueron lentos y extenuantes, me costó cinco años de intentos, probar varios antes de comprender a fondo todas las posibilidades del programa, pero al final me las arreglé para dominar la técnica y comencé a  producir las primeras ilustraciones.
-Tus trabajos ilustran numerosos artículos históricos, ¿Podrías mencionar alguno.
Mis ilustraciones que abarcan toda la historia de la humanidad, desde la prehistoria hasta los 60 años del siglo XX, aunque, por supuesto, prefiero la Historia antigua, la mayoría de ellas se refieren a la antigua Roma o de la civilización europea contemporánea a la romana, como la de Grecia, Egipto, los celtas y los íberos del curso.
-¿Cuáles son las principales influencias de tu obra?
El artista que me inspiró y, siempre he admirado mucho, es Angus McBride. Sus obras tienen la capacidad de reproducir de manera convincente los colores, las telas, diseños e incluso los estilos de las épocas que retrataba, sin tener que abandonar algo indefinido: cada detalle, por pequeño que sea siempre tiene justa su luz dando la impresión al espectador de saciar su curiosidad por saber y que otros nunca tienen en cuenta o incluso no dan la rigurosa fidelidad a todo lo que en realidad existían en otros tiempos. Como sucede en otros ilustradores no siempre son capaces de dar vida a sus escenas con igual claridad. Comparto esta filosofía que representó cada detalle cuidado y trato de aplicarlo a todas mis obras, pero no por una vana búsqueda de virtuosismo a toda costa, sino porque creo que es preferible, mostrar todo lo posible a no ocultar por miedo a cometer errores. Sin embargo, mi técnica es muy diferente de artistas como Angus Mcbride, que son sin duda los verdaderos artistas, mientras yo soy más creativo con el ordenador.
-¿Qué técnicas artísticas prefieres?
La técnica que prefiero, como antes se ha mencionado, es el que tiene el equipo a través del ordenador, de hecho, no puedo hacer que mis limitaciones artísticas, puedan probar cosas impensables de otro modo. Con el ordenador que pudiera crear una historia ilustrada, la historia de un legionario, Marco Nonio Macrino, época de Trajano que vive algunas de sus experiencias en los escenarios que vieron a las legiones de los comienzos del siglo II d.C.  Siendo también un escritor que escribí todos los textos del libro, la creación de un libro donde tanto narración e imágenes son hechas por la misma persona.
-¿Cuándo descubriste tu pasión por la historia militar?
Mi pasión por la Historia Militar ha comenzado incluso antes que la Historia en sí; desde niño me gustaba practicar el modelado y empecé la construcción de una serie de aviones de plástico de la Segunda Guerra Mundial. También para los de mi generación,  los  niños crecieron jugando a ser soldados en los muchos bosques o prados que entonces parecían el lugar natural donde los niños podrían crecer, en lugar de como lo es hoy en la mayoría de casas pobladas por innumerables dispositivos electrónicos. La historia de las batallas inevitablemente apareció como una cosa fascinante. Como adulto siempre he preferido el pacifismo, pero el encanto por la lucha y la lucha en sí nunca fue abandonado, así yo practiqué y luego enseñé el deporte, que considero que tiene más reminiscencia de una guerra campal entre dos ejércitos: el rugby. Más tarde  practiqué artes marciales como el kung-fu.
-¿En qué períodos históricos estás más interesado?
Hay batallas que me interesan más que otras, aunque todas pueden ser de interés para ilustrar, pero prefiero claramente la época antigua, los que más me atraen son las vinculados al mundo romano. El período de la Segunda Guerra Mundial también me interesa, ya sea porque es muy cercano a  nosotros en el tiempo, y porque, gracias a mi experiencia pasada de diseñar aviones, me considero un experto en aviación militar en el período entre 1940 y 1945. La Edad Media es también para mí un momento muy interesante: los siglos desde el V al VII me atraen mucho en el estilo aparentemente sencillo, pero en realidad fue muy sofisticado, a pesar de la caída del Imperio Romano. Sin embargo, si tuviera que elegir una batalla para reconstruir, elegiría uno que nunca ha visto nadie, o incluso la única concebible como tal, las batallas que los Vikingos que  están librando contra los indios americanos para tientas  defendiendo sus pocos asentamientos en la costa de Labrador, o de los que muchos soldados romanos, capturado por  partes después de la desastrosa campaña de Marco Antonio, tenían probablemente ayuda por  mandato de algún señor de la guerra de China y fueron bien descritas en el uso de los escudos 'tortuga' (exclusivas tácticas de entrenamiento militar del ejército romano) de las cuentas de la época.
-¿Qué cosas encuentras más complicadas de ilustrar?
 Las cosas más complicadas para explicar suelen ser ropa y artículos de uso diario. El error más fácil de hacer cuando se quiere trabajar sobre un período en el que no sabemos mucho, uno tiene que imaginar un objeto, un tejido o un diseño sencillo, sin tener en cuenta el estilo y el lugar donde queremos añadir históricamente. A menudo, en estos casos, me veo obligado a inventar y es importante tener en cuenta si es posible, ya que era la artesanía de la época, lo que se produce, qué materiales estaban disponibles y que forma tenía que tener sin anticipar demasiado el estilo ni pasarme en el tiempo de su creación original. Propósito de tiempos pasados. Filología, de hecho, se convierten en la regla para hacer referencia para evitar que se  produzcan escenas con cronológica equívocas evidente y, por tanto, mantener en lo posible ilustraciones creíbles como una forma de representación visual de la historia.
-¿Cuál es el tiempo medio que le dedicas a una obra?
En la actualidad se necesitan tres a seis horas para crear un dibujo, pero no siempre fue así: en el principio que necesitaba días enteros y muchas veces los resultados no eran particularmente bueno. Con la experiencia de lograr reducir drásticamente el tiempo, se coge la experiencia para lograr  la facilidad de usar y sobre todo cómo usarlos. Es cierto que sin el ordenador, también admito  que soy capaz de dibujar bien a mano alzada, aunque sería impensable producir una ilustración como se detalla en unas pocas horas utilizando el método que hoy utilizo.
-¿Qué obra te ha llevado más tiempo? 
El trabajo que me llevó más tiempo hasta ahora es el libro ilustrado sobre la historia de los legionarios Macrino mencionamos antes (la portada de las cuales os adjunto más abajo): tuve que crear más de 40 ilustraciones, una por página,  escribiendo un comentario sobre cada una de ellas personalizándolas, dando explicación de lo que representa en cada una de las ilustraciones. Era un trabajo que requiere lo mejor de mi capacidad y como ilustrador y como escritor, pero eso me dio mucha satisfacción en ser capaz de completar.
-¿Cuáles son tus planes para el futuro?
Para mi futuro creo que seguiré produciendo ilustraciones y libros ilustrados, pero sobre todo tengo que terminar de escribir el resultado de mi novela histórica titulada 'Tusculum' publicada en 2011. Esta novela cuenta la historia del legendario fundador de la ciudad Tusculum, o Telegono, hijo de Ulises y la hechicera Circe, y de cómo la antigua ciudad fue fundada y qué aventuras y vicisitudes tuvieron que vivir sus primeros habitantes.

“Entrevista al ilustrador Raffaele Caruso” Francisco García Campa – Bellumartis Historia Militar
Créditos fotográficos: Raffaele Caruso

3 comentarios:

  1. El problema es que el "señor" Raffaele saca las fotos de los soldados de plomo de internet, sin pedir permiso a los autores de las mismas (en mi caso soy el autor de la foto y el pintor unas figuras que aparecen en una de sus ilustraciones) y cuando le pedí amablemente alguna explicación (si me hubiera pedido permiso se lo habría dado sin lugar a dudas) se limitó a no responderme llegando a borrarme de su facebook.

    Vespinoza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento lo que te ha sucedido con el artista. La verdad que por experiencia personal es muy difícil localizar a los creadores de miniaturas lo dijo por mi blog de miniaturas. Te invito a dar a conocer tu obras en mi blog BMN http://bellumartisminiaturasmilitares.blogspot.com.es/

      Eliminar
  2. Eso es cierto, las fotos suelen difundirse por internet de manera incontrolada. Por eso cuando se lo comenté al autor lo hice con todo el buen ánimo del mundo, lo que me pareció más feo es que ni siquiera contestara a mi cometario en su facebook (cosa que si hizo con comentarios halagadores anteriores y posteriores) y que me eliminara de su página. Te adjunto foto de su "creación" :
    https://scontent-mad1-1.xx.fbcdn.net/hphotos-xfp1/v/t1.0-9/13244_987882734561879_4622200040441274213_n.jpg?oh=8141976dd23e6568f21e959252280e64&oe=561BB218

    y a continuación de mi galeria en una web de minis:

    http://shakeyourbrush.com/portfolio-view/jose-miguel-vespinoza-2/.

    Fíjate que jamás cita fuentes y aunque, como bien dices, es difícil a veces conocer al autor, lo mínimo es que si éste se presenta en tu página, al menos deberias contestarle. Vamos, que es todo un personaje (dicho con una sonrisa en la boca y con todo el sentido del humor del mundo).

    Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR