publicidad

14 de septiembre de 2014

PROYECTO BORGHILD, LA NOVIA ARIA DE PLÁSTICO

        
Recientemente al visitar el Museo Aerotransportado de Sainte-Mère-Église en Normandía observando el kit de supervivencia de los paracaidistas norteamericanos, a mis compañeros de viaje les llamó la atención las cajitas de preservativos con los que iban dotados. A sus preguntas la respuesta era fácil: a lo largo de los tiempos una de las mayores causas de bajas entre los soldados en todas las guerras eran las enfermedades venéreas: gonorrea, sífilis, ladillas…
A lo largo de los siglos la historia se repetía, jóvenes que jamás habían conocido mujer con veteranos casados lejos de sus esposas, la cercanía de la muerte, la lejanía de los hogares y de los frenos sociales ocasionaba que el sexo fuera la mayor válvula de escape de los hombres. A esto se añadía la necesidad de muchas viudas o huérfanas de guerra de dinero para sobrevivir...

Kit supervivencia Airborne Museum.
Bellumartis
Pero sería en la Segunda Guerra Mundial cuando un intento de poner fin a las enfermedades venéreas junto con la ideología racista daría lugar a una invención muy peculiar.


Tras conquistar Francia, los soldados alemanes controlaban la capital del amor, de la sexualidad y de los Cabarets, la bella París. Imaginar a miles de soldados alemanes de permiso visitando los famosos cabarets de Montmatre, las mujeres francesas se convirtieron en el deseo de los jóvenes soldados arios algo que  para el partido nazi no era demasiado grato, ya que los franceses no se encontraban entre los pueblos nórdicos por lo que las relaciones amorosas con estas mujeres debían ser evitadas. Algunas fuentes indican que entre 1940 y 1945 nacieron alrededor de ochenta mil hijos fruto de esas relaciones esporádicas.
Pero como era imposible de evitar se trató de controlar creando una red de  ‘maisons closes’ nombre que recibían los burdeles autorizados por las autoridades militares para evitar que acudiesen a las profesionales de la calle. En París eran solo 20 los autorizados pero el número de este tipo de locales alcanzaba los 300 en la capital francesa y los 1.400 en todo el país. El más selecto dirigido a los oficiales de la Wehrmacht y a los gerifaltes del partido era el Le Chabanais donde su cliente “VIP” Herman Goering pasaba muchas noches de diversión.
Todos estos excesos sexuales de los soldados alemanes llamaron la atención de Adolf Hitler y del puritano Heinrich Himmler que veía con preocupación las relaciones sexuales con “razas inferiores” además de la preocupación por las enfermedades venéreas. En una carta del 20 de noviembre de 1940 menciona “las innecesarias bajas” producidas por las prostitutas de la calle y escribió “El peligro más grande en París son las numerosas putas no controladas, recogidas por los clientes en los bares, salones de baile y otros lugares. Es nuestro deber evitar que los soldados arriesguen su salud, por el simple hecho de un aventura rápida”.
Si esto ocurría en Francia tras ser conquistada que sucedería en la futura invasión de Rusia, como controlar a miles de soldados deseosos de sexo en tierras de “untermensh” eslavos.
Se necesitaba una nueva arma para evitar esta sexualidad prohibida y nociva para la salud del ejército. Este proyecto secreto, “Geheime Reichssache” permaneció oculto hasta que lo descubrió Graeme Donald durante la investigación para su libro “El peluquero de Mussolini” y fue publicado en la revista Time.
EL PROYECTO BORGHILD nombre en clave de la solución al problema de las necesidades sexuales de los hombres en el frente de batalla. Su nombre en alemán nos da una pista de su objetivo. Burghild en alemán o Borghild en danés es un nombre de mujer que etimológicamente significa batalla de defensa,  'burg' significa protección, fortaleza, castillo; 'hild' batalla, lucha. Su equivalente español es Briselda.
El proyecto era la creación de un substituto de las prostitutas que evitase las enfermedades venéreas y el mayor peligro la confraternización y la mezcla de razas para ello se crearía la primera sexdoll o gynoid, es decir una muñeca erótica.  
Franz Tschkert con su mujer de cristal
El jefe del proyecto fue el SS Doctor Joachim Mrurgowsky y la ejecución sería llevada a cabo por el Museo de Higiene de Dresden el encargado de la fabricación de la muñeca,  bajo la supervisión técnica  de Franz Tschkert el inventor de la mujer de cristal, que fue la sensación de la Exhibiciones Internacionales de Higiene de los años 30; fabricando el primer prototipo en 1941 aunque los resultados no fueron del agrado de las autoridades.
Seria en julio de 1941 coincidiendo con el ataque a la Unión Soviética cuando se acelera el proyecto. El nuevo responsable sería el doctor danés de las SS Olen Hannusen quien remplazó a Mrurgowsky. Se cree que fue el quien cambió el nombre alemán de Burghild por el de Borghild danés en homenaje a su tierra natal.
Su idea consistía en  muñecas galvanoplásticas elaboradas en moldes de bronce que serían trasportadas en camiones desinfectantes a las tierras enemigas para evitar “las manadas infectadas”. En el diseño de las muñecas fue esencial las recomendaciones de su amigo el psiquiatra Dr. Rudolf Chargeheimer, el cual en una carta recomendaba:
Como fuera, ningún hombre preferirá a una muñeca que a una mujer de verdad, hasta que nuestros técnicos logren los siguientes estándares de calidad:-La piel sintética a de sentirse como la real. -El cuerpo de la muñeca ha de ser ágil y maniobrable como un cuerpo real. -El órgano de la muñeca ha de ser realista.
Käthe Von Nagy
En cuanto al diseño estético era lógico que debiera coincidir con los cánones nazis de belleza es decir la mujer aria perfecta rubia de ojos azules. Una muñeca nórdica perfecta. Para ello se tomaron medidas de atletas famosas como Annette Walter y Wilheimina von Bremen. En cuanto al rostro solicitaron a la actriz Käthe von Nagy que cediese su imagen para la muñeca pero ella se negó por lo que al final se optó por un rostro artificial lujurioso que sería más efectivo ya que su propósito no “era sustituir a la  honorable madre que espera en el hogar…Cuando el soldado haga el amor con Borghild no tenga nada de amor (solo sexo)”
Se construyeron tres modelos de Borghild:
-Tipo A: 1,68 metros de altura
- Tipo B: 1,76 m.
- Tipo C: 1,82
El primero en fabricarse en serie seria el B tras una discusión sobre los pechos, al final ganó el modelo del Dr Hannussen similar al fruto de la rosa (rose hip) que favorecía el agarre.
Según Arthur Rink único testigo vivo existió una larga discusión sobre que material usar, si usar un esqueleto de aluminio para darle consistencia real o solo plástico, se decidieron por esta última opción. En cuanto a los plásticos se optó por Elastolin derivado del caucho pero debido a la escasez de este material se sustituyó por Ipolex, creado por IG Farben.
Reconstrucción del rostro
El prototipo de Borghild fue presentado en Berlín a los gerifaltes nazis que examinaron los orificios artificiales, el tacto y demás elementos de la muñeca y Himmler consideró el modelo como un éxito y mando la construcción de 50 unidades para ser probadas en el frente ruso.
Debido a la imposibilidad de construir tal número de unidades en las instalaciones que poseían ,el pedido se retrasó tanto que tras el comienzo de las derrotas en el frente Este,  en especial tras la batalla de Stalingrado se canceló en 1942 antes de su fabricación en serie.
Los ensayos con los prototipos fueron un fracaso ya que los soldados se negaron a usarlas y los oficiales temían las burlas enemigas si se descubrían estas muñecas en los campamentos.
No existen restos de las muñecas ni de los moldes ya que fueron destruidos durante los bombardeos aliados de la ciudad de Dresden pero si de algunas primas suyas por todas las despedidas de solteros del mundo…

“Proyecto Borghild, la novia aria de plástico” Francisco García Campa – Bellumartis Historia Militar
Fuentes:
-         http://www.borghild.de/
-         Null-entropy.com
-         Time




2 comentarios:

  1. En las gestas de lejanas guerras, hace unos cinco mil años, las muñecas eróticas era una especie de guante fabricado con pieles tratadas con recinas y aceites, esto permitia a los hombres en el campo de batalla tener su momento de "yo con yo" de manera mas suave, luego es posible que EL PROYECTO BORGHILD fuera tomado de esas prácticas de los comnbatientes en la antiguedad, saludos DENH

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por este interesante aporte ya investigaré. Perdona por el retraso en la respuesta.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR