publicidad

29 de julio de 2014

IT'S A LONG WAY TO TIPPERARY

        
        A lo largo de la historia los soldados de todos los ejércitos calmaban sus miedos o exaltaban su valentía con canciones que pasados los años en muchos casos se convirtieron en piezas de la memoria popular. Pero sería en el siglo XX con la proliferación de las grabaciones y de la radio cuando este fenómeno se extendió como la pólvora.
         Ahora que se conmemora el centenario de la Gran Guerra vamos a recordar la más celebre canción de trincheras de este conflicto sobre todo del bando aliado, más adelante conoceremos más canciones de ambos bandos no os preocupéis...

         La pieza It's a Long Way to Tipperary (en español: Hay un largo camino hasta Tipperary) formaba inicialmente parte de un music hall creado por Jack Judge y Harry Williams el 30 de enero de 1912 como homenaje a la ciudad irlandesa de Tipperary, de donde el primero era originario. En su letra muestra en parte la tristeza de un irlandés que vive en Londres lejos de su amada tierra personalizada en Tipperary y de su amada Molly a la que escribe cartas de amor.
         Una letra que para los soldados 7º Batallón del Regimiento Connaught Rangers del Ejército Británico mientras marchaban en Boulogne,Francia, les recordaba su propia vida lejos de sus amadas y en tierras extrañas como podía ser Londres para el protagonista de la canción. Además no se puede olvidar en vinculo real de esta unidad con la ciudad irlandesa de Tipperary ya que en ella estuvo acuartelado desde 1908 a 1910 su segundo batallón, 94º Regimiento de Infantería. Pero en el año de creación de la canción el 7º Batallón de los Connaught Rangers estaba acuartelado en Poole Dorsetshire, Inglaterra,  lejos de su Irlanda por lo que la letra de esta obra le venía como anillo al dedo para expresar sus sentimientos.

Al acudir a los campos de batalla de Francia y Bélgica al son de esta melodía la fama de la canción alcanzó a otras unidades del ejército británico, y seria gracias al corresponsal George Curnock, quien informó del uso de la melodía en el Daily Mail. Debido al éxito entre los soldados se decidió grabarla para que se difundiera entre todas las unidades y el encargado de dar su voz fue el tenor irlandés John McComarck.
Se debe resaltar que la canción no murió con la Guerra y su melodía sobrevive en varias peiliculas entre ellas una de mis favoritas la alemana DasBoot de Wolfang Petersen y aunque no lo creáis en el himno del River Plate Argentino escrito por Arturo Antelo en el año 1918.

Letra en español
(Coro)
Esto queda lejos hasta Tipperary,
Esto queda lejos para ir.
¡Esto queda lejos hasta Tipperary
Hasta la más dulce chica que conozco!
Adiós, Piccadilly,
Adiós Leicester Square!
Esto queda lejos hasta Tipperary,
Pero mi corazón está ahí.

Hasta la potente Londres
Llegó un irlandés un día.
Como las calles estaban ladrilladas con oro,
Claro, todos estaban alegres,
Cantando canciones de Piccadilly,
Strand y Leicester Square,
Hasta que Paddy se pusiera nervioso,
Luego allí les gritó:
(Coro)
Paddy escribió una carta
A su irlandesa Molly-O,
Diciendo -Como no la recibas,
¡Escribe y dímelo!
Si hago faltas de ortografía,
Molly, cariño, dijo,
Recuerda, la pluma es mala,
¡No me eches la culpa a mí!
(Coro)
Molly le contestó claramente
Al irlandés Paddy-O,
Diciendo Mike Maloney
Se quiere casar conmigo, pues
Deja el Strand y Piccadilly
O será tuya la culpa,
Porque el amor me ha vuelto bien tonta:
¡Espero que seas igual!
(Coro)


“It's a long way to Tipperary” Francisco Garcia Campa – Bellumartis Blog Historia Militar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR