publicidad

16 de junio de 2014

MAD JACK CHURCHILL UN SOLDADO DE OTROS TIEMPOS


         Por internet durante estos días en los que se conmemora el 70 aniversario del Día D suele aparecer esta foto con la leyenda del soldado que desembarco en Normandía con una espada. Pero la realidad es que esta imagen no es de Normandía si no de Noruega exactamente en Inveray unas imagines del entrenamiento para la Operación Arquero. Comandos británicos desembarcando de un bote Eureka tras su oficial espada en mano ¿Quién es este peculiar oficial?
         Su nombre es John Malcolm Thorpe Fleming Churchill, un excéntrico oficial incluso para los estándares británicos, caracterizados por una amplia libertad en el vestir y en la actuación de los oficiales. Nació en Oxfordshire en 1906, se graduó en la Real Academia Militar de Sandhurst en 1926, sirvió en Burma en el Regimiento de Manchester tras 10 años de servicio dejo el ejército para dar rienda suelta a sus aficiones favoritas, el tiro al arco y la gaita. Gracias a sus dotes de arquero ya había participado en 1924 la película The Thief of Bagdad y posterior en 1939 representó al Reino Unido en los campeonatos mundiales de Oslo en 1939...

         Tras este período de vida civil en septiembre de 1939 se reincorpora al ejército ya que es sus palabras “el país se metió en un lio en mi ausencia”. Su antigua unidad el Regimiento Manchester formo parte del ejército expedicionario británico en Francia y Bélgica, se le destino como segundo oficial de compañía.
         Acudió al combate con su arco y un carcaj de flechas y una espada escocesa Claymore. Ante las críticas o risas de sus compañeros él les respondía “Un oficial que vaya al combate sin espada esta inadecuadamente vestido”. Tras la Guerra  de Mentira, en mayo de 1940 emboscó a una patrulla alemana cerca de L´Epinette, Francia, dando a sus hombres la orden de fuego lanzando una flecha con púas al Feldwebel alemán, derribándolo de su motocicleta, como aseguró su hijo Malcolm. Convirtiéndose en el único soldado británico con una muerte con arco en la Segunda Guerra Mundial.
Churchill en Bélgica, 1940
         Tras la retirada de Dunquerque este soldado atípico encontró una unidad hecha a su medida, los comandos la nueva unidad de fuerzas especiales creados a solicitud del Primer Ministro W. Churchill. Encuadrado en el 3º Comando como segundo en mando fue destinado a la Noruega donde participó en la Operación Arquero un ataque anfibio a la guarnición de Vågsøy el 27 de diciembre de 1941. Nada más desembarcar en la playa comenzó a tocar su gaita, que más podía pedir sus dos pasiones la guerra y la música, él y sus hombres avanzaron protegidos por la melodía de “March of the Cameron Men”.
        Debido a sus éxitos en Noruega y Dunquerque fue condecorado con Cruz Militar y barra y ascendido a jefe del 2º Comando desembarco en Catania, Sicilia, con su look medieval compuesto de espada escocesa en el cinto y arco a la espalda y la gaita bajo su brazo. Se le ordeno la captura de un puesto de observación alemán en las afueras del pueblo de Molina para facilitar la salida de la playa  de Salerno. Con la ayuda de su cabo y espada en mano se anticipó a sus hombres surgiendo de la oscuridad como un “diablo”  ante semejante visión de un hombre blandiendo un mandoble los alemanes se rindieron uno tras otros perplejos en total 42, gracias a este acto se le concedió la Orden de Servicios Distinguidos.
         Se le envió a los Balcanes para organizar a los partisanos de Tito, en mayo de 1944 se le ordenó atacar la Isla de Brac. Con el 43º comando y miembros del 42º y 1500 partisanos debían atacar tres colinas siendo la señal de ataque la gaita de Churchill pero tras varios retrasos  los comandos británicos comenzaron el ataque tras el avance de la mayor parte de los grupos de milicianos, Churchill quedo en una colina con solo un puñado de hombres rodeado de alemanes. Ante una muerte cierta comenzó a tocar “Will ye no come back again” hasta que la explosión de una granada le dejo inconsciente.
         Inconsciente fue capturado y enviado al campo de concentración de Sachsenhausen, donde fue tratado como un preso especial ya que debido a su apellido los alemanes pensaron que era un familiar del Primer Ministro británico. Un hombre como ese no podía permanecer mucho tiempo bajo prisión ya en septiembre trato de escapar deslizándose por debajo del alambre de espino pero tanto él como su compañero fueron capturados en la ciudad de Rostock y enviados a Austria. En abril de 1945 gracias a un fallo eléctrico del campo escapo y tras ocho días recorriendo 150 millas llego a las líneas aliadas al norte de Italia. Rápidamente volvió a ser asignado a una unidad en combate en Burma pero los bombardeos nucleares de Nagasaki e Hirosima le impendieron combatir contra los japoneses. Según sus amigos cuando los japoneses se rindieron dijo “Sí no fuese por esos malditos yanquis, podríamos haber tenido guerra por 190 años más”
         En 1946 apareció en la película Ivanhoe junto a Robert Taylor en el papel de arquero. Un hombre como este no podía vivir su descarga diaria de adrenalina por lo que se formó como paracaidista y fue enviado a Palestina como comandante del 1º batallón de infantería ligera de Highland en la primavera de 1948. Participo junto con trece soldados en la escolta del convoy médico del Hospital Hadassah     impidiendo el ataque árabe a los 700 judíos evacuados. 
        Fue enviado a Australia como instructor de guerra aerotransportada, allí descubrió otra afición el surf. Que tras su retiro en 1959 práctico en las olas del río Severn. Su activa vida llego a su fin en 1996 en Surrey.



“Mad Jack Churchill un soldado de otros tiempos” Francisco García Campa – Bellumartis Historia Militar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR