publicidad

5 de marzo de 2014

GAIO SULPICIO URSULO Y LOS SYMMACHIARII.

GAIO SULPICIO URSULO Y LOS SYMMACHIARII.
         


        En el Museo Arqueológico de Asturias se encuentra una interesante lapida que  muestra el increible Cursus Honorum de un militar de origen astur, su nombre era Gaio Sulpicio Ursulo, el Africano. Encontrada en el pueblo de Ujo en el concejo de Mieres donde posiblemente se encontraría su villa, donde se retiró después de su larga carrera castrense aunque algunos autores defienden que pudo ser también  su lugar de nacimiento.

         La lapida inscrita en caracteres mayúsculos sin ningún tipo de símbolo o icono , contiene el siguiente texto:
G(aio) Sulpicio Ursulo / praef(ecto) Symmachi/ariorum Asturum / belli Dacici ((centurioni)) leg(ionis) / I Minerviae P(iae) F(idelis) / ((centurioni)) coh(ortis) XII urba/nae ((centurioni)) coh(ortis) IIII / praetoriae p(rimo)p(ilo) / leg(ionis) XIIX praef(ecto) / leg(ionis) III Aug(ustae) / G(aius) Sulp(icius) Afr(icanus) pos(uit)


     
GAIO SULPICIO URSULO Y LOS SYMMACHIARII.
Lapida, Museo Arqueologico de Asturias
    Del análisis epigráfico se puede conocer su ascenso en el ejército romano al igual que su origen étnico.
     El gentilicio Sulpicio, demuestra que su familia obtuvo la ciudadanía romana recientemente  más concretamente durante el proconsulado de Servio Sulpicio Galba futuro emperador en el año 68, por lo que la concesión  se  pudo realizar en este periodo como un medio de lograr tropas en el conflicto civil. Para conocer su origen étnico astur debemos acudir a otra lapida añada en Ujo, en la cual Sulpicio agradecía a la divinidad astur Nimmedo Aseddiago.

         La mención a la guerra de los Dacios nos sirve de referencia para conocer la fecha de su nacimiento y muerte  ya que durante el gobierno de Trajano (53-117) dos breves guerras enfrentaron al imperio contra los dacios en los años 101-102 y el 105-106. Por lo que podríamos situar su vida entre el último tercio del siglo primero y la mitad del segundo.

         Al ser un ciudadano romano de origen astur era el candidato idóneo para comandar una unidad auxiliar indígena ya que conocía tanto las costumbres como la lengua de sus hombres. Desde el origen de Roma, las legiones eran completadas con fuerzas mercenarias que ofrecían nuevas tácticas de lucha o habilidades poco desarrolladas por los romanos como el uso del arco, honda o caballería pero también ofrecían unidades de infantería  que eran entrenada en las tácticas de combate romanas. Además de esta finalidad táctica esta costumbre tenía otro beneficio “extra” que consistía en dar rienda suelta a las ansias de lucha de los pueblos dominados.

         Desde el fin de la conquista de Hispania, numerosos peninsulares formaron parte de las tropas auxiliares, pero que diferenciaba a los Symmanchiarii de otras unidades, pues en palabras de Higinio este era un término empleado para designar al grado inferior de estas unidades pero se debe destacar que esta concepción no era en cuanto a su valía en el campo de batalla sino más bien en cuanto a la romanización de sus tácticas y disciplina. De hecho hay autores que defienden que el termino Symmanchiarii es un sinónimo arcaizante de numeri, termino por el que se conoce a los soldados auxiliares.
GAIO SULPICIO URSULO Y LOS SYMMACHIARII.
Auxiliares en la columna trajana, con su escudo oval (Clippeus)

         Gracias a su actuación como prefecto de los auxilares astures fue ascendido al rango de centurión de la Legio I Minervia, entre los años 101 y 106, participó en las guerras de Dacia de Trajano, siendo su comandante el futuro emperador Adriano, y gracias a sus acciones figurara en la columna de Trajano, seria graciosos que uno de los retratados fuese nuetro hombre. Después de la pacificación de la Dacia, la I Minervia regresó al campamento de Bonna participó en diversas actividades de refuerzo del limes renano a lo largo de las décadas siguientes.

         Su siguiente destino fue la ciudad de Roma, más exactamente la XII cohorte urbana una especie de policía de la capital del imperio gracias a sus meritos en esta guardia urbana fue enviado a formar parte de la Guardia Pretoriana. Parecía que este puesto como centurión de la IV cohorte de la guardia del emperador podría ser el fin de su carrera profesional. Pero volvió a las legiones como centurión de la primera centuria de la primera cohorte el de más rango de toda la legión; recibía el nombre de primus pilus o primpilo (primera lanza) y tenía derecho a participar en las reuniones del estado mayor. Además la legión era la XVIII reorganizada tras el desastre de Teoburgo aunque hay autores que defiende que esta unidad no fue refundada por lo que implicaría un error en la lápida.

         Por último es nombrado prefecto de la legión III, un destino como se dice ahora de despacho ya que estos oficiales tenían un papel tanto de intendencia como de estado mayor del Legado, comandante en jefe de la legión. Existe un problema en cuanto a esta legión ya que fue divida en varias por lo que gracias al apodo de Africano deducimos que era la Legio III Augusta acuartelada, en Lambaesis, al pie de la cordillera del Atlas, cuyos pasos al Sáhara vigilaba, en lo que actualmente es Argelia.

         El hecho de encontrar su lapida en Mieres indica que se retiró a sus tierra natal para disfrutar de un merecido retiro en los hermosos valles astures.

“Gaio Sulpicio Ursulo y los Symmachiarii” Francisco García Campa – Bellumartis Blog Historia Militar

Bibliografía:
“Los Symmachiarii astures en el ejército romano” Narciso Santos Yanguas, Universidad de Oviedo
Wikicommons 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR