publicidad

17 de febrero de 2013

EL PUENTE PEGASUS.


Una de las acciones aerotransportadas más populares gracias al cine e incluso a los videojuegos es la toma del puente de Bénouville, más conocido como puente Pegasus. Este mote se lo pusieron los soldados gracias al emblema de su unidad, un Pegaso sobre fondo rojo, que lucían en el brazo izquierdo los miembros de la Sexta División Aerotransportada Británica.

         A la Sexta División, los Diablos rojos, le correspondía proteger el flanco este de la invasión para ello debían tomar los puentes de Bénouville y Ranville, destruir la batería de Merville, y volar los puentes sobre el rio Dives.

         La división no podía ser lanzada de una sola vez debido a la falta de aviones de transporte por lo que se decidió hacerlo en dos oleadas. La primera sería de noche, bajo el nombre en clave de Tonga y la siguiente en la tarde del día D, operación Mallard...





         La Operación Tonga tenía como objetivo la toma de los puentes de Bénoville sobre el canal del Orne y el Puente de Ranville en el rio Orne. La inteligencia aliada confiaba que los puentes estaban defendidos por unos 50 soldados de segunda categoría, reclutados en países ocupados además en los alrededores había elementos del 716ª División de Infantería y el 736º Reg. de Granaderos.

         La toma de estos objetivos fue adjudicada a la 5ª Brigada, en concreto al major Howard. Se le asignó la compañía D del 2nd Ox&Buks, dos secciones de la compañía B y un destacamento de ingenieros. Las unidas fueron transportadas en seis planeadores Horsa que fueron remolcados por bombarderos Halifax. A las 22:56 despejaron de Tarrant Rusthon, fueron soltados por los bombarderos cerca de Merville a unos 1900 m. de altura. Los Hallifax para engañar a los alemanes se dirigieron a bombardear una fábrica de cemento.

         Los planeadores se dirigieron a sus zonas de aterrizaje, LZ-X (Land Zone), señalizadas por los Pathfinders que había sido lanzados desde 6 aviones Albermale a las 0200. De los seis Horsa cinco encontraron sus objetivos pero el nº 94 aterrizó a más de 13 Km.

         A las 00:16 el Horsa nº91 pilotado por el sargento mayor Wallwork aterrizó a 50 metros del puente sobre el canal, llevando a bordo al major Howard y a la sección A. El sargento Boland tomo tierra con el planeador nº92, llevando consigo al teniente D.J. Wood y a la sección B. Más tarde el nº93 con el teniente Smith y la sección C se detuvo sobre una laguna.

         El puente Pegasus estaba protegido con un cañón de 5 cm, y una posición fortificada de hormigón para ametralladoras y 50 soldados. Pero la suerte se unió con los británicos ya que el soldado Helmut Römer, centinela del puente creyó que el ruido del aterrizaje de los planeadores era parte de los bombardeos y no dio la alarma. Los  Diablos rojos se dirigieron al puente, tres hombres tomaron fácilmente el Bunker mientras que una veintena cruzaron a la orilla izquierda, en ese momento una ráfaga de ametralladora le costó la  vida al Teniente Brotheridge.   En tres minutos se tomó el objetivo, se desactivaron las cargas de demolición y la guarnición alemana muerta o  puesta en fuga.

         Más al  este los aeroplanos 95 y 96 pilotados por los sargentos Pearson y Howard aterrizaron en LZ-Y. El puente sobre el Orne fue tomado por las secciones E y F bajo las ordenes de los tenientes Sweeny y Fox.

         Howard envió el mensaje “Ham and Jam” para comunicar la toma de ambos objetivos en solo diez minutos.

         Pero la misión no finalizó, debían defender la posición ante los contraataques alemanes hasta la llegada de refuerzos. En el puente Pegaso destruyeron un tanque ligero con un PIAT y rechazaron a una patrullera alemana. Mientras en el río hicieron prisionero al comandante Hans Schmidt, que pidió al teniente Sweeny que le matase por haber perdido la posición, los defensores encontraron lencería y perfumes en el vehículo alemán que demostraba a que se dedicaba el detenido durante la noche.
IWM

          A las 03:00 horas llegaron efectivos del 7º Batallon Paracaidista. A las 13:30 una gaita escocesa rompió el silencio, era Bill Millin el gaitero del excéntrico Lord Lovat, comandante de la 1ª Brigada de Servicios Especiales.

         El puente original que fue construido en 1934, fue sustituido en 1993 por un nuevo puente balanceador. El viejo fue vendido a los veteranos británicos por una libra y actualmente forma parte del Memorial Pegasus.

         Una anécdota para finalizar, en la orilla izquierda del canal había un café regentado por el matrimonio Gondrée, que sería la primera casa liberada en Francia. Durante todo el día el matrimonio descorchó 99 botellas de Champagne para celebrar la liberación. El matrimonio fue nombrado como miembros honoríficos de la Sexta División. Ahora en el café hay un pequeño museo sobre la batalla.

“El Puente Pegasus” por Francisco García Campa – Bellumartis Blog de Historia Militar.

Bibliografía:

-         FOWLER, W.  El Dia D, las primeras 24 horas”. LIBSA

-         AMBROSE, S. “El Puente Pegasus, El primer combate del día D”. Inédita Ediciones

-         Díaz Cabo, D. “NORMANDIA 1944, de turismo por la historia”. Portobello ediciones

-         Revista española de Historia Militar. Nº48


         Fotografias: Imperial War Museum, IWM

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR