publicidad

8 de noviembre de 2011

BATALLA DE MARATON. 490 A.C

BATALLA DE MARATON. 490 A.C

En el año 490 a.C los persas organizaron en Cilicia una expedición de castigo contra las ciudades de Atenas y Eretria por el apoyo de estas últimas a Sardes. El ejército invasor bajo el mando de Datis y Artafernes conquistaron Eubea, Caristos y Eretría pese al apoyo de 4000 cleruquios atenenieses instalados en Calcis.


El camino a Atenas esta despejado para los persas. Mientras tanto los atenienses debatían sobre las medidas a tomar, al final pese a que Calímaco de Afidnas era el arconte polemarca decidieron dar el mando a Milciades tras un discurso que Herodoto refleja en su obra. Milciades convenció a la Eklesia para enfrentarse a los medos en una batalla campal frente a una estrategia más defensiva y solicitar ayuda de los espartanos los cuales se excusaron en su festividad religiosa de Karnes para no intervenir.
Las tropas atenienses unas 10,000 y 1,000 de platea se instalaron en las llanuras de Maratón debido a su posición estratégica. Decisión acertada ya que los persas desembarcaron sus tropas unos 25,000 en esa bahía posiblemente por recomendación de Hipias antiguo tirano ateniense.
Hipias antiguo tirano ateniense.
Milciades situó a sus hombres al sudeste de la planicie protegiendo la carretera a Atenas. Antes de la batalla, los ejércitos estaban separados al menos ocho estadios, es decir, unos 1500 metros. Milcíades convenció a Calímaco, el polemarca, a alargar la línea de soldados griegos debido a que su punto flaco  era la escasa maniobrabilidad y muy vulnerables por los flancos para evitar ser desbordados, en particular por la caballería persa. Dispuso las tropas de dos tribus (los Leóntidas  y los Antióquidas) situadas en el centro de la formacion  en cuatro filas, mientras que las otras tribus fueran dispuestas en ocho filas.
Tras cinco días de estancamiento los atenienses decidieron cargar según Herodoto. Algunos autores defienden que los motivos del ataque fue que los persas embarcaron a su caballería y otros reducir los ataques de los arqueros persas.
Inundados por un torrente de cólera, fuimos a su encuentro corriendo con lanza y escudo, de pie, hombre contra hombre, mordiéndonos los labios por la furia. Bajo la nube de flechas no podía verse el sol.
Aristófanes, Las avispas
Milcíades dio una simple orden: «¡Al ataque!». Según Heródoto, los griegos corrieron el kilometro y medio que les separaba de los persas profiriendo su grito de guerra: «¡Ελελευ! ¡Ελελευ!». Los historiadores modernos dudan de esta opción, ya que la panoplia pesaba por lo menos 20 kilos por lo que se cree que la carrera sería una marcha, en filas cerradas, convirtiéndose  en una carga en los últimos 100 metros, para llegar con plena velocidad hasta el enemigo. Esta táctica permite estar menos tiempo bajo la lluvia de flechas de los arqueros persas, cuyo alcance máximo era 200.
El choque de la falange de hoplitas fue devastador el impacto arrolló a los infantes persas equipados con armaduras ligeras o sin ellas y no tenían apenas ninguna arma ofensiva que pudiese penetrar el muro de escudos. El flanco persa cayó fácilmente debido a que estaba formado por reclutas jonios que huyeron desmoralizados hacia los barcos. El centro compuesto por los melóforos resistió al centro ateniense e incluso le hizo retroceder hasta que Miltriades hizo avanzar a sus flancos en una maniobra de tenaza. Los medos ante el miedo de verse rodearon replegaron sus tropas hacia el mar donde fueron masacrados y otros huyeron hacia las marismas.
6,400 persas murieron y perdieron 7 barcos mientras que los atenienses solo 192 que fueron enterrados en el propio campo de batalla bajo un montículo que aun se conserva.
Fue la primera victoria griega de las guerras medicas por ello su vital importancia.





 "Batalla de Maratón. 490 a.C"  por Francisco G. Campa

Imagenes: Department of History, United States Military Academy; Critias; Dgcampos
Video : Canal Historia (youtube)

4 comentarios:

  1. Fue la primera doble envolvente de la que tenemos noticia. Fue una genial maniobra de Milcíades, al que considero un revolucionario de la táctica, en una época en la que las batallas hoplíticas eran un tanto rígidas.

    Aunque se ha dicho que la doble envolvente fue por mera casualidad, es un sinsentido enorme dicha postura. Debilitar apropósito el centro, de una manera nunca vista hasta Cannas (si bien esta de manera diferente) para conseguir el único efecto posible, el de una doble envolvente, no se hace por casualidad.

    ResponderEliminar
  2. El gráfico está mal, los persas no tuvieron el mar a su espalda, sino a su izquierda, y los atenienses y plateos, a la derecha, por favor si pueden cambiarlos mejor, pues sino se va a dar una visión al lector falsa. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el aviso, ya modifique los mapas de batalla.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR