publicidad

16 de agosto de 2011

El cisma de Oriente.


El cisma se va gestando desde la querella iconoclasta pero será a partir del año 1054  cuando se producirá el llamado Gran Cisma. Además de las causas teológicas que analizare después destaca la lucha de poder entre los emperadores en su afán de control de la iglesia  y destaca la lucha por el control de Bulgaria.

Ya en el cisma de Focio en el Siglo IX destaca la disputa por el matrimonio de los sacerdotes y la naturaleza divina y el filoque. En el año 589, durante el Tercer Concilio de Toledo, donde tuvo lugar la solemne conversión de los visigods al catolicismo, se produjo la añadidura del término filioque, por lo que el Credo pasaba a declarar que el Espíritu Santo procede no exclusivamente del Padre a través del Hijo como decía el credo Niceno, sino del Padre y del Hijo.

En 1043 llego al patriarcado Miguel Cerulario encargo un tratado sobre el ritual acusando a los latinos de ir en contra de los apóstoles, como en el caso del pan ácimo, ayuno los sábados, consumo de carnes prohibidas y de nuevo el asunto del filoque. El Papa Leon IX le contesto enviando una embajada encabezada por Humberto da Silva, depositando el 19 de abril de 1054 una Bula  en Santa Sofía excomulgando al patriarca. El domingo siguiente Cerulario quema la Bula y declara el Cisma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR