publicidad

20 de junio de 2011

EL EJERCITO ASIRIO ( reforma de Tiglat-Pileser III)


Tras la muerte de Salmanassar III en el año 824 a.C. comenzó un época de  declive ya que las conquistas militares anteriores no lograron crear un verdadero imperio sino más bien una esfera de influencia bajo su poder. Una serie de guerras civiles y rebeliones entre varios reyezuelos incapaces de mantener la estabilidad y de preservar el poder asirio sobre la creciente fértil (Mesopotamia, palestina, Egipto).
En el año 745 a.C. una revuelta en Ninrud puso en el poder al general Pulu coronado con el nombre de Tiglat-Pileser III. Comenzó una serie de reformas para reforzar el poder central y anexionar los territorios conquistados al imperio convirtiéndolos en provincias. Comienza un periodo de esplendor conocido como el imperio neoasirio caracterizado por las  campañas militares prácticamente y la expansión territorial.
Se creó un ejército permanente reforzado temporalmente por un sistema de reclutamiento de levas. Esta maquinaria de guerra estaba formada por: la guardia real; el ejercito permanente formado por soldados profesionales que incluía a los mejores soldados del reino y de los territorios subyugados. Y la  leva en masa para tiempos de crisis.
Este ejército necesitaba de un continuo suministro de hombres por lo que trataban de integrar a las poblaciones conquistadas lo más rápidamente posible en su ejército. Ejemplo de esto son los carros de Samaria, barcos fenicios y tropas medas, cimerias, elanitas…
El arma principal era el carro pesado, tirado por cuatro caballos empleado principalmente en una táctica de carga  capaz de romper las líneas enemigas. Inicialmente la tripulación estaba formada por tres hombres pero en el SºVII a.C. ( Arsunasipal II) se componía de cuatro tripulantes con buenas armaduras: conductor, arquero y dos lanceros estos carros eran protegidos por la caballería.
La caballería fue utilizada tanto en combate como en misiones de exploración y mensajería. Originalmente los caballos eran montados por dos jinetes uno que guiaba al animal y usaba el escudo mientras otro disparaba el arco. Bajo Tiglatpileser III se incluyeron lanceros pero la caballería asiria continuó yendo en parejas, el caballo llevaba una armadura textil. Esta revolución ocasiono la pérdida de valor del carro debido al menor coste y a la mayor flexibilidad táctica.


En el escenario bélico del momento la batallas campales perdieron importancia estratégica frente a la toma de las ciudades por lo que los asirios necesitaron de un buen ejercito de asedio. La  más sencilla era las escaleras, el rascado de la muralla de adobe y la minería. El ariete fue una de las principales contribuciones asirias a la historia militar, también utilizaron torres de asedio e incluso algunas flotantes para atacar murallas frente al agua.
La magia tenía gran importancia en el ejército asirio. Las guerras no se podían celebrar sin unos rituales como la lectura de vísceras, la astrología. El rey debía mantener el orden de los dioses y cumplir con la promesa al dios Assur de extender el imperio.
Unos de las estrategias más utilizadas era la guerra psicológica ya que los pueblos que no se rendían eran totalmente masacrados como advertencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR